LA VASTA MAYORIA DE LAS LUCES DE HESSDALEN TIENEN UNA EXPLICACIÓN

En su trabajo científico titulado “Local SETI”, cuya lectura recomendamos, el astrofísico Dr. Massimo Teodorani brinda una explicación para la garn mayoría de las luces vistas, detectadas y registradas por instrumentos, en el valle  de Hessdalen, Noruega.

A continuación, brindamos esa explicación, fruto de la permanente labor científica realizada allí durante varios años.

No obstante, hay un pequeño porcentaje de luces que no admite esta explicación, y que continúa siendo el acicate para actuales y futuras investigaciones,  siendo posible que las mismas tengan un origen natural aún no determinado, o un origien humano artificial. La última posibilidad, sería un origen exógeno, hipótesis a la cual no se  puede llegar hasta no descartar debidamente las dos posibilidades previas.

Entre tanto, esta es la explicacion que brinda el propio Dr. Teodorani:

Muy recientemente una teoría mucho más completa, que es capaz de explicar la mayoría de la información registrada, ha sido cuidadosamente elaborada (Teodorani, 2004). Tal teoría, que originalmente fue desarrollada por el físico-químico David Turner (2003) a fin de explicar el fenómeno del rayo globular (Stenhoff, 1999), ha demostrado ser muy adecuada para explicar también los fenómenos tipo Hessdalen. Consiste en un mecanismo termo-químico que produce  y mantiene esferas de luz cuya estructura y características radiantes parecen coincidir con por lo menos el 80% de los fenómenos de los cuales se han efectuado mediciones en Hessdlen. En la primera fase, llamada la Fase de Disparo Tectónico  --el aire puede ser ionizado por tensión tectónica causando simultáneamente piezoelectricidad y la emisión de ondas de VLF (muy baja frecuencia)  y UHF (ultra alta frecuencia), de tal modo que se puede formar una esfera de plasma debido a la interacción entre partícula y onda (Zou, 1995).  En el área específica de Hessdalen, la tensión tectónica se puede producir por el agua de un río que penetra entre las múltiples cavidades presentes en el valle y que luego se congela cuando la temperatura desciende: de esa forma el hielo comprime múltiples rocas de cuarzo que están presentes en la zona lo que produce las mejores condiciones para la piezoelectricidad.  El desarrollo y mantenimiento de este mecanismo también es asistido por la presencia en el valle de una gran cantidad de cobre, el cual tiene su bien conocida propiedad de conductividad.  En una segunda fase (Turner, 2003), llamada Fase de Confinamiento Termo-Químico, el plasma que se ha formado se puede mezclar con vapor de agua y aerosoles, para crear una luz globular caliente y de bordes definidos con una cobertura fría de agua e iones, en la cual ocurren intercambios de energía eléctrica y termo-química siguendo el modelo de una bomba de calor.  De tal manera que algunas fuerzas internas son capaces de contrarrestar la presión externa y consecuentemente la esfera de luz se autoregula en una especie de equilibrio hidrostático. La re-minimización de la energía en la superficie puede determinar tanto los efectos de arracimamiento de esferas como la eyección de esferas. El típico movimiento errático y las características cinemáticas se pueden explicar por asimetrías en la capa de gotas de las esferas de luz, que pueden estar causadas por cambios ya sea en su estado químico o eléctrico.
En el caso específico de Hessdalen, la posible producción espontánea de puntos cuánticos monodispersos puede deberse a esporas de hongos microscópicos, como los principales elementos semi-conductores, descompuestos por el plasma central de la esfera de luz. Esto puede explicar satisfactoriamente no sólo el espectro parecido a la luz emitida por diodos (LED) sino también la existencia de esferas de colores característicos. Algunos de los comportamientos observador por radar y rayos infrarrojos se pueden explicar también usando este modelo.

0 comments: