UNA PROPUESTA DEL DR. TEODORANI

El Astrofísico italiano Dr. Massimo Teodorani --miembro del GEFAI-- nos ha hecho llegar el texto de su propuesta que está circulando en Europa, para la creación de un Centro Científico Europeo para la Investigación de los Fenómenos Aéreos Inusuales.

Esta es la traducción exclusiva del GEFAI, al español.

Estimados señores y colegas:

Esto es para informarles que un politico italiano (el Honorable Mario Borghezio, Liga del Norte) ha presentado el 14 de Junio de 2010, una declaración escrita para un “interrogatorio” en el Parlamento Europeo concerniente al tema de los “Fenómenos OVNI”.

He elegido actualmente ser uno de los principales científicos asesores de este político, no debido a razones políticas (mi elección de votar a la Liga del Norte es sólo una coincidencia, y habría voluntariamente apoyado una iniciativa por cualquier otro Euro-parlamentario cualquiera fuesen sus ideas políticas) sino porque pienso que es necesario que se destine mucho más atención y dinero para fianciar una verdadera investigación científica de los “Fenómenos OVNI” en general. He evocado aqui un término que nunca me gustó: prefiero llamarles “Fenómenos Aéreos No-Identificados” (FAN), pero la sustancia es la misma.

No estoy muy interesado personalmente en “acciones de revelación”, en nuevas descripciones de testigos o en dar a conocer nuevos “documentos secreteos” (a menos que sean documentos científicos, técnicamente relevantes), pero tengo total respeto por quienes están mayormente interesados en este (mayormente histórico) aspecto del tema bajo estudio, que será fuertemente considerado también en este planeado “interrogatorio”.

Mi principal interés consiste en la posibilidad de la creación de una Institución Científica Europea capaz de dedicar concretos y constantes esfuerzos científicos. En estudiar el fenómeno en todos sus aspectos (incluyendo las “luces terrestres” de origen geofísico, sobre las cuales estoy haciendo una investigación física desde hace 16 años). Esto necesariamente implica, en particular, competencias tales com las de física, astronomía, astrofísica, geofísica e ingeniería (pero tambén psico-sociología en muchos otros aspectos): esto significa –al menos de acuerdo a la manera en que veo la cosa en términos pragmáticos—el despliegue y uso de sofisticado instrumental de monitoreo y medición a ser colocado en lugares donde un fenómeno aéreo anómalo en general es más recurrente en Europa y/o donde algunos ocasionales y transitorios “flaps” estén repentinamente ocurriendo. Este tipo de acciones son las únicas capaces de producir *números* y no palabras.

Como resultado necesario, precisamos números, gráficas, cálculos matemáticos (teóricos, experimentales y estadísticos), y discusiones lógicas, que surjan de los datos adquiridos por los nuevos sensores que necesitamos absolutamente, a fin de mejorar esta investigación y para sacarla de una vez por todas de los muchos charlatanes (y mercaderes) que continúan especulando sobre este tema sacando ventaja de la credulidad popular.

Es cierto que el pueblo “necesita saber la verdad”, pero es mucho más cierto que el pueblo “necesita comprender cómo esta cosa funciona” (si esta cosa realmente existe). Esto es exactamente lo que me interesa.

Este enfoque sería extremadamente util aún si las investigaciones científicas tuvieran que demostrar que el fenómeno bajo estudio es solamente un truco muy bien estructurado y una acción engañosa.

Por lo tanto, honestamente pienso que ha llegado el momento de dejar de una vez por todas de divertirse a costas de la gente mediante la propagación de historias estrafalarias (las que, dicho sea de paso, desacreditan también los esfuerzos de investigadores serios). Aún si el fenómeno bajo estudio no es algo fácil de manejar, usando los métodos científicos podemos alcanzar un importante objetivo: distinguir con precisión las verdaderas flores, de la maleza y concentrar posteriormente nuestra atención sólo en las flores (cualesquiera las flores puedan ser).

Hasta ahora, sospecho que la mayoría de los fenómenos OVNI son en parte puros trucos y en parte un “fenómeno electromagnético” natural, del cual hasta ahora sabemos solamente un poco. Pero (también como un promotor europeo de la Iniciativa SETV) no excluyo a priori otros posibles orígenes, aún los más exóticos. Sólo la ciencia y su continuidad de enfoque (más su determinación de alcanzar su objetivo) pueden decidir qué es lo que estamos enfrentando desde hace tantas décadas.

Y sólo una apropiada financiación conjuntamente con muy bien escogidas y apuntadas competencias científicas interdisciplinarias –concretadas en un posible “Observatorio Europeo dedicado al Estudio Científico de los Fenomenos Aéreos No-Identificados” – nos permitirá dar importantes pasos hacia adelante en esta materia tan controversial.

Aún si en general no me agrada la política (y no tengo siquiera mucho tiempo para ella) todos sabemos que todo esto debe depender también (y quizás mayormente) de decisiones politicas. Por lo tanto una posible amable pero resoluta “presión” sobre los políticos de los países europeos podría resultar ser una decisión pragmática.

Aquí se puede encontrar una lista de todos los Euro-parlamentarios
http://www.europarl.europa.eu/members/public/geoSearch.do?language=EN

Es importante que tantos parlamentarios como sea posible (de cualquier color político) firmen el petitorio parlamentario que ahora está circulando. Por lo tanto (especialmente para los recipientes europeos de este mensaje) es importante enviarles tan pronto como sea posible un correo electrónico a fin de invitarles a pensar en profundidad sobre el tema en cuestión y la necesidad de iniciar cuanto antes sea posible un serio estudio científico sobre el mismo.

Una observación final. Cuanto más se desestime este problema por parte de quienes deberían considerarlo usando la necesaria atención, más continuarán prevaleciendo los “cuentos ovnilógicos”, los trucos, las falsedades, las sectas new age y otras manifestaciones de “pensamiento irracional” y el engaño continuará prevaleciendo.

Una investigación científica es por lo tanto absolutamente necesaria para arrojar luz sobre este importante problema. El objetivo de esta nueva iniciatiava (un primer intento del mismo tipo fue hecho por el físico teórico Prof. Tullio Regge hace 17 años, cuando él era un Euro-parlamentario en aquel tiempo) es mayormente doble: 1) dar a conocer los “archivos OVNI” que aún permanecen secretos; 2) establecer un Centro Científico Europeo totalmente dedicado al estudio en profundidad de tales fenómenos. Estoy mayormente interesado en lo segundo.

Cualquiera sea el fenómeno, podemos aprender mucho de la física que está implicada en el problema, con un consecuente progreso en nuestra comprensión y conocimiento científicos y un consecuente final a los engañosos cuentos infantiles, medievales y obsoletos.

Creo que el rigor y la mente abierta juntos constituyen la Ciencia en su más pura expresión.

Gracias a todos ustedes por vuestra gentil atención,

Massimo Teodorani

0 comments: