Creciente interés en los OVNIs en Argentina: ¿por qué?


Si una red social de internet puede ayudar a medir lo que está pasando entre personas interesadas en OVNIs, Facebook es de gran ayuda.

Desde que abrí mi página FB, día tras día soy testigo de la creación de una nueva organización, de cafés temáticos, de nuevas revistas, nuevas páginas web y programas de radio referidos a los OVNIs, en Argentina.

Por un lado sorprende el entusiasmo de esas personas involucradas en tales actividades, como si Argentina fuese un lugar privilegiado en el mundo supuestamente visitado por “naves espaciales extraterrestres” (porque en la vasta mayoría de las personas que tratan el tema allí, esa es la idea detrás de su interés).

Para mi, (con algunas honorables excepciones de personas que conozco muy bien desde mucho tiempo) mayormente se trata de recién llegados que evidentemente no saben casi nada de los 65 años de historia de los OVNIs y de la Ovnilogía, y hay una marcada ausencia de buenos criterios y de pensamiento lógico, que son sustituidos por las ganas de creer, y un festival de fantasía y casi locura.

Cuando podemos leer que alguien que piensa que frecuentemente ve “naves espaciales E.T.” escribe: “cada vez que veo una de ellas las saludo diciendo ”, francamente pienso que estamos frente a una clara manifestación de una personalidad con tendencia a la fantasía, no realmente ante un testigo. Esa conducta es algo que está fuera de la realidad.

Como las personas que en su desconocimiento,  piensan que están viendo “estelas químicas” (siguiendo la idea conspirativa tras ellas) cuando lo que ven son simplemente estelas de condensación de los aviones.

Más interesante es verificar de dónde obtienen su “información”: videos en YouTube y algunas páginas web “platillistas”.

Hay también un creciente número de personas que apuntan su cámara de fotos o de video a cualquier lugar del cielo, y cuando van a ver qué han obtenido de su “aventura”, son recompensados viendo en la pantalla de sus PCs o laptops un pequeño punto o línea que inmediatamente ellos mismos declaran que es un “OVNI” y seguramente la subirán a YouTube y la pondrán en Facebook y en páginas web, como “Video de un OVNI en…” o “OVNI fotografiado en…”

Revirtiendo lo que ha sido una regla por décadas entre los Ovnílogos, ellos llaman “OVNI” a lo que realmente es una “denuncia de OVNI”, no comprendiendo que la declaración de que algo es un OVNI ocurre después de un meticuloso trabajo de investigación y estudio de un caso dado, pero nunca antes.

Lo peor de todo es que no importa los esfuerzos por hacerles analizar, desarrollar criterios adecuados, y saber diferenciar entre un fenómeno natural o artificial conocido y algo “extraordinario”, parece que estuvieran dentro de un capullo en el cual se sienten confortables y no se molestan en aceptar, o siquiera considerar las advertencias, las clarificaciones y precisiones procedentes de personas que han dedicado una vida al tema OVNI.

Más aún, están totalmente confundidos acerca de quién es un real, verdadero y serio investigador, y quién es alguien que ha usado el tema OVNI como mercancía, creando “casos” fraudulentos, forzando a testigos a decir lo que no han visto, etc. y haciendo de los OVNIs su modus vivendi, como el Sr. F.Z. (no quiero ni nombrarlo) en Argentina, o Jaime Maussán en México.

Y luego tenemos que considerar otro par de cosas que aún inconscientemente están desempeñando un papel en este aparente brote de “actividad ovni” en ese país.

En un momento de serias dificultades económicas, el tema OVNI puede ayudar a distraer la atención de los verdaderos problemas que enfrenta la sociedad argentina, o puede ser un paliativo de situaciones estresantes que la gente está viviendo allí, y finalmente, para algunos de ellos, --ciertamente una ínfima minoría—puede ser una forma de hacer dinero, una vez más, explotando comercialmente la ganas de creer de la vasta mayoría de la gente.

De otra manera, no hay razón alguna para tal efervescencia en Ovnilogía como está ocurriendo allí.

La imaginación de algunas personas, y las ganas de creer y de pensar que han visto “algo que no es de este mundo” de otras, son los factores que pueden explicar esa extraña y casi exclusiva situación, que, dicho sea de paso, no se ve replicada en Chile y Uruguay, los dos países limítrofes con Argentina, ni en Brasil o cualquier otra parte del mundo.

Y por último, pero no menos importante, algunos individuos especulan con una visión catastrófica, creyendo en el mito del fin del mundo para Diciembre de este año.

Dicho todo esto, apoyo a IDREC, un grupo de jóvenes seriamente interesados en el fenómeno OVNI que trata de obtener imágenes de cosas que vuelan muy alto, usando su cámara de visor nocturno en conjunción con una pantalla de televisión. Necesitan perfeccionar su sistema, y ellos pueden ser útiles en un estudio hecho en un lugar caliente, donde pueda darse la presencia recurrente de Fenómenos Luminosos Anómalos.

También quisiera decir que las reuniones informales de personas para simplemente hablar abiertamente sobre asuntos relacionados con el tema OVNI son una plausible iniciativa y pueden llegar a ser plataformas desde las cuales avanzar a favor de buena investigación, análisis y estudio general sobre el tema. Por ahora no están haciendo Ovnilogía, sólo están dialogando.

Lic. Milton W. Hourcade 
Nota: las opioniones vertidas en este artículo son personales y no involucran oficialmente al UAPSG-GEFAI.

2 comments:

Piedra said...

¿Y queda descartada una intoxicación por parte de las autoridades para distraer la atención de temas más mundanos?

(bueno, eso es conspiranoia, ¿no?, esas cosas no pasan, ni han pasado nunca).

No digo que todo sea debido a esto, pero tiene y ha tenido un gran peso, si no, solo fijarse en las grandes superproducciones del cine. (Claro, que el cine es una industria privada, ajena totalmente a estas chaladuras "mías").

Es decir, existe un plan de intoxicación y unos ayudantes involuntarios que le hacen el juego sin proponérselo.


Saludos desde Ratículi. ;)

Unknown said...

¿A que temas más mundanos que supuestamente habría que "ocultar" con el tema ovni te referís, Piedra?
Eso me sonó a "y con todas las cosas que están pasando" o "por eso estamos como estamos".