OVNIS: UNA HISTORIA SIN FIN




Germán Sergio Vázquez Quartiani –co-fundador del C.I.O.V.I.—responde así al planteo de Vicente-Juan Ballester Olmos, que titulara: “El Futuro de la Ufología”.



¿Se podrá poner punto final al misterio que desde hace décadas nos tiene intrigados? Creo que no. 

Hasta el momento lo que se ha podido hacer es resolver una gran cantidad de casos, tarea realizada por distintos investigadores y organizaciones dedicados a su estudio, cada uno de ellos en sus respectivos países.

También se han realizado recopilaciones de casos, fotos y algunos otros trabajos tendientes a tratar de hacer luz en tan complicado panorama.
Los Ovnis han sido además clasificados por sus características y existen procedimientos o protocolos para el estudio de los casos. 

En todos estos años  y a partir de 1947, la literatura sobre el tema ha sido abundante y la misma incluye interesantes abordajes sobre el fenómeno, pero también enfoques disparatados o fantasiosos.

También se ha afirmado que el tema habría sido utilizado para ocultar ciertos experimentos aeronáuticos y alguna otra cosa más. 

Es sabida asimismo la influencia del cine de los años 50 que instaló la hipótesis extraterrestre de los misteriosos “platillos volantes”, etc. Hay para todos los gustos.

Si bien algunas cosas han podido ser explicadas o sospechadas, a nivel general el tema sigue vigente, no ha podido ser resuelto en su totalidad y ya han pasado muchas décadas de la primera observación.

La razón quizás se deba a que los avistamientos no obedecen a una sola causa o motivo, lo observado varía de un caso a otro y los testigos de tales observaciones son muy distintos entre sí y se encuentran diseminados por todo el mundo.  Si bien se han podido verificar algunas coincidencias o similitudes, en general cada caso es único ya sea por sus propias características, por los testigos, etc.

También las épocas han cambiado y con ellas los motivos que originan las observaciones y tengo la impresión que esto va a seguir ocurriendo en el futuro.   

Siempre van a existir personas que se asombren al ver alguna cosa desplazándose o estática en el cielo, que les cause extrañeza y que no saben identificar. Algunos quizás logren filmarla o fotografiarla. A otros sorpresivamente  les aparecerá en sus fotografías algo que no habían visto a simple vista y que les parecerá extraño….

Quienes se encarguen de investigar cada caso es probable que los logren resolver, pero también es posible que no siempre lo puedan hacer ya que por sus características quizás alguno escape a todo lo conocido hasta el momento, ya sea de origen natural o artificial…y por lo tanto el misterio continuará.

El “fenómeno OVNI”, llamado oportunamente “el enigma del Siglo XX” ha pasado al siglo siguiente y sigue tan campante. Está instalado en la cultura popular en todo el mundo. Nadie ignora lo que el término “Ovni” significa.

Es mi opinión que la cosa va a seguir igual. La tarea posiblemente sea, como hasta ahora, abordar cada caso en forma individual con criterio serio, método científico, mucha paciencia, mente abierta y una gran dosis de sentido común, consultando cuando corresponda a distintos técnicos o especialistas en materias específicas.  

También se deberá continuar con la tarea de informar correctamente sobre la temática y tratar de desenmascarar a aquellos que la usan para obtener beneficios económicos. 

Personalmente creo que mucho más no se va a poder hacer. Habrá momentos en que la cantidad de casos denunciados será poca y otros en las que ésta aumentará.

Corresponde entonces estudiar el por qué de ello, pero pocos o muchos, siempre van a  existir casos… 

Sinceramente me parece que el futuro de la “ufología” no será muy distinto de lo que existe hoy día…el fenómeno no tiene fin. No puede tenerlo.

Montevideo, marzo 18 de 2015.

0 comments: