No hay Fenómenos Luminosos Anómalos en torno al Popocatépetl



SOBRE LA FOTO: El 21 de Diciembre de 2000 los principales titulares de los dirios Milenio y Extramex presentan una fotografía de un objeto luminoso volante desconocido sobre el volcán Popocatépetl en erupción, ubicado cerca de Ciudad México y Pueba. La espectacular fotografía tomada por el reportero Alfonso Reyes el jueves 19 a las 6 y 10 de la mañana mientras hacía un informe sobre el violento despertar, presenta a un brillante objeto luminoso que contrasta con las nubes de humo negro emanadas del cráter del volcán. La foto fue tomada con una exposición de 20 segundos y una lente angular de 24mm según el testimonio del Sr. Reyes. Sin embargo, en el momento él no vio el objeto volante y no fue sino cuando reveló la película que descubrió lo que había captado la  cámara. Debido al extenso tiempo de exposición la cámara captó la trayectoria luminosa descendiente  del objeto que parece hacer un rápido giro hacia  la dirección del cráter. La  posibilidad de un meteoro fue descartada considerando la trayectoria descrita por el objeto y también ningún avión o helicóptero estaba presente en el lugar por razones obvias.



REFERENCIA:

Fuente: Santiago Yturria

De KronoMan  kronoman@yahoo.com

21.12.2000



NOTA:

El hecho de que el fotógrafo no vió el objeto duranteo la exposición de 20 segundos puede ser una señal de que el OVNI no era un objeto grande sino uno muy pequeño.



Puede haber sido una luciérnaga.

------------------------------------------------------------------------------------------------



La ponencia del Dr. Masimo Teodorani sobre "Local SETI", refiere a varios y diferentes puntos geográficos en el planeta donde –según el autor—se dan Fenómenos Luminosos Anómalos al estilo Hessdalen.


Entre esos lugares, aparece mencionado el emblemático volcán Popocatéptl, orgullo de los mexicanos.


Nos llamó la atención esta referencia, por cuanto, --salvo los devaneos comerciales de Maussán y algún otro “ufólogo”—nunca se supo que tales fenómenos luminosos se produjeran como algo natural y recurrente en torno al volcán.


Decidimos consultar entonces al Ing. Luis Ruiz Noguez, investigador de larga data, estudioso de estos temas, y miembro de nuestro Grupo.


Esta es su respuesta:


El Popocatépetl o "la montaña que humea" (del nahuatl Popoca: "que humea"; y tépetl: "montaña") es un volcán que ha estado activo durante muchos siglos. Ya los nahuas o aztecas y diversas tribus de los alrededores hablaban de esta montaña.



En la rica mitología mezoamericana no se menciona nada parecido a luces en el cielo en o alrededor del Popocatèpetl.



El volcán es perfectamente visible desde la ciudad de México y área metropolitana. También se le puede ver desde otros estados y ciudades como Puebla y Tlaxcala. Es decir, casi 25 millones de seres humanos podrían ser testigos de actividad lumínica en el Popocatèpetl si esta existiera.



Las televisoras tienen sus cámaras apuntando al volcan y es común que las primeras imágenes de los noticieros muestren el volcán. Ocasionalmente se hace un resumen de su actividad diaria. Es más, el organismo gubernamental CENAPRED (Centro Nacional para la Prevenciòn de Desstres), tiene varias cámaras vigilando día y noche el volcán.



En efecto, hay muchas fotos tomadas de las cámaras del CENAPRED que muestran puntos y manchas oscuras en el cielo, pero es seguro que estos objetos sean insectos y/o pájaros cercanos a las cámaras. Los aficionados a los ovnis hacen capturas de pantalla de estos animales y los presentan como ovnis.



En la noche, si hay actividad volcánica, se pueden ver luces. Son fragmentos de rocas incandescentes lanzados por el volcán.



Hay una foto muy famosa, que tú mencionas. Fue tomada por Alfonso Reyes y muestra una luz con una estela luminosa que podría ser una luciérnaga, como se dice, un relàmpago o incluso una centella formada por efectos triboluminiscentes.



Hace algunos años estuvieron en Mèxico Erling Strand y Paul Devereux estudiando los campos magnéticos alrededor del volcán. Claro que encontraron intensa actividad magnética, como sería lógico encontrarla en otros volcanes.



Los ovnis, entendidos como naves de otros planetas, sólo están en las mentes de los ufólogos, y a Don Goyo (el Popocatèpetl) no le importan. El sólo espera que despierte su amada, la Iztaccihuatl (la mujer dormida).

0 comments: