LA VERDAD NO ES LO QUE A UD. LE GUSTA QUE SEA, SINO LO QUE REALMENTE ES



Por Milton W. Hourcade



No importa cuál sea el tema o asunto que Ud. elija, la verdad, al final, es una sola.

Es hipócrita pretender que sobre un mismo tema hay muchas verdades, la suya, la mía, la de él, la de ella….

Por supuesto, cuando hay algo que demanda investigación y estudio, a menos que Ud. se tome tiempo para desarrollar ambas actividades con honestidad intelectual, seriedad y consagración, no será capaz de llegar a la verdad. Por el contrario, y más posiblemente Ud. adherirá casi irracionalmente a pseudo-verdades fabricadas deliberadamente por esos que quieren venderle sus productos, (libros, CDs, DVDs, viajes a algunos lugares “especiales”, etc.). En otras palabras, Ud. llegará a estar desorientado y mal informado.

La búsqueda de la verdad implica dedicación, un firme propósito, y mucho tiempo.

Pero cuando la alcanza por Ud. mismo, cuando Ud. se siente seguro de que ha llegado a un punto de no retorno, entonces puede mirar retrospectivamente y descubrir las diferentes etapas por las que pasó.

Tratándose de los Fenómenos Aéreos Inusuales (preferimos esta designación que la insuficiente y confusa de OVNI) Ud. podrá analizar su ruta hacia la verdad y entonces descubrirá probablemente tres etapas claras:

a) la etapa del entusiasmo, cuando por primera vez en su vida toma contacto con el tema. Ud. está casi cegado por la cantidad de cosas que es capaz de leer, está confuso, pero Ud. piensa que está en el buen camino. Se siente a sí mismo afortunado de que puede “entender” lo que mucha gente ignora. Ud. es el “dueño” de un conocimiento que comparte con otras personas que piensan y sienten como Ud. Está persuadido de que está tratando con el más extraordinario acontecimiento en la historia de la humanidad: v.g:.extraterrestres y que ellos están entre nosotros.

Entonces usted crea una organización, imprime un boletín, crea una página web, usa Facebook, mantiene una cantidad de correo electrónico, y quizás tiene un programa radial o de televisión.

En los viejos tiempos las cosas no eran tan fáciles como lo son ahora: comunicación inmediata vía Internet, mapas Google, teléfonos celulares, Sistemas de Posicionamiento Mundial (GPS)…pero creamos una organización, imprimimos un boletín mimeografiado, tuvimos programas de radio y de TV, dimos conferencias públicas gratuitas, viajamos mucho,  y establecimos las mejores relaciones posibles con científicos, técnicos y el personal de torre y operaciones del Aeropuerto Internacional de Carrasco, así como con la Fuerza Aérea Uruguaya.

Sin estos dos apoyos (la Fuerza Aérea y el personal del aeropuerto) nuestra labor no hubiera podido ser lo eficiente que lo fue.

Esta es una lección para quienes recién empiezan. A menos que sean capaces de alcanzar ese nivel, su investigación no será completa y satisfactoria.

b) la etapa de reflexión. Si Ud. es intelectualmente honesto, si es sincero con Ud. mismo, lentamente, paso a paso, caso tras caso que Ud. investiga, descubrirá que la principal cosa que hace importantes a los medios, es que ellos son los primeros en hacer público algo que ocurrió en algún lugar. 

Pero en un segundo nivel, cuando Ud. va al lugar donde presumiblemente sucedió algo extraño, la primera lección que Ud. va a tener es que lamentablemente, los medios no comparten el mismo interés que Ud. tiene. En otras palabras, ellos exageran, distorsionan, tergiversan declaraciones, detalles, etc. para hacerles sonar realmente extraños, en tanto Ud. –el investigador—llega a saber que no lo fue. Ud. se enfrenta a la realidad, y la realidad le permite a Ud. tener una explicación de lo qué pasó, en el 98,5 al 99% de los casos.

Es entonces cuando Ud. comienza a pensar acerca de todo el tema FAI, y empieza a dudar acerca de los casos investigados por otras personas en otros países, porque Ud. no conoce a los investigadores y sus criterios, Ud. no sabe cuánto puede confiar en lo que ellos informan.

Ud. empieza a darse cuenta que a menos que haya un protocolo, un procedimiento estandarizado para la investigación de las denuncias de los FAI y el estudio que les continúa, Ud. no puede aceptar “de buena fe” la información diseminada por muchas fuentes, ya sean páginas web, videos subidos a YouTube,  pseudo-documentales, y congresos mayormente turísticos y “pour la gallerie” que permiten a ciertas personas presentadas como “estrellas” masajearse su ego, y que llegan a ser un refuerzo de fe, para todos los que creen en lo que van a escuchar.

Ud. comienza a ser escéptico respecto de los casos. Ud. demandará una total apertura de archivos oficiales o privados, y específicamente conocer cómo se hizo la investigación. A menos que Ud. pueda conocer esos parámetros, Ud. ciertamente aplicará un muy útil y necesario filtro a las noticias que andan por el mundo en referencia a los FAI. 

Ud. será muy selectivo respecto a sus fuentes de información.  Ud. demandará todo el tiempo responsabilidad y una fuente confiable, v.g. una bien conocida universidad, un instituto tecnológico o un científico o técnico con buena reputación internacional.

Ud. va a pensar sobre el tema como un todo y se encontrará a sí mismo descartando algunas hipótesis que a lo largo del tiempo han demostrado no ser útiles, o que definitivamente no sirven para solucionar el problema, para explicar satisfactoriamente el tema FAI.

Ud. mantendrá su posición racional, aplicando el sentido común y el rasero de Occam, y tratando de conocer cuanto pueda sobre Astronomía, Astronáutica, Aeronáutica, Física, Psicología, Fotografía, etc. porque sin cierto conocimiento de estas disciplinas, Ud. es un verdadero ignorante sobre las cosas que más importan para tener una respuesta válida a los desafíos que plantean los FAI.

Paralelamente a eso, Ud. se da cuenta que una cosa importante que Ud. puede hacer es educar al público. Cuanto más informado esté el público, menos denunciará haber visto FAI. En cambio va a saber acerca de fenómenos naturales y desarrollos tecnológicos que pueden explicar una cantidad de situaciones diferentes a las cuales la gente puede verse repentinamente expuesta.

c) la etapa de decepción Ud. ha arribado quizás a la última etapa de su extenso viaje.
Es cuando Ud. mira alrededor y se da cuenta de cuán grande es la estupidez humana. Cuán fácil es para embaucadores y comerciantes explotar la ignorancia de la vasta mayoría de la gente, incluidos esos que son fanáticos, adherentes a teorías conspirativas, personalidades con tendencia a la fantasía, y personas que se autocalifican de “investigadores”, y son simplemente entusiastas recién llegados al tema.

Es posible que Ud. no pueda entender por qué esos que recién han comenzado su viaje no toman consejo, no tratan de aprender, y no consultan con Ud. acerca de cantidad de cosas que Ud. ha adquirido en sus décadas de experiencia.

Aún es posible que esos recién llegados no tomen contacto con Ud., que piensen por sí mismos que ellos tienen una idea clara sobre todo el tema FAI, y le calificarán a Ud. faltándole el respeto como “escéptico” o le acusarán de estar sirviendo a algunos intereses o proyectos oscuros.

Olvídelos y perdónelos, porque “no saben lo que hacen”. Ud. sintonice fino con  aquellos que están en su misma etapa, trate crecientemente con científicos, con gente que usa instrumentos para conocer intrínsecamente la real naturaleza de los FAI. 

Ud. cambia la forma en que ha hecho la investigación y estudio durante años por un nuevo enfoque que demanda que Ud. mismo va a tratar de estar cara a cara con los fenómenos; analizar posteriormente la información recogida, compartirla con científicos, y tratar de llegar a una conclusión, si es posible.

Si Ud. hace eso, Ud. conocerá directamente la verdadera naturaleza de los FAI, Ud. está tocando la realidad.

d) la etapa de una decisión final

Las cosas no son tan simples.

Porque Ud. se da cuenta que está sabiendo mayormente acerca de los Fenómenos Luminosos Anómalos, pero ellos no son todo lo que se ha visto y denunciado a lo largo de los años.

Entonces Ud. retorna a la historia de todo el tema Ud. se da cuenta que hubo tiempos durante las décadas de los años 40 y 50 del siglo pasado, donde no hubo sólo manifestaciones de cierto tipo de energía, sino de lo que se puede llamar propiamente “objetos”, en otras palabras, aparatos aéreos de cierto tipo que no eran aviones ni helicópteros, cuya dinámica de vuelo, forma, y otras características no podían adscribirse a lo que era generalmente conocido.

Ellos revelaban ser el producto de otro tipo de Física, y la aplicación práctica de una avanzada tecnología que no estaba ampliamente diseminada en el mundo, sino constreñida a un pequeño grupo de personas.

Y entonces si Ud. trata de estudiar pieza por pieza la historia del fenómeno  desde el comienzo, hallará que muchas veces aparece mezclado con la política, con agencias de inteligencia, etc. y entonces, Ud. sentirá por primera vez que ha aterrizado en tierra firme, que Ud. está tocando la verdad en su total y completa dimensión.

Y cuando Ud. alcanza este punto, es posible que mantenga silencio para siempre, Ud. dejará el tema de los Fenómenos Aéreos Inusuales o asumirá el muy serio riesgo de revelar todo lo que Ud. fue capaz de conocer, consciente de que su propia vida puede estar en juego.

Ahora, para tomar una decisión, Ud. está solo….

0 comments: