APOPHIS: AT 26 YEARS AND COUNTING…

Asteroid Apophis is en route approaching the Earth. There would be two approaches. The first on April 13 of 2029, and the second on April 13 of 2036.

This last one has raised concerns for a possible hit with our planet.

Astronomers are on alert, but currently they rely on the possibilities of better measurements done by 2013, and then take a decision about what to do.

To have a better idea about the chances of this astronomical collision and the effects on Earth as well as the plans to deflect Apophis, we reproduce here some useful information.

We are going to follow up this story, and publish updates whenever they are available.

5 Plans to Head Off the Apophis Killer Asteroid

More than 100,000 asteroids hurtle past our planet. But only one—that we know of—may hit us in the next 30 years.
By David Noland

Published in the December 2006 issue. Of Popular Mechanics


Former astronaut Rusty Schweickart, now 71, knows a thing or two
about objects flying through space, having been one himself during a spacewalk on the Apollo 9 mission in 1969. Through the B612 Foundation, which he co-founded in 2001, Schweickart has been prodding NASA to do something about Apophis—and soon. "We need to act," he says. "If we blow this, it'll be criminal."

If the dice do land the wrong way in 2029, Apophis would have to be deflected by some 5000 miles to miss the Earth in 2036.


According to projections, an Apophis impact would occur somewhere along a curving 30-mile-wide swath stretching across Russia, the Pacific Ocean, Central America and on into the Atl
antic. Managua, Nicaragua; San José, Costa Rica; and Caracas, Venezuela, all would be in line for near-direct hits and complete destruction. The most likely target, though, is several thousand miles off the West Coast, where Apophis would create a 5-mile-wide, 9000-ft.-deep "crater" in the water. The collapse of that transient water crater would trigger tsunamis that would hammer California with an hour-long fusillade of 50-ft. waves.

NASA, however, is taking a wait-and-see attitude. An analysis by Steven Chesley of the N
ear Earth Object program at the Jet Propulsion Laboratory (JPL) in Pasadena, Calif., concludes that we can safely sit tight until 2013. That's when Apophis swings by Earth in prime position for tracking by the 1000-ft.-dia. radio telescope in Arecibo, Puerto Rico. This data could also rule out a keyhole hit in 2029. But if it doesn't, the transponder mission and, if necessary, a last-resort deflection mission could still be launched in time, according to Chesley. "There's no rush right now," he says. "But if it's still serious by 2014, we need to start designing real missions."

¿HOW TO HEAD OFF AN ASTEROID?

Under this title, the issue of December 2006 of Popular Mechanics published a diagram of the 5 possibilities to avoid a collision of the asteroid Apophis with the Earth.


------------------------------------------------------------------------------------------------

Russia plans asteroid-defence space mission to Apophis

By Lewis Page

Published by “The Register” - posted in Space, 31st December 2009 10:19 GMT


Russia may deploy defensive spacecraft against the Apophis asteroid, which is almost certainly not going to hit the Earth, according to remarks by the head of the country's space agency.

"I don't remember exactly, but it seems to me it could hit the Earth by 2032," said Anatoly Perminov, quoted by AP.

In this Perminov is technically correct. Apophis is set to pass close by the Earth in 2029 - so close that it will be nearer than television satellites in geosynchronous orbit. Collision at that stage has been ruled out, but according the latest NASA analysis there is a remote chance - 1 in 250,000 - that the 27-million-tonne rock might pass through a so-called "keyhole" during the 2029 pass which would alter its course so as to hit us on the next pass, in 2036.

"People's lives are at stake," Perminov reportedly insists. "We should pay several hundred million dollars and build a system that would allow us to prevent a collision, rather than sit and wait for it to happen and kill hundreds of thousands of people."

One popular strategy for deflecting rogue asteroids is the use of nuclear weapons. Other schemes involve a shove delivered by a spacecraft, probably having only a minuscule effect on a big object like Apophis but enough that it would miss tiny Earth in the vastness of space. Yet other plans would see solar reflectors used to boil matter off from icy/carbonaceous asteroids.

Perminov refused to be drawn on the details of his Apophis scheme, though he did specify that there would be no nuclear explosions. This is probably just as well, as weapons of mass destruction are forbidden in space by international treaty.

Those sceptical of the Russian regime will see the announcements as sinister - after all, an asteroid-nudging spacecraft could just as well direct Apophis to hit Earth - perhaps chosen parts of Earth - as deflect it away. In the event of a strike, the rock would hit with energy equivalent to a 500 megaton nuke barrage.

