I N D E S T R U C T I B L E


Hubo una época, hace ya bastante tiempo, en que el estudio de todo lo relacionado con los entonces misteriosos objetos voladores no identificados, fue encarado seriamente por distintas personas en diferentes países.

También en ese entonces se formaron grupos que asumieron la tarea de intentar resolver el misterio.

Era el principio de lo que posteriormente fue denominado como el “Fenómeno ovni”.

El desafío era enorme.

Todas estas personas y grupos tuvieron que crear procedimientos, formularios, codificaciones y criterios para estudiar los casos que ocurrían en sus países, además de establecer contactos con distintas personas u organizaciones especializadas en áreas que posiblemente serían de utilidad cuando se estudiara algún caso.

Además había que entrevistar a los eventuales testigos de una observación “in situ” lo que implicaba muchas veces una tarea nada fácil.

Algunos lugares eran de muy difícil acceso por su ubicación. Los testigos podían haber tenido su experiencia en la ciudad, en el medio del campo, en lugares alejados de centros poblados o hasta en una isla distante de la costa, por ejemplo.

Además había que mantener contacto con otros grupos nacionales e internacionales así como con investigadores extranjeros.

También era muy importante la divulgación a través de los medios de prensa sobre los resultados de las investigaciones y la información correcta sobre el tema en general.

Ya en esa época habían aparecido los oportunistas de siempre, los “misticos” y los creyentes en la procedencia extraterrestre de los enigmáticos “objetos”...por lo que también se los debía enfrentar para poner las cosas en sus justos términos.

La tarea era muy demandante.

Fue un tiempo de mucha creatividad, actividad, esfuerzos y sacrificios personales pero gracias a ello muchos casos pudieron aclararse y se abrió un camino para que aquellos que se interesaran seriamente en el tema lo pudieran seguir.

El C.I.O.V.I. (Centro de Investigación de Objetos Voladores Inidentificados) del Uruguay, fue uno de los primeros grupos que encararon la investigación de forma responsable.

Pionero en el país, fue reconocido en todo el mundo por otras organizaciones similares y por investigadores de relevancia.

Hace no mucho tiempo, en documentos desclasificados por las autoridades estadounidenses, este Centro y algunos de sus casos investigados aparecen
mencionados en el famoso “Project Blue Book”.

El C.IO.V.I. funcionó desde el año 1958 hasta el 2008 año en que cesó sus
actividades.

Sin embargo aun hoy (año 2012) hay quienes recurren a él en busca de una explicación para sus observaciones, fotografías, etc. de cosas “extrañas”que relacionan con “ovnis”....

Lo hacen escribiendo a direcciones que quedaron registradas en Internet, sin saber que este centro como tal ya no existe.

Esa correspondencia se deriva inmediatamente al G.E.F.A.I.  ya que algunos miembros del C.I.O.V.I. actualmente integran este nuevo Grupo y allí se procede al estudio de esos casos, cumpliendo así con la tarea requerida originalmente al Centro.

Esto ha pasado frecuentemente y tengo la sensación de que va a seguir ocurriendo...

Como solemos comentar entre los miembros todavía activos del Centro que integramos el G.E.F.A.I.: el C.I.O.V.I. se resiste a desaparecer...y en broma afirmamos que no lo destruye ni la Kryptonita

G.V.  (Germán S. Vázquez Quartiani - co-fundador del C.I.O.V.I. - Miembro del G.E.F.A.I.)

0 comments: