NAMED AS “NASA UFO” IT TURNED OUT TO BE SOMETHING ELSE


Recently, there is a surge of web pages –everyday appears a new one—repeating the same story as if it were a real discovery.

This is as old as Ufology. It is like when some writers copied and repeated without a minimum of research or intellectual honesty, that Capt. Thomas Mantell persecuted a UFO with his F-51 jet.

The fighter airplane Mustang P-51 (the P was for Pursuit)  or F-51 (the F is for Fighter) as it was designated in 1948, was a single internal combustion engine craft. Not a jet.

NASA published long time ago a picture of the Earth taken by the crew of the Space Shuttle Columbia during their Mission STS61-C.  In two of the photographs appears a black triangular object.

The fantasy prone mentality of many of those who call themselves “ufologists” had made them to publish and republish any of those two pictures under the title “NASA UFO photograph”.

Well, we go to the credible sources (1) and to what NASA has already said about the object that appears there. 

Here is the photo and the explanation.


STS-61-C
Piece of thermal insulation tile floats near the Shuttle Columbia
Credit: NASA
Case closed!

EL LLAMADO “OVNI DE LA NASA” RESULTÓ SER ALGO DIFERENTE


Recientemente hay un brote de páginas web –todos los días aparece una nueva—repitiendo la misma historia como si fuese un descubrimiento.

Esto es tan viejo como la Ovnilogía. Es como cuando algunos escritores copiaron y repitieron sin un mínimo de investigación o de honestidad intelectual, que el Capitán Thomas Mantell persiguió un OVNI en su F-51 a reacción.

El avión de combate Mustang P-51 (la P por Persecución) o F-51 (la F por Fighter) como fue designado en 1948, era un aparato con un solo motor de combustión interna. No un avión a reacción.

La NASA publicó hace mucho tiempo una imagen de la Tierra tomada por la tripulación del transbordador Columbia durante su Misión STS-61-C. En dos de las fotografías aparece un objeto triangular negro.

La mentalidad con tendencia a la fantasía de muchos de quienes se llaman a sí mismos “ufólogos” les ha hecho publicar y re-publicar cualquiera de esas dos fotos bajo el título “Fotografía de un OVNI, de la NASA”.

Bueno, nosotros vamos a fuentes creíbles (1) y a lo que la NASA ya ha dicho acerca del objeto que allí aparece.

Aquí está la foto y la explicación:

STS-61-C
Trozo de una losa de aislamiento térmico cerca del Transbordador Columbia
Crédito: NASA

¡Caso cerrado!

        

World Economic Forum: the potential discovery of alien life

The World Economic Forum convened a meeting in Davos-Klosters, Switzerland, on January 7, 2013 to prepare a Global Risks 2013 report.

As part of the Global Risks 2013 report, the World Economic Forum’s Risk Response Network has identified five "X Factor" risks in partnership with Nature. These look beyond mainstream risks to five emerging potential game-changers.
-----------------------------

Given the pace of space exploration, it is increasingly conceivable that we may discover the existence of alien life or other planets that could support human life. What would be the effects on science funding flows and humanity’s self-image?

It was only in 1995 that we first found evidence that other stars also have planets orbiting them. Now thousands of “exoplanets” revolving around distant stars have been detected. NASA’s Kepler mission to identify Earth-sized planets located in the “Goldilocks zone” (not too hot, not too cold) of sun-like stars has been operating for only three years and has already turned up thousands of candidates, including one the size of Earth. The fact that Kepler has found so many planet candidates in such a tiny fraction of the sky suggests that there are countless Earth-like planets orbiting sun-like stars in our galaxy. In 10 years’ time we may have evidence not only that Earth is not unique but also that life exists elsewhere in the universe.

Suppose the astronomers who study exoplanets one day find chemical signs of life – for example, a spectrum showing the presence of oxygen, a highly reactive element that would quickly disappear from Earth’s atmosphere if it weren’t being replenished by plants. Money might well start flowing for new telescopes to study these living worlds in detail, both from the ground and from space. New funding and new brain power might be attracted to the challenges of human space flight and the technologies necessary for humanity, or its artificial-intelligence emissaries, to survive an inter-stellar crossing.

The discovery would certainly be one of the biggest news stories of the year and interest would be intense. But it would not change the world immediately. Alien life has been supposedly discovered before, after all. Around the turn of the 20th century, the US astronomer Percival Lowell convinced many people (including himself) that Mars was crisscrossed by a vast system of canals built by a dying civilization. But the belief that humankind was not alone did not do much to usher in an era of goodwill and earthly harmony, nor did it stop the outbreak of World War I in 1914.

The discovery’s largest near-term impact would likely be on science itself. Suppose observations point to a potential future home for humankind around another star, or the existence of life in our solar system – in the Martian poles, in the subsurface oceans of Jupiter’s frozen moon Europa, or even in the hydrocarbon lakes of Saturn’s moon Titan. Scientists will immediately start pushing for robotic and even human missions to study the life forms in situ – and funding agencies, caught up in the excitement, might be willing to listen.

The fledgling space economy had a big year in 2012, which saw the birth of space trucking when the first commercially built and operated spacecraft had a successful rendezvous with the International Space Station, and a host of celebrity billionaires declared intentions to make asteroid mining a reality. Discovery of an Earth 2.0 or life beyond our planet might inspire new generations of space entrepreneurs to meet the challenge of taking human exploration of the galaxy from the realm of fiction to fact.

Over the long term, the psychological and philosophical implications of the discovery could be profound. If life forms (even fossilized life forms) are found in our solar system, for example, the origin of life is “easy” – that any place in the universe life can emerge, it will emerge. It will suggest that life is as natural and as ubiquitous a part of the universe as the stars and galaxies. The discovery of even simple life would fuel speculation about the existence of other intelligent beings and challenge many assumptions that underpin human philosophy and religion.

Through basic education and awareness campaigns, the general public can achieve a higher science and space literacy and cognitive resilience that would prepare them and prevent undesired social consequences of such a profound discovery and paradigm shift concerning humankind’s position in the universe.

Foro Económico Mundial: potencialidad del descubrimiento de vida extraterrestre.


El Foro Económico Mundial se reunió el pasado 7 de Enero de 2013 en Davos-Klosters, Suiza, para elaborar el informe sobre Riesgos Mundiales 2013.

Y uno de los temas que surgió en dicha conferencia, fue el de la posibilidad de que se descubra vida en otros planetas.

A continuación –y en traducción exclusiva—brindamos ese informe.
------------
Como parte del Informe sobre Riesgos Mundiales 2013, la Red de Respuesta a Riesgos del Foro Económico Mundial ha identificado cinco riesgos “Factor X” en asociación con “Nature”. Éstos van más allá de los riesgos corrientes, apuntando  hacia cinco elementos emergentes potenciales que pueden cambiar la situación.

Dado el ritmo de la exploración espacial, es cada vez más concebible que podamos descubrir la existencia de vida extraterrestre o de otros planetas que podrían sostener vida humana. 

¿Cuáles serían los efectos en el flujo de fondos para la ciencia y el la propia imagen de la humanidad?

Fue apenas en 1995 que por primera vez encontramos evidencia de que otras estrellas también tienen planetas orbitándolas. Ahora se han detectado miles de “exoplanetas” que giran en torno a distantes estrellas. La misión Kepler de la NASA para identificar planetas del tamaño de la Tierra ubicados en la “zona habitable” (no demasiado caliente, no demasiado fría) de estrellas parecidas al sol ha estado operando por sólo tres años y ya ha encontrado miles de candidatos, incluyendo uno del tamaño de la Tierra. El hecho de que Kepler haya encontrado tantos candidatos en tan pequeña fracción del cielo sugiere que hay innumerables planetas como la Tierra orbitando estrellas como el Sol en nuestra galaxia. De aquí a 10 años podríamos tener evidencia no sólo de que la Tierra no es única sino que la vida existe en cualquier otra parte del Universo.

Supóngase que los astrónomos que estudian los exoplanetas un día encuentran señales químicas de vida –por ejemplo, un espectro mostrando la presencia de oxígeno, un elemento altamente reactivo que rápidamente desaparecería de la atmósfera de la Tierra si no fuera porque es repuesto por las plantas. El dinero bien podría comenzar a fluir para nuevos telescopios a fin de estudiar esos mundos vivientes en detalle, tanto desde tierra como desde el espacio.  Nueva financiación y nuevo poder mental pueden ser atraídos hacia los desafíos del vuelo espacial humano y las tecnologías necesarias para la humanidad, o sus emisarios de inteligencia artificial, para sobrevivir un viaje interestelar.

El descubrimiento sería seguramente una de las más grandes noticias del año y el interés sería intenso. Pero no cambiaría al mundo inmediatamente. Vida extraterrestre se supone fue descubierta antes, después de todo. Alrededor del comienzo del Siglo XX, el astrónomo estadounidense Percival Lowell convenció a mucha gente,  de que Marte estaba cruzado por un vasto sistema de canales construidos por una civilización moribunda. Pero la creencia de que la humanidad no está sola, no hizo mucho por alentar la buena voluntad y la armonía terrestres, y no detuvo el surgimiento de la Primera Guerra Mundial en 1914.

El mayor impacto del descubrimiento a corto plazo sería en la misma ciencia. Supóngase que las observaciones apunten a un potencial futuro hogar para la humanidad en torno a otra estrella, o la existencia de vida en nuestro sistema solar, --en los polos marcianos, en la sub-superficie de la luna congelada Europa, de Júpiter, o aún en los lagos de hidrocarbono de la luna Titán de Saturno. Los científicos inmediatamente comenzarían a presionar por misiones robóticas y aún humanas para estudiar las formas de vida in situ--  y las agencias financieras, atrapadas por el entusiasmo, podrían estar deseosas de escuchar.

La débil economía espacial tuvo un enorme año en 2012, que vio el nacimiento del transporte cuando la primer nave espacial comercialmente construida y operada tuvo un exitoso acoplamiento con la Estación Espacial Internacional, y un grupo de celebridades multimillonarias declaró intenciones de hacer realidad la minería de asteroides. El descubrimiento de una Tierra 2, o de vida más allá de nuestro planeta, puede inspirar  a nuevas generaciones de empresarios espaciales que satisfagan el desafío de llevar a la exploración humana de la galaxia, del ámbito de la ficción al de la realidad.

A largo plazo, las implicaciones psicológicas y filosóficas del descubrimiento pueden ser profundas. Si formas de vida (aun formas de vida fosilizadas) se encuentran en nuestro sistema solar, por ejemplo, el origen de la vida es “fácil” –en el sentido de que en cualquier parte del universo en que pueda surgir vida, va a surgir. Eso sugeriría que la vida es tan natural como una parte ubicua del universo, así como las estrellas y las galaxias.  El descubrimiento aún de vida simple alentaría la especulación acerca de la existencia de otros seres inteligentes y desafiaría muchas suposiciones que apuntalan la filosofía y religión humanas.

Mediante la educación básica y campañas de concientización, el público en general puede alcanzar una mayor alfabetización en ciencia y el espacio y una adaptación cognitiva que le prepararía y evitaría consecuencias sociales indeseables de tal profundo descubrimiento y de un cambio en el paradigma respecto al lugar que ocupa la humanidad en el universo.

Traducción de Milton W. Hourcade

UFO FOTOCAT BLOG – A must read for any serious Ufologist


We have received the last edition of the UFO Fotocat Blog, thanks to the permanent work of one of the most prominent Ufologists of Spain and the world: our dear friend and UAPSG Member, Mr. Vicente-Juan Ballester Olmos.

In this issue, it is announced a new book “UFOs and Government: A historical Inquiry” by Michael Swords and Robert Powell with the important contributions of Clas Svahn (Sweden), Vicente-Juan Ballester Olmos (Spain), Bill Chalker (Australia), Barry Greenwood (USA), Richard Thieme (USA), Jan Aldrich (USA), Steve Purcell (USA).

In a message to “UFO Updates” forum list, Jerome Clark has expressed his experienced opinion, as writer and critic, about this book as follows:

I hesitate not a moment to pronounce this among the most significant UFO books ever written. I'd place it in the top 10, at least of works written in English. It's a monument to sober, meticulous scholarship in a field where such is all too rare. It supersedes any number of books that promote speculation and conspiracy theory -or, at the other end, blanket denial- in place of the documentable evidence, which makes for a fascinating story in itself.

The blog also presents the interview that UAPSG-GEFAI have done to Ballester Olmos, a report on 2012 BUFORA Conference in England, news and comments on recent books and an analysis of the famous James P. Templeton photo of a little girl with a supposed “humanoid” figure behind her head.

All in all, we sincerely recommend the reading of the blog, and also the acquisition of  “UFOs and Government: A historical Inquiry”.


UFO FOTOCAT BLOG – Algo que debe leer todo Ovnílogo serio


Hemos recibido la última edición del UFO Fotocat Blog, gracias al permanente trabajo de uno de los más prominentes Ovnílogos de España y del mundo: nuestro querido amigo y miembro del UAPSG-GEFAI el Sr. Vicente-Juan Ballester Olmos.

En este ejemplar, se anuncia un nuevo libro: “UFOs and Government: A historical Inquiry” [OVNIs y Gobierno: Una Indagación histórica] por Michael Swords y Robert Powell con las importantes contribuciones de Clas Svahn (Suecia), Vicente-Juan Ballester Olmos (España), Bill Chalker (Australia), Barry Greenwood (EE.UU.), Richard Thieme (EE.UU.), Jan Aldrich (EE.UU.), Steve Purcell (EE.UU.).

En un mensaje a la lista “UFO Updates” (Actualización OVNI), Jerome Clark ha expresado su experimentada opinión, como escritor y crítico, acerca de este libro, como sigue:

No dudo un momento en pronunciar a éste entre los más significativos libros sobre OVNIs que jamás se hayan escrito. Lo ubico entre los primeros 10, por lo menos de trabajos escritos en inglés. Es un monumento a una sobria y meticulosa erudición en un campo en que eso es algo demasiado raro. Sustituye a cualquier cantidad de libros que promueven la especulación y una teoría conspirativa –o, en el otro extremo, una negación total— en lugar de la evidencia documentable, que constituye en sí misma una fascinante historia.

El blog también presenta la entrevista que UAPSG-GEFAI le hiciera a Ballester-Olmos, un informe de la Conferencia 2012 de BUFORA en Inglaterra, novedades y comentarios sobre recientes libros y un análisis de la famosa foto de James P.Templeton, de una pequeña niña con la imagen de un presunto “humanoide”, detrás de su cabeza.

En resumen, sinceramente recomendamos la lectura del blog, y también la adquisición del libro “UFOs and Government: A historical Inquiry”.

El blog está presentado en inglés y español.