ARCHIVOS OFICIALES Y EXPLOTACIÓN COMERCIAL




¿QUÉ HAY DETRÁS DE LA DIFUSIÓN DE LOS ARCHIVOS OFICIALES DE OVNI DE EE.UU.?

La primera cosa que sorprende es el hecho de que contrariamente a lo que podría ser esperado, los archivos de casos OVNI no son difundidos por la Fuerza Aérea de Estados Unidos, sino por un individuo que nunca ha sido considerado o reconocido o conocido como investigador de OVNIs.

Aparentemente, desde que tuvo 15 años, ha sido un coleccionador de archivos oficiales. Y de repente, este individuo, el Sr. John Greenewald, Jr. creador de una página web llamada The Black Vault (La cámara negra, o bóveda negra) es el privilegiado depositario de todos los casos OVNI con los que tuvo que ver la Fuerza Aérea de Estados Unidos a través de diferentes proyectos, comenzando con Signo, seguido por Inquina y finalizando en el famoso Libro Azul.

El procedimiento –por decir lo menos— es insólito.

Cuando la Real Fuerza Aérea del Reino Unido decidió publicar sus archivos, lo hizo como un procedimiento oficial. Fue la RAF misma la que hizo públicos sus archivos sobre casos OVNI.

Cuando el GEIPAN decidió abrir sus archivos al público, adoptó la misma política.

Por supuesto, el Sr. Greenewald como cualquier ciudadano estadounidense está investido con el derecho de solicitar tener documentos oficiales de acuerdo a la Ley de Libertad de Información (FOIA).

No obstante, llama la atención el procedimiento utilizado esta vez para permitir que el público conozca los archivos OVNI de la USAF.

La Bóveda Negra por otra parte, parece ser un lugar "privado" especial, a través del cual cantidad de información oficial es canalizada al público.

Para completar este panorama, el Sr. Greenewald aparece haciendo publicidad para una serie de DVDs bajo el nombre general de “Fastwalkers” (www.fastwalkers.com).


Si se desea comprar la serie completa de 16 DVDs hay que gastar un total de 560,30 dólares estadounidenses, y estoy seguro que no valen la pena semejante gasto.

Los participantes en esos DVDs expanden rumores, historias, especulación y todo el tipo de cosas que se pueden imaginar en torno a la idea básica de que somos visitados por alienígenas.

La lista de personas que aparecen en esos DVDs me exime de mayores comentarios. Simplemente véanla por ustedes mismos. Vayan a http://www.fastwalkers.com/featured/featured.htm

Además, es justo decir que los archivos de la USAF se hicieron públicos hace mucho tiempo. Tengo una lista de los Casos OVNI Inexplicados dentro de los archivos del Libro Azul desde 2005, y hallo que la difusión hecha por el Sr. Greenewald, Jr. –que también es uno de los participantes en la serie “Fastwalkers”, es simplemente un ardid publicitario para promover este negocio de los DVDs.

Finalmente y no menos importante, ni los archivos de la RAF, ni los archivos del GEIPAN, o estos archivos estadunidenses proveen algo específico y concluyente acerca del tema OVNI. Pero es importante que las agencias gubernamentales no mantengan secretos acerca del tema OVNI y hagan conocer todos sus archivos.

¿Hay algunos otros intereses detrás de toda esta operación de propaganda para la idea extraterrestre?

Quizás sí, y estamos obligados a pensar acerca de quiénes son los posibles beneficiarios de toda esta nueva tanda de promoción extraterrestre. ¿Quiénes son aquellos que pueden sacar provecho en sus negocios haciendo que la gente que pueda ver algo aparentemente inusual en el aire piense que lo que está viendo es algo venido del espacio?

Piensen, y como algunos astutos pensadores dicen: rastreen el dinero…

Conscientemente o inconscientemente esta gente apareciendo en esta serie de DVDs le está haciendo un gran favor a otra gente que hace otro tipo de “negocio” el cual –entre otras cosas—  demanda vuelos clandestinos.

Cuando se hacen esos vuelos, la mejor cobertura es: “¡échenle la culpa a los OVNIs!”.

Es también evidente que cuando famosos investigadores y estudiosos del tema OVNI en diferentes países han fallecido, esta generación del medio, está buscando sustituirles. ¡Ellos esperan tomar su lugar!  Pero su enfoque es tan descarado y tan burdo que nunca alcanzarán su objetivo.

Afortunadamente, la verdadera Ufología, la seria, la que trabaja en la línea científica nada tiene que ver con esta creación para entretenimiento que realmente no trata sobre OVNIs sino sobre el mito extraterrestre, y su explotación comercial.

Nosotros somos diferentes.

Nosotros buscamos la verdad. Nos esforzamos por comprender los Fenómenos Aéreos Inusuales y su naturaleza.

Nosotros hacemos auténtica Ufología.

Milton W. Hourcade

0 comments: