Un “visor” estratégico para la investigación SETI


El siguiente es un resumen de la ponencia presentada por el miembro del UAPSG-GEFAI Dr. Massimo Teodorani, ante la Academia Internacional de Astronáutica – IAA el 27 de Septiembre de 2012.

Aparte de varias falsas alarmas y pocas señales sospechosas no repetidas, la investigación SETI hasta ahora no ha provisto resultados de relevancia. No obstante la tecnología actual de analizadores de espectro multi-canales para el SETI Radio, de dispositivos detectores pixelados para el SETI Óptico y nuevos telescopios dedicados a trabajar en ambos alcances de longitud de onda, ofrecen una tremenda potencialidad.  
 La exploración de todo el cielo, la búsqueda de blancos  y las estrategias de mochila juntas con el indiscutible éxito del descubrimiento de unos pocos exoplanetas que se sospecha son parecidos a la Tierra, hasta ahora no han incrementado significativamente la probabilidad de encontrar la aguja en el pajar.  A fin de verdaderamente explotar todos los extensos esfuerzos realizados hasta ahora, la investigación SETI necesita adoptar un más poderoso y redundante “visor” que esté sometido a las actuales técnicas de monitoreo y por lo cual consecuentemente pueda permitir pragmáticamente una mayor posibilidad de obtener un resultado positivo. La investigación teórica sobre las “esferas de Dyson” pronostica que la detección de un exceso de infrarrojo procedente de estrellas de tipo solar puede estar causada por “envoltorios tecnológicos circun-estelares” de varias formas [2]. La simulación matemática de curvas de luz producidas por la hipotética ocultación de objetos en órbita de naturaleza artificial y de varias formas geométricas ya está disponible [1]. En el primer caso, un estudio sistemático de la base de datos del telescopio espacial infrarrojo Spitzer, comparada con bien conocidos catálogos ópticos, puede demostrar ser una poderosa herramienta para buscar estrellas del tipo-G que tengan excesos infrarrojos anómalos, lo cual nunca está normalmente presente en tal tipo de estrellas debido a su estabilizada evolución. En el segundo caso, la búsqueda fotométrica de planetas extrasolares usando técnicas de ocultación, tales como la actual llevada a cabo por el telescopio espacial Kepler y aún más por futuros telescopios espaciales de mayor apertura dedicados a este papel específico, puede contribuir a identificar posibles objetos orbitales de naturaleza artificial cuyas dimensiones (pero no su forma, en el caso) sea comparable a la Tierra o menos. Ambas técnicas, la infrarroja y la de ocultación, pueden ser  conjuntamente correlacionadas en forma cruzada y finalmente utilizadas como un “visor” para una búsqueda verdaderamente dirigida al blanco, para el SETI Radio y el SETI Óptico. De esta manera todo el potencial tecnológico de los actuales procedimientos de monitoreo SETI serían eficientemente aplicados sin ninguna pérdida de tiempo significativa y enfocados hacia un rango mucho más restringido de posibles objetivos.

 REFERENCES

1. Arnold, Luc F. A. (2005). “Transit Light-Curve Signatures of Artificial Objects”. Astrophysical Journal, Vol. 627, Issue 1, pp. 534-539.
2. Timofeev, M. Yu; Kardashev, N. S. & Promyslov, V.G. (2000).”A search of the IRAS database for evidence of Dyson Spheres”. Acta Astronautica, Vol. 46, Issue 10-12, pp. 655-659.


 PRESENTACION ORAL  aceptada y presentada en Septiembre 27, 2012 en el
4-th IAA Symposium SEARCHING FOR LIFE SIGNATURES – Republica de San Marino Septiembre 25-28, 2012

El Dr. Massimo Teodorani es astrofísico. Recibió su doctorado en Astronomía en 1992 en la Universidad de Bolonia, con especialización en física estelar. Entre 1995 y 2005 ha estado trabajando como investigador en el Observatorio de Nápoles y en el Radiotelescopio del INAF en Medicina. Teniendo experiencia tanto en astronomía óptica y radioastronomía, llevó estudios sobre estrellas eruptivas, exoplanetas y SETI. También es un experto en la física de fenómenos anómalos del plasma de interés geofísico. Recientemente enseño física cuántica en la Universidad de Bolonia. Es autor de 16 libros de divulgación científica.

(Traducción exclusiva para UAPSG-GEFAI por Milton W. Hourcade)

0 comments: