Foro Económico Mundial: potencialidad del descubrimiento de vida extraterrestre.


El Foro Económico Mundial se reunió el pasado 7 de Enero de 2013 en Davos-Klosters, Suiza, para elaborar el informe sobre Riesgos Mundiales 2013.

Y uno de los temas que surgió en dicha conferencia, fue el de la posibilidad de que se descubra vida en otros planetas.

A continuación –y en traducción exclusiva—brindamos ese informe.
------------
Como parte del Informe sobre Riesgos Mundiales 2013, la Red de Respuesta a Riesgos del Foro Económico Mundial ha identificado cinco riesgos “Factor X” en asociación con “Nature”. Éstos van más allá de los riesgos corrientes, apuntando  hacia cinco elementos emergentes potenciales que pueden cambiar la situación.

Dado el ritmo de la exploración espacial, es cada vez más concebible que podamos descubrir la existencia de vida extraterrestre o de otros planetas que podrían sostener vida humana. 

¿Cuáles serían los efectos en el flujo de fondos para la ciencia y el la propia imagen de la humanidad?

Fue apenas en 1995 que por primera vez encontramos evidencia de que otras estrellas también tienen planetas orbitándolas. Ahora se han detectado miles de “exoplanetas” que giran en torno a distantes estrellas. La misión Kepler de la NASA para identificar planetas del tamaño de la Tierra ubicados en la “zona habitable” (no demasiado caliente, no demasiado fría) de estrellas parecidas al sol ha estado operando por sólo tres años y ya ha encontrado miles de candidatos, incluyendo uno del tamaño de la Tierra. El hecho de que Kepler haya encontrado tantos candidatos en tan pequeña fracción del cielo sugiere que hay innumerables planetas como la Tierra orbitando estrellas como el Sol en nuestra galaxia. De aquí a 10 años podríamos tener evidencia no sólo de que la Tierra no es única sino que la vida existe en cualquier otra parte del Universo.

Supóngase que los astrónomos que estudian los exoplanetas un día encuentran señales químicas de vida –por ejemplo, un espectro mostrando la presencia de oxígeno, un elemento altamente reactivo que rápidamente desaparecería de la atmósfera de la Tierra si no fuera porque es repuesto por las plantas. El dinero bien podría comenzar a fluir para nuevos telescopios a fin de estudiar esos mundos vivientes en detalle, tanto desde tierra como desde el espacio.  Nueva financiación y nuevo poder mental pueden ser atraídos hacia los desafíos del vuelo espacial humano y las tecnologías necesarias para la humanidad, o sus emisarios de inteligencia artificial, para sobrevivir un viaje interestelar.

El descubrimiento sería seguramente una de las más grandes noticias del año y el interés sería intenso. Pero no cambiaría al mundo inmediatamente. Vida extraterrestre se supone fue descubierta antes, después de todo. Alrededor del comienzo del Siglo XX, el astrónomo estadounidense Percival Lowell convenció a mucha gente,  de que Marte estaba cruzado por un vasto sistema de canales construidos por una civilización moribunda. Pero la creencia de que la humanidad no está sola, no hizo mucho por alentar la buena voluntad y la armonía terrestres, y no detuvo el surgimiento de la Primera Guerra Mundial en 1914.

El mayor impacto del descubrimiento a corto plazo sería en la misma ciencia. Supóngase que las observaciones apunten a un potencial futuro hogar para la humanidad en torno a otra estrella, o la existencia de vida en nuestro sistema solar, --en los polos marcianos, en la sub-superficie de la luna congelada Europa, de Júpiter, o aún en los lagos de hidrocarbono de la luna Titán de Saturno. Los científicos inmediatamente comenzarían a presionar por misiones robóticas y aún humanas para estudiar las formas de vida in situ--  y las agencias financieras, atrapadas por el entusiasmo, podrían estar deseosas de escuchar.

La débil economía espacial tuvo un enorme año en 2012, que vio el nacimiento del transporte cuando la primer nave espacial comercialmente construida y operada tuvo un exitoso acoplamiento con la Estación Espacial Internacional, y un grupo de celebridades multimillonarias declaró intenciones de hacer realidad la minería de asteroides. El descubrimiento de una Tierra 2, o de vida más allá de nuestro planeta, puede inspirar  a nuevas generaciones de empresarios espaciales que satisfagan el desafío de llevar a la exploración humana de la galaxia, del ámbito de la ficción al de la realidad.

A largo plazo, las implicaciones psicológicas y filosóficas del descubrimiento pueden ser profundas. Si formas de vida (aun formas de vida fosilizadas) se encuentran en nuestro sistema solar, por ejemplo, el origen de la vida es “fácil” –en el sentido de que en cualquier parte del universo en que pueda surgir vida, va a surgir. Eso sugeriría que la vida es tan natural como una parte ubicua del universo, así como las estrellas y las galaxias.  El descubrimiento aún de vida simple alentaría la especulación acerca de la existencia de otros seres inteligentes y desafiaría muchas suposiciones que apuntalan la filosofía y religión humanas.

Mediante la educación básica y campañas de concientización, el público en general puede alcanzar una mayor alfabetización en ciencia y el espacio y una adaptación cognitiva que le prepararía y evitaría consecuencias sociales indeseables de tal profundo descubrimiento y de un cambio en el paradigma respecto al lugar que ocupa la humanidad en el universo.

Traducción de Milton W. Hourcade

0 comments: