ALIENÍGENAS PUEDEN HABER MUERTO HACE RATO, DICE CIENTÍFICO.


ALIENÍGENAS PUEDEN HABER MUERTO HACE RATO, DICE CIENTÍFICO.

Una nueva presentación científica argumenta que extraterrestres que escuchemos posiblemente han desaparecido hace mucho tiempo.

Por Seth Shostak, Abril 11, 2018.



“Está muerto, Jim”

Así le dijo “Huesos” McCoy, el médico de hablar muy directo, en la serie de televisión original “Star Trek” al Capitán James Kirk, cada vez que un alienígena graznaba en su enfermería de alta tecnología. Extraterrestres muertos han desempeñado frecuentemente papeles en muchas obras de ciencia ficción de escaso valor, y por obvias razones dramáticas.

Pero ¿qué acerca de sociedades extraterrestres totales? Un equipo de investigación bajo el liderazgo del astrónomo francés Claudio Grimaldi publicó recientemente un trabajo sugiriendo que cualquier civilización extraterrestre que descubramos es posible que hace rato haya muerto.

Esta posibilidad puede sonar estrambótica. Después de todo ¿cómo podemos decir si una cultura aún existe o no cuando está a cientos de miles de años luz? En general, no podemos. Y no obstante hay razones por la cuales Grimaldi y su equipo pueden tener razón. De hecho, su argumento es reminiscente de uno que a menudo escucho en conexión con la búsqueda de inteligencia extraterrestre (SETI). 

Dado que cualquier mensaje de radio extraterrestre que pudiéramos recibir habría estado moviéndose pesadamente a través del espacio a la velocidad finita de la luz, y dado que el espacio es enorme, mucha gente supone que la señal debe haberse enviado "hace millones de años". El corolario obvio es que las emisoras alienígenas pueden haber dejado de transmitir desde hace mucho tiempo.

Mi respuesta a esta lógica melancólica es hacer notar que la mayoría de los sistemas estelares examinados por los científicos de SETI están a menos de unos cientos de años luz de distancia. Entonces una señal de uno de éstos no tendría un millón de años. Y dado que unos pocos siglos no es realmente mucho tiempo, usualmente ofrezco una analogía: el servicio postal tarda tres días en entregar una carta de mi tía. Pero es poco probable que haya muerto en el interin porque tres días son breves en comparación con la vida media de las tías.

El nuevo documento ofrece un argumento similar, matemáticamente elaborado. Los autores suponen un escenario simple en el que las sociedades extraterrestres surgen en lugares aleatorios en la galaxia en momentos aleatorios, y que transmiten sus programas de entrevistas (o lo que sea) al espacio. Uno puede imaginarse estas transmisiones extendiéndose como ondas en el plano de la Vía Láctea, llegando a más y más sistemas estelares a medida que pasa el tiempo.

Una suposición aún mayor es que en algún momento, debido a eventos no especificados (incluyendo, uno supone, autodestrucción), los transmisores de los alienígenas se silencian. Entonces, la característica radial de cada sociedad alienígena es como una rosca en expansión, con un límite exterior representando el momento en que comienzan sus transmisiones y un límite interior definido por el momento en que se detienen.

Ahora bien, si su sociedad alienígena promedio dura mucho tiempo, digamos más de 100.000 años, entonces sus señales pueden cubrir toda la galaxia mientras los alienígenas permanecen con nosotros. Si esta es una situación típica, --si las culturas Klingon se mantienen en el poder--, podría haber muchas transmisiones flotando sobre la Tierra, de sociedades que aún existen.

Por otro lado, si las luces se apagan para la mayoría de las sociedades con relativa rapidez, entonces la mayoría de las señales que llegan a la Tierra ahora o en el futuro inmediato probablemente provengan de extraterrestres que están muertos. Si la mayoría de las civilizaciones transmiten durante 10.000 años (nosotros los terrícolas hemos estado transmitiendo durante aproximadamente un siglo), entonces el 99 por ciento de todas las señales que bañan nuestro planeta provienen de sociedades expiradas, o al menos silenciosas.

Entonces sí, una detección de SETI podría provenir de una cultura fosilizada. Pero es justo preguntar: "¿Y qué?" ¿Nos importaría que los alienígenas se ya no están? Obviamente, las conversaciones de ida y vuelta estarían fuera de cuestión. Pero las conversaciones serían tediosas de todos modos si los alienígenas están a una distancia de hasta 100 años luz.

Y además, leí a Julio César en la clase de latín de la escuela secundaria, y fue interesante a pesar de que el "mensaje" tenía 2.000 años y que el Imperio Romano había muerto. Si recibiéramos un mensaje de extraterrestres, la gran noticia no dependería de si pudiéramos conversar con ellos. Sería simplemente que alguien más estaba ahí afuera.

Cualquier mensaje que recibamos provendría de una sociedad cuya tecnología estaría mucho más allá de la nuestra. Después de todo, fueron capaces de transmitir una señal inteligible lo suficientemente potente como para llegar a través del cosmos. Y por lo tanto, creo que, independientemente de si aún están andando por ahí o no, lo que tuvieran que decir sería enormemente interesante-- y posiblemente útil en asegurar nuestra propia supervivencia a largo plazo.

Nota: El Dr. Shostak es Astrónomo Mayor del Instituto S.E.T.I.

Traducción especial para el UAPSG-GEFAI, por Milton W. Hourcade


0 comments: