MANIPULACION MILITAR USO DE LA CREENCIA EN EXTRATERRESTRES


Hace poco, ustedes recibieron un artículo en inglés titulado Why Did The Air Force Promote The Extraterrestrial UFO Viewpoint ? cuyo autor es Hank Worbetz, quien dice ser investigador del tema OVNI, y reside en Miami.
Al costado derecho de la página web original del artículo que les envié, había otro texto tuyo título es el que sigue, y que me he dado el trabajo de traducirlo para provecho de ustedes.
No estoy de acuerdo con algunos criterios del autor, a quien le falta más conocimiento del tema, pero de cualquier manera, me parece provechoso poder leer sus ideas.

MANIPULACION MILITAR
USO DE LA CREENCIA EN EXTRATERRESTRES

El fenómeno OVNI se desarrolló espontáneamente a raíz de la literatura de ciencia ficción hace más de 50 años, cuando Kenneth Arnold observó en junio de 1947 los primeros "platillos voladores". Los militares estadounidenses pudieron rápidamente beneficiarse de la fascinación por los extraterrestres despertada en el público. Desde entonces, han seguido cultivando la creencia en los extraterrestres y la impresión falaz de que están tratando de ocultar su supuesto conocimiento del origen extraterrestre de los ovnis. Algunos, integrando la "periferia lunática", incluso llegan a ir tan lejos pensar como para pensar que los militares estadounidenses han concluido un pacto con los extraterrestres con el fin de obtener conocimiento tecnológico a cambio de la autorización para abducir humanos. En realidad, son los militares mismos el origen de estos rumores.

Los militares de las naciones más poderosas pueden tener interés en mantener la creencia popular en los extraterrestres por las siguientes razones:

Una amenaza extraterrestre podría permitir el mantenimiento de la paz en nuestro planeta al obligar a las personas a unirse. Algunos de los discursos del ex presidente Reagan hacen pensar que le gustaba mucho esta idea, como este extracto de un discurso pronunciado durante la 42 Asamblea General de la ONU, el 21 de septiembre de 1987: "Ocasionalmente pienso cuán rápidamente nuestras diferencias mundiales se desvanecerían si nos enfrentamos a una amenaza alienígena de fuera de este mundo. Y sin embargo pregunto: ¿ya no hay una fuerza alienígena entre nosotros? " (sic). Puede que la paz no se considere en todos los países como una preocupación de los militares, pero es posible que hayan recibido órdenes con este fin.

Una amenaza extraterrestre podría alentar un aumento en el financiamiento militar. Dado el alcance de los medios materiales desplegados por los militares estadounidenses para simular la existencia de extraterrestres, uno sólo puede preguntarse si este motivo no ha sido crucial desde la caída del Muro de Berlín en 1989 y el final de la Guerra Fría. Antes de esta fecha, algunos avistamientos de ovnis se habían atribuido a la Unión Soviética para mantener la ilusión sobre su avance tecnológico y así confirmar la amenaza permanente de los soviéticos, otra vez para justificar solicitudes de financiación adicionales.

Un incidente falso de OVNI permite que se cree una distracción a los medios, cuando éstos ponen en peligro a un gobierno en ejercicio, por ejemplo cuando surge un escándalo.

La creencia en los extraterrestres permite que los prototipos que se detectarían lejos en un campo de pruebas, se oculten. También ayuda a camuflar el uso de aviones de reconocimiento, como el notorio U-2 (desde 1955) o el avión furtivo más reciente producido por tecnología estadounidense, antes de que el público descubra lo que realmente son. Usando efectos de luz adecuados para iluminar con focos la parte inferior del avión para que sea tan brillante como el cielo, como las "Luces de Yehudi" mencionadas por Bill Sweetman en 1987, los observadores pueden ser engañados en cuanto a la forma del avión que están mirando.

La creencia en extraterrestres también proporciona una buena cobertura cuando se usan armas secretas "exóticas" como armas de microondas, rayos láser, etc.

La creencia en extraterrestres de nuevo proporciona una excelente cobertura para las pruebas relacionadas con el control mental de un individuo al disfrazar estas pruebas como abducciones extraterrestres. Este control mental puede ser psicológico (sugerencias bajo hipnosis ...), químico, (PKMzeta** para causar amnesia con respecto a acontecimientos recientes ...), o fisiológico (microondas dirigidas hacia el cerebro. Ensayos secretos de control mental llevados a cabo en presos, sin su conocimiento, fueron totalmente prohibidos en Estados Unidos a principios de los 80 [Associated Press, junio de 1998]. ¿Quién, hoy, toma el lugar de los prisioneros? Prohibir estos ensayos que los militares consideran necesarios es en realidad un error, ya que se vuelven totalmente clandestinos, sin posibilidad de control civil. 

Gracias a los OVNIs, los militares pueden llevar a cabo algunas pruebas de guerra psicológica para medir la reacción de la población, de la policía o de sus propios soldados, con lo que pueden aprender a manipular y desviar al enemigo. Los ovnis también se pueden utilizar para evaluar las reacciones de los observadores de radar o visuales a cargo de la vigilancia aérea en el territorio nacional cuando se enfrentan a una amenaza desconocida.

Los motivos descritos anteriormente, que tienden a mostrar que son los servicios secretos los que están tirando de las cuerdas, por supuesto, deben permanecer insospechados para el mundo en general. Con este fin, la estrategia que los militares deben seguir es simple: deben negar sistemáticamente el fenómeno.

Por lo tanto:

Aquellos que tienen una tendencia espontánea a no creer en OVNIs de origen extraterrestre (intelectuales, racionalistas escépticos, aquellos que no saben nada o poco sobre el tema ...) deben tener sus creencias fortalecidas, al punto de llevarles a desinteresarse por completo del tema, que está hecho para parecer ridículo. Para alcanzar este objetivo, los militares pueden contar con el apoyo de ciertos escépticos celosos, ya sea que sean conscientes o no de ser manipulados. Tales personas siempre están listas para lanzarse contra lo irracional, como si para ellos se tratara de una guerra santa (!), Incluso a costa de distorsionar los hechos y engañar al público. En Francia y en otros lugares, por lo tanto, uno es testigo de un verdadero aluvión de ataques contra la ufología por parte de los racionalistas, que también tienen a los medios respetables de su parte. Uno puede preguntarse, sin embargo, para quiénes están trabajando  los productores anónimos, los que están financiando transmisiones anti-OVNI en las cuales las entrevistas de los ufólogos están hábilmente editadas, y de dónde se origina esta considerable cantidad de dinero.

Aquellos que tienden a creer que los OVNIs son de origen extraterrestre y que están interesados en el tema (adolescentes, personas sencillas, testigos, algunos ufólogos, aquellos que conocen el dossier y la verdadera extrañeza del asunto ...) también deben fortalecerse en su creencias, incluso hasta el punto de creer que los militares están confabulados con los extraterrestres. Las diferentes comisiones militares estadounidenses responsables de examinar avistamientos de ovnis siempre están listas para proporcionar explicaciones absurdas (por ejemplo, los policías confundieron el planeta Venus con un OVNI y lo siguieron durante una hora y media en su automóvil) o con explicaciones manifiestamente falsas (por ejemplo, el "globo meteorológico" de Roswell), después que la Fuerza Aérea de los EE. UU. "cometió el error" de anunciar que un platillo volador se había estrellado. Así, los militares estadounidenses se aseguran de que todos estén convencidos de que están ocultando algo: de modo que ¡deben existir extraterrestres! Ciertos racionalistas apasionados (los "detractores"), con la esperanza de encontrar sistemáticamente una explicación para todos los avistamientos de ovnis, a veces caen en manos de los militares al sugerir explicaciones igualmente ridículas. Algunas de estas explicaciones son tan absurdas que parecen manipuladas o incluso pagadas.

Gracias a esta estrategia, en los medios el debate sigue siendo dualista: los platillos voladores son un engaño y los ufólogos tienen un tornillo suelto, o, al contrario, los extraterrestres realmente existen y el gobierno lo sabe. La verdad que se esconde entre estas dos posiciones extremas se mantiene lejos del público en general, y mientras los racionalistas y los ufólogos luchan a través de los medios y se ríen de las teorías de sus adversarios en privado, los militares prosiguen sus operaciones sin obstáculos en el corazón de nuestras democracias y con dinero público.

Los militares, por supuesto, esperan disuadir a investigadores oficiales y privados, pero también a la policía, de investigar estos fenómenos de OVNI que han escenificado. Es por eso que, por ejemplo, poco después del comienzo del caso Roswell en 1947, la Fuerza Aérea de los EE. UU. Solicitó al FBI que investigara algunos acontecimientos OVNI que en realidad habían organizado para su beneficio. Los agentes del FBI descubrieron que estos "ovnis" eran asientos de inodoros y tapas de recipientes de basura: se desanimaron, lo que fue uno de los objetivos de la Fuerza Aérea de EE. UU., [donde el análisis es diferente pero complementario]. Más tarde, el FBI fue nuevamente postergado luego de una investigación ineficiente sobre el documento falso del MJ-12.

Como siempre, con el objetivo de mantener a un lado a los intrusos entrometidos, los militares ponen trampas para investigadores privados al establecer algunos casos falsos o diciéndoles que desea informarles de algunas revelaciones importantes de OVNIs, para luego tener éxito en ridiculizar y desacreditar Los casos falsos presentados por los militares pueden incluir detalles absurdos que más tarde resultarán útiles para ridiculizar al investigador que aceptó un detalle en particular de buena fe. Por ejemplo, el profesor Jean-Pierre Petit, aunque es director de investigación en el CNRS (Centro Nacional de Investigación Científica), cuenta con una credulidad inesperada cómo los extraterrestres del planeta Ummo estaban muy intrigados al encontrar cerca del sitio de su primer aterrizaje algún excremento humano cubierto con periódico. Este primer descubrimiento de un documento "histórico" habría sido enviado de vuelta a Ummo y conservado con mucho cuidado. El caso Ummo parece en realidad haber sido organizado por la KGB, que estaba utilizando un grupo de estudiantes universitarios españoles como cobertura. Los mensajes que Jean-Pierre Petit recibió siempre fueron autenticados por una información que normalmente solo él conocía, que solo un servicio secreto podría obtener, mientras que el contenido pacifista y procomunista de los mensajes propagados en los países occidentales estaba claramente al servicio de los intereses de la URSS.

La CIA también se infiltra en grupos de ufólogos o toma nota de aquellos que son más inteligentes que los demás y que sería bueno desacreditar antes de que se vuelvan peligrosos. Alimentar el chisme malicioso también ayuda a mantener un sentimiento fratricida muy presente en este círculo.

Evidentemente, la oposición clásica de "fuerzas gubernamentales que conocen la verdad real: que los extraterrestres existen" y "el público en general y los investigadores privados de quienes se oculta la verdad" no se sostiene. Se trata más bien de "una célula de los servicios secretos de los militares manipulando" y "el público en general, los investigadores privados y gubernamentales, los medios, la policía, las fuerzas armadas en general y los miembros del gobierno que están siendo manipulados". 

Jacques Vallée señala, además, la "conexión que existe entre los partidarios más acérrimos del contacto extraterrestre y la extrema derecha estadounidense, antisemita y neonazi" que podría estar detrás de un grupo disidente entre varios miembros de los servicios secretos estadounidenses. También se puede imaginar una infiltración de estos servicios por parte de una poderosa secta, como los Moonies o los Cientólogos, cuyo gran gurú llegará pronto a la Tierra en un platillo volador para salvar a la humanidad ... Tales intentos de infiltración ya han sido descubiertos [es decir. la organización neofascista de Lyndon La Rouche]. Estas ideas pueden ser volteadas por los racionