UN MENSAJE MISTERIOSO y la sospechada fuente


Hace pocos días, mientras todo el mundo lamentaba la pérdida del Airbus A330-200 vuelo 447 de Air France sobre el Océano Atlántico, y equipos de búsqueda trabajaban esforzadamente para encontrar las “cajas negras” del avion y los cadáveres de pasajeros o tripulantes, un mensaje misterioso llegó a mi correo electrónico.

Sin firma o nombre de remitente, el mensaje decía una e las cosas más estúpidas que haya podido escuchar en mucho tiempo: que el avíon cayó debido al trabajo de hackers!

Esto me resultó tan escandaloso que inmediatamente borré el mensaje, y me quedé pensando que si había un lugar del mundo desde el cual podía venir este mensaje, debía ser Argentina. Y digo esto sin ánimo de ofensa para nuestros miembros argentinos, o los argentinos en general. Pero deberán admitir que esta es una triste realidad, actualmente.

Bueno, recibí un segundo mensaje, esta vez identificando la fuente como un llamado Grupo Elron, que opera bajo la dirección de un “gurú” llamado Jorge Olguin, desde…..¡Argentina!

Como es habitual, demostró ser una mezcla de esoterismo, cultismo, extraterrestres, y un montón de conjeturas conspirativas. Nada a tomar en serio o en qué perder un minuto de tiempo.

Pero lamentablemente verificamos una vez más cómo las más absurdas especulaciones son capaces de atraer las mentes de personas débiles que no disciernen con la razón y la lógica cuál es la realidad, y no se molestan en acudir a las fuentes científicas y técnicas para encarar diferentes temas.

Hay un grupo de personas que prefiere y está bien abierto a cualquier tipo de relato y a diseminar el rumor más ridículo, como si fuera la real y oculta verdad.

Como la versión inventada que anuncia que el 27 de Agosto, Marte se verá tan grande como la Luna en el cielo. Algo que no resiste el mínimo análisis.
Sin embargo, esta espúria especie ha sido enviada a través de la internet desde 2003, ¡y se repite casi todos los años! Ver: http://ciencia.nasa.gov/headlines/y2005/07jul_marshoax.htm

Milton W. Hourcade

0 comments: