FAI: Los medios sensacionalistas, las personas fantasiosas y el método científico.


En la actualidad, los Fenómenos Aéreos Inusuales han casi desaparecido de los cielos; no se menciona ni un aterrizaje, menos un ECIII. Nosotros los investigadores y expertos estamos casi obligados a considerar videos y fotos.

Ya no tenemos verdaderos FAI, sino ciber-FAI.

Esto abarca a la vasta mayoría de las denuncias de FAI que se hacen actualmente.

El tema en sí mismo agoniza, y lo que queda es un pequeño grupo de gente con tendencia a fantasear, lista para aceptar y devorar páginas web de dudoso origen y peores propósitos, que explotan la credulidad. Los así llamados “contactados”, listos para repetir como un disco la misma historia de su “experiencia” haciendo dinero mediante esa actividad, y aquellos que han montado un verdadero negocio basado en la permanente producción de boletines, CDs, DVDs acerca de los FAI y de materias supuestamente “relacionadas” como antiguas civilizaciones, agroglifos, orbes, barras, fantasmas, hombres de negro, y sombríos anuncios sobre el fin del mundo.

Confrontando todas estas manifestaciones de ignorancia, de la voluntad de creer en casi cualquier cosa, y a los medios sensacionalistas que ven en el tema de los FAI una forma de obtener ganancias, aumentar el rating y llamar la atención para vender más  diarios, están los investigadores serios; la gente que sin ningún otro recurso financiero que el suyo propio, y sin ningún compromiso que el que procede de la búsqueda de la verdad,  se siente compelida a investigar, analizar, estudiar y llegar a una conclusión acerca de una denuncia o serie de denuncias de FAI. 

Ese es el corazón del tema FAI. Esa es la correcta actividad a llevar a cabo. Ese es el difícil, a veces tedioso, nunca  recompensado, pero honesto, sincero enfoque con sentido común respecto del problema en general y de casos específicos.

La mejor actividad  relativa a los FAI procede de esta búsqueda de la verdad, de este esfuerzo por hallar una explicación razonable y plausible a algo que aparentemente era extraño o anormal.

¡No cabe duda!  El tema FAI es algo que tiene que ser tratado científicamente, y cuando se aplican la ciencia, el sentido común, el principio del rasero de Occam y la honestidad, una cantidad extremadamente limitada de cosas permanece inexplicada.

Y aún así, la falta de una explicación válida en un momento dado no implica que el caso no se pueda y no se deba revisar en el futuro y que entonces se pueda hallar posiblemente  una explicación.

Sean estas las palabras adecuadas para presentar un excelente trabajo analítico realizado por nuestro colega y amigo el Sr. Leopoldo Zambrano Enríquez (de Monterrey, México) y Miembro del GEFAI; sobre un sonado caso de "un extraño objeto cayendo en el volcán Pococatéptl" el 25 de Octubre de 2012.

Ver: http://meditacionesdeunfumador.blogspot.com//

Milton W. Hourcade 

1 comments:

NACHO69 said...

ARRIBA EL CHEPOLIN DE MONTERREY ...AJUAA