However, conspiracy theorists can probably relax on this one. Perminov is keen to recruit other space agencies to the project, including NASA and the ESA. Observers have noted that though the effort is highly unlikely to be required in the case of Apophis, it could save us all in the event of another threatening rock coming on the scene. ®

APOFIS: A 26 AÑOS Y CONTANDO...

El asteroide Apofis está en ruta aproximándose a la Tierra. Habrá dos aproximaciones. La primera el 13 de Abril de 2029, y la segunda el 13 de Abril de 2036. Esta última ha planteado preocupación por un posible choque con nuestro planeta.

Los astrónomos están alertas, pero actualmente decansan en las posibilidade de realizar mejores mediciones en 2013, y luego tomar una decisió
n sobre qué hacer.

Para tener una mejor idea acerca de las posibilidades de esta colisión astronómica y los efectos sobre la Tiera así como los planes para desviar a Apofis, reproducimos aqui alguna información util.
Vamos a hacer un seguimiento de esta historia, y a publicar actualizaciones sobre la misma toda vez que estén disponibles.

5 Planes para Desviar el Asteroide Asesino Apofis

Más de 100.000 asteroides pasan por nuestro planeta. Pero sólo uno –que sepamos—puede chocarnos en los próximos 30 años.

Escrito por David Noland

Publicado en el ejemplar de Diciembre de 2006 de Popular Mechanics

[Lo que sigue son partes sustanciales del artículo]

El ex-astronauta Rusty Schweickart, que ahora tiene 71 años, sabe un par de cosas acerca de objetos volando a través del Espacio, habiendo sido él mismo uno de ellos durante una caminaTa espacial en la misión Apolo 9, en 1969. A través de la Fund
ación B612, que él co-fundó en 2001, Schweickart ha estado pinchando a la NASA para que haga algo acerca de Apofis –y pronto. “Necesitamos actuar,” dice. “Si lo pasamos por alto, será criminal.”

Si la suerte no nos acompaña en 2019, Apofis tendrá que ser desviado en unas 5000 millas para que no choque contra la Tierra en 2036.

Según las proyecciones, un impacto de Apofis pod
ría ocurrir a lo largo de aproximadamente una faja de 30 mil millas de ancho que pasa a través de Rusia, el Océano Pacífico, América Central y va hacia el Atlántico. Managua, Nicaragua; San José, Costa Rica; y Caracas, Venezuela, todos estarían alineados para choques casi directos y completa destrucción. El blanco más posible, sin embargo, es varios miles de millas frente a la Costa Oeste de Estados Unidos, donde Apofis podría crear un “crater” de 5 millas de diámetroy 9.000 pies de profundidad en el agua lo que desataría tsunamis que golpearían durante una hora a California con una andanada de olas de 50 pies de altura.

La NASA sin embargo, está tomando una actitud de esperar y ver. Un análisis hecho por Steven Chesley del Programa de Objetos Cercanos en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) en Pasadena, California, concluye que nosotros podemos esperar hasta 2013. Entonces es cuando Apofis se mueve hacia la Tierra en posición
adecuada para rastrearlo con la antena de 1000 pies de diámetro del radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico. Esa información también puede descartar una choque en 2019. Pero si no lo hace, la misión de radiofaro y,si es necesario, como último recurso una misión de desvío aún podrían lanzarse a tiempo, segun Chelsey. “No hay apuro ahora,” dice. “Pero si esto aún es grave para 2014, necesitamos comenzar a diseñar misiones verdaderas.”

NOTAS: 1 milla = 1,609344 kilometros

1 pie = = 0,3048 metros


1 onza = 0,0283495231 kilograms
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿CÓMO DESVIAR UN ASTEROIDE? - DIAGRAMA

Bajo este título, el ejemplar de Diciembre de 2006 de Popular Mechanics publicó un diagrama de las 5 posibilidades para evitar una colisión del Asteroide A
pofis con la Tierra.



Como introducción, el diagrama dice:

"Afortunadamente, Apofis no necesita ser desviado más que aproximadamente una milla para evitar un “agujero de cerradura” en el Espacio –una región que enviaría al asteroide en curso de colisión con la Tierra. De otra manera, tendría que ser desviado 5000 millas para que escape a nuestro planeta. Esto reduce la energía requerida para desviar Apofis por un factor de aproximadamente 10.000 – haciendo que eso sea teóricamente posible usando la tecnología actual. Se han propuesto Una cantidad de métodos para realizar la tarea."

Y luego enumera los métodos:

CHOCARLO

Un simple navío espacial “impactador de energía cinética” de una tonelada que choque contra Apofis a una velocidad de 5000 millas por hora cambiaría teóricamente la velocidad del asteroide de 50 millones de toneladas en aproximadamente 0,0001 milla por hora. A lo largo de tres años, eso es un desvío de un par de millas.
Lo positivo: Ya sabemos cómo hacer eso: la sonda Impacto Profundo (Deep Impact) de la NASA, chocó un cometea el verano pasado. Lo negativo: Un impacto podría desprender nuevos steroides, y un impacto fuera del centro podría impartir un impulso rotatorio en lugar de un alejamiento.

IMPULSARLO

Un motor de cohete nuclear –o solar—impulsado por iones colocado en la superficie de Apofis podría generar unas pocas onzas de impulso en un período de semanas –lo suficiente para acelerar al asteroide las necesarios 0,0001 millas por hora. Lo positivo: La tecnología de motor iónico ya ha sido probada por la NASA en 1998, la misión Espacio Profundo 1 (Deep Space 1). Lo negativo: El cohete tendría que descender suavemente y estar firmemente adherido a una superficie de material desconocido. Debido a la rotación del asteroide, el cohete requeriría un complejo sistema de control, de modo que el impulso se pudiera aplilcaren una sola dirección.

REMOLCARLO

Un “tractor de gravedad” de 1 tonelada podría usar impulsores solares de iones po de hidracina, para sobrevolar a unos 800 pies sobre la superficie del asteroide. La gravedad ddel aparato espacial lentamente sacaría al asteroide de curso, transfiriendo de echo el impulso de los motores --una fracción de una onza por alrededor de un mes—al asteroide. Lo positivo: La desviación puede ser monitoreada y aún modificada a medida que va ocurriendo. Un tractor de gravedad también evitaría los problemas de rotación de un impulsor en la superficie. Lo negativo: Una posición de sobrevuelo es inestable, y se necesita combustible extra para mantenerla.

REVENTARLO

Una bomba termonuclear enterrada profundamente en Apofis podría teóricamente volverlo en un enjambre de pequeños asteroides. Lo positivo: La satisfacción visceral de reventar Apofis haciéndolo (esperamos) añicos. Lo negativo: Perforar en profundidad en el Espacio está más allá de la actual tecnología. Además, muchos asteroides radioactivos más pequeños pueden ser peores que uno enorme.

NUCLEARLO

Un mejor lugar parauna explosión nuclear seria simplemente sobre la superficie. Vaporizando el material de la superficie impulsaria a Apofis en otra dirección. Lo positivo: La rotación del asteroide no importa. Lo negativo: El uso de armas nucleares en el espacio está actualmente prohibido por el derecho internacional, y apilar bombas nucleares para una misión a un asteroide podría obstaculiar los esfuerzos de desarme.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Rusia planea misión espacial de defensa contra el asteroide Apofis


Artículo publicado por “The Register” el 31 de Diciembre de 2009.

Escrito por Lewis Page


Rusia puede desplegar un aparato espacial defensivo contra el asteroide Apofis, que es casi seguro que no va a chocar con la Tierra, según los comentarios efectuados por el Director de la agencia espacial del país.

“No recuerdo exactamente, pero me parece que podría chocar contra la Tierra por 2032,” dijo Anatoly Perminov, citado por AP.

En esto Perminov es técnicamente correcto. Apofis va a pasar cerca de la Tierra en 2029 –tan cerca que estará más cerca que los satélites en órbita geosincrónica usados para la televisión. Una colisión en esa circunstancia ha sido descartada, pero según el más reciente análisis de la NASA existe una remota posibilidad –1 en 250.000-- de que la roca de 27 millones de toneladas pueda atravesar un llamado “ojo de cerradura” durante el pasaje de 2029 que podía alterar su curso al punto de chocarnos en el próximo pasaje, en 2036.

“La vida de la gente está en juego,” se dice que inisiste Perminov. “Deberíamos asignar varios cientos de millones de dólares y construir un sistema que nos permita evitar una colisión, en lugar de sentarnos y esperar para ver si sucede y matar a cientos de miles de personas.”

Una estrategia popular para desviar asteroides peligrosos es el uso de armas nucleares. Otros esquemas implican un empujón dado por un aparato espacial, probablemente teniendo sólo un minúsculo efecto en un enorme objeto como Apofis, pero lo suficiente como para que escape a la pequeña Tierra en la vastedad del Espacio. No obstante otros planes usarían reflectores solares para hacer hervir la materia a partir de asteroides hielo/carbónicos.

Perminov se negó a ser llevado a dar detalles de su esquema para el Apofis, aunque sí especificó que no habría explosiones nucleares. Esto es probablemente justo, ya que las armas de destrucción masiva están prohibidas en el Espacio por un tratado internacional.

Quienes son escépticos del régimen ruso verán los anuncios como siniestros –después de todo, un aparato espacial golpeando un asteroide podría asimismo dirigir Apofis para que choque la Tierra –quizás partes seleccionadas de la Tierra— en lugar de desviarlo. En la eventualidad de un choque, la roca impactaria con una energia equivalente a una andanada de bombas nucleares de 500 megatones.

Sin embargo, los teóricos de la conspiración pueden probablemente distenderse en esto. Perminov está entusiasmado en reclutar a otras agencias espaciales para el proyecto, incluyendo la NASA y la ESA. Observadores han destacado que aunque el esfuerzo es altamente improbable que se requiera para el caso de Apofis, nos podría salvar a todos en la eventualidad de otra roca amenazante apareciendo en escena.

COMING TOGETHER FOR SOME WISE CRITERIA

Regretfully, within the Ufological environment there is a lot of envy, of competence, of jealousy, of mutual discredit.

And dealing with the subject itself, there seems to be a too emotional approach instead of a quiet, rational one.

Product of all of this is that almost 63 years after the Kenneth Arnold case, we are still debating some things that apparently we have been unable to solve, and we are debating them using the same arguments and the same ideas that in the 40’s and 50’s.

It seems that for some people we have not yet entered the 21st. Century!

We have still the tendency to classify people as “believer” or “skeptical”, when what really matters is honesty or dishonesty, is looking for the truth or looking for business, is being serious or being a swindler.

Therefore, I think that those of us who are taking this matter seriously, that really want to reach the truth, that manage the data with honesty, should try to come together.

For too long we have been –consciously or unconsciously—subsidiaries of initiatives and ideas taken mainly from the United States and/or Europe. Well, it’s time to say: not any more.

We should meet together to discuss respectfully and openly the issues, to make a list of the coincidences and the differences, and finally to elaborate together some wise criteria, as a basis to go on dealing with the subject, maybe in a different way, with new ideas and paradigms for the investigation and study of the UAP reports.

I think that we should do so, and from here I think we have to support any initiative trying to accomplish it.

After six decades, we deserve to ourselves to give us that opportunity!

Milton W. Hourcade
February 8, 2010

UNIÉNDONOS EN ALGUNOS CRITERIOS INTELIGENTES

Lamentablemente, dentro del ámbito Ovnilógico hay mucha envidia, competencia, celos, mutuo descrédito.

Y al tratar con el tema en sí, parece haber un enfoque demasiado emocional, en lugar de uno sereno y racional.

Producto de todo esto es que casi 63 años después del caso Kenneth Arnold, aún estamos debatiendo algunas cosas que aparantemente hemos sido incapaces de resolver, y estamos debatiéndolas usando los mismos argumentos y las mismas ideas que en las décadas de 1940 y 1950.

Parece que para alguna gente ¡aún no hemos entrado en el Siglo XXI!

Aún tenemos la tendencia a clasificar a las personas como “creyente” o “escéptico”, cuando lo que realmente importa es la honestidad o deshonestidad, es la búsqueda de la verdad o la búsqueda del negocio, es ser serio o ser un embaucador.

Por lo tanto, pienso que aquellos de nosotros que encaramos el tema seriamente, que realmente queremos alcanzar la verdad, que manejanos la información con honestidad, deberíamos tratar de reunirnos.

Por demasiado tiempo, hemos sido –conscientemente o inconscientemente—subsidiarios de iniciativas e ideas extraídas mayormente de Estados Unidos y/o Europa. Bueno, ha llegado el momento de decir: ya no más.

Deberíamos encontrarnos para considerar respetuosamente y abiertamente los temas, para hacer una lista de coincidencias y diferencias, y finalmente para elaborar juntos algunos criterios inteligentes, como bases para proseguir considerando el tema, quizás de una mandera diferente, con nuevas ideas y paradigmas para la investigación y el estudio de los informes de FAI.

Pienso que deberíamos hacer eso, y desde aquí pienso que tenemos que apoyar cualquier iniciativa que trate de lograrlo.

Luego de seis décadas, ¡nos merecemos darnos esa oportunidad!

Milton W. Hourcade
Febrero 8 de 2010