¿POR QUÉ TE METISTE CON EL TEMA OVNI? - Cuento

Nuestro blog se caracteriza por su sobriedad. Por dar a conocer información sobre Astronomía, Aeronáutica, Astronáutica, y la referente al tema de los Fenómenos Aéreos Inusuales, así como trabajos científicos, y notas de fondo y reflexión sobre la tarea de investigación y estudio.
En este paréntesis que se abre entre las Fiestas Tradicionales, nos ha parecido agradable publicar algo diferente: un cuento.
Quien infiera algo más que eso, se equivoca. Esto es ficción pura. Es un cuento, y el único fin que persigue es entretener. Si lo logra, estamos satisfechos. 
  


En una reunión “para todos los interesados en el tema OVNI”, se dieron cita una veintena de personas en un bar y restaurante algo alejado del centro de la ciudad.

Quien invitó entonces lanzó la pregunta del título, y los presentes comenzaron a responder.

Alguien –por su cuenta—llevó una libreta de apuntes, y comenzó a anotar las respuestas.

El primero que habló dijo que él era una persona naturalmente curiosa, y que el tema le empezó a interesar casi desde que era niño, y cuando se puso a leer revistas y libros, cada vez se interesó más, porque ve que en todo hay como un misterio.

Una señora dijo que estaba enamorada de la idea de que otros seres inteligentes hayan llegado a la Tierra, y que para ella eso constituye una verdad evidente, y lo que está buscando es una forma de hacer contacto.

Un hombre maduro dijo que a él le interesaba llegar a la verdad en todo el asunto. Que él veía muchas tendencias y enfoques, pero que para él lo que contaba era la poca gente que seriamente se dedica al tema, y que sus lecturas y fuentes de información eran muy selectas.

Otro dijo que veía OVNIs todos los días, y los filmaba. Que tenía ya 3 mil 200  registrados, y que a cualquiera que quisiera le podía obsequiar un DVD para que se convenciera…..Luego de esas palabras siguió un silencio….y lo interrumpió un muchacho joven que dijo que para él los OVNI eran como animales que hay que salir a cazar. Y él tiene un equipo de visión nocturna y filmación, y sale a darles caza, y ha cazado a algunos.

Terció otro hombre maduro, quien dijo que él relaciona el tema con tradiciones indígenas de la Patagonia y de la zona cordillerana, donde junto a imágenes rupestres hay relatos de visiones de estos objetos.

Se sumó entonces alguien que dijo que tenía conocimientos adquiridos en eso desde hace muchos años, cuando leía la revista Planeta, y a Pauwels y Bergier. Y que había que rastrear en los relatos indígenas y de pueblos autóctonos de distintas latitudes y culturas, las historias y las construcciones dejadas por estos seres venidos del cielo, y comenzó a explayarse sobre las pirámides en distintas partes del mundo, la terraza de Baalbek en Irak, las construcciones pre-incaicas en Perú, las figuras de Nazca, el “astronauta” de Palenque, las imágenes “jo-mon” de Japón, y hasta habló de los continentes perdidos de Mu y Lemuria.

Otro asistente dijo que había que traer el tema a la actualidad, y que él y su esposa se especializaban en el estudio de dos tipologías: los hombres de negro y las abducciones. 

Melissa, una chica muy inquieta que se movía en su silla y desde el inicio era notorio que quería decir algo, finalmente encontró un momento propicio para decir que en la Laguna de los Cuervos, se observan extrañas apariciones de luces casi todas las noches, y que más de una vez se han llevado un gran susto porque se les han aparecido casi al lado, y así como aparecen desaparecen para reaparecer un poco más distantes. Cambian de forma y de color, pero deambulan por allí. Las han fotografiado y filmado. Por otro lado, está muy dedicada al tema de la mutilación de ganado, y ya tiene con un grupo  que trabaja con ella, 223 casos de animales mutilados. La pregunta dijo, es ¿quiénes son los que están haciendo eso y por qué?

Cuando alguien le preguntó si pensaba que eran extraterrestres, ella dijo que no lo sabía pero que encontraba que en el caso de las mutilaciones hay como cierto desafío o cierta burla…y explicó: si fueran seres venidos de otro mundo, y quieren estudiar nuestras especies, bastaría con que se llevaran algunos ejemplares de animales y punto.
No tendrían necesidad de devolverlos mutilados. Pero eso de dejar tirado a un animal mutilado, parece como un desafío a que uno descubra quién lo está haciendo, como una expresión de impunidad, como si dijeran: “ven, lo hacemos y ahí se lo dejamos…den con nosotros si pueden”.  

Alguien que estaba en el fondo del salón surgió con su voz para decir que él no veía ningún desafío ni burla. Que simplemente luego de obtener del animal lo que querían, se deshacían del resto que ocupa lugar y peso.

El que tomaba notas, una vez que la ronda de opiniones parecía haberse terminado, tomó la palabra y dijo que a él le importaban las estadísticas, que había coincidencia universal en que el porcentaje de casos denunciados y no explicados a lo largo de los años había sido cada vez más pequeño, y que en la actualidad, prácticamente no se registraba el tipo de avistamiento de objetos que habían abierto el tema en los años 40 y 50 del siglo XX.

Ya nadie habla de tripulantes, ni de encuentros cercanos. Ahora todo se refiere a imágenes que la gente toma con sus teléfonos celulares o a alguna imagen que le aparece a alguien en su computadora cuando mira una foto tomada a un paisaje, o un video obtenido con la misma intención.

Añadió que frente a esta realidad actual,  se pregunta a sí mismo, qué tiene que ver con lo que se veía hace 40 o 50 años atrás.

El moderador del grupo resumió un poco lo dicho por los asistentes, dijo que era un muy buen comienzo, y todos acordaron reunirse dentro de un mes, trayendo cada uno más elementos para aportar y compartir.

Cerca de las mesas ocupadas por este grupo, había dos señores que habían estado allí desde antes que el grupo se reuniera, y que tenían al costado de su mesa, sobre una silla, una valija ancha, de bordes metálicos.

Uno de ellos comentó con el otro: “Creo que hemos hecho una buena cosecha. Habrá que hacer un seguimiento…esto promete.” 

“Sin duda, --contestó el otro--  esto es digno de un estudio de psicología social…pero en cuanto a lo nuestro, de momento creo que no hay peligro alguno…nadie se ha acercado a la realidad….pienso que el Comando Central recibirá el informe con beneplácito.

“¡Oh, si!” Exclamó el otro, con una leve sonrisa.

Pagaron su consumición, y se retiraron del local partiendo en un automóvil con chofer que les aguardaba. 

Un mozo del local, advirtió que el vehículo tenía chapa diplomática, y sus cristales todos oscuros…

Milton W. Hourcade




1 comments:

Roberto Altina said...

simplemente ....genial !!!
Te lo dice alguien que cree en la existencia de ovnis..pero que todavía tiene dudas al respecto, porque nadie, ni siquiera el mas popular o el mas convincente de los personajes que afirman por internet de su existencia puede confirmar por otro medio que no sea la palabra de la existencia de extraterrestres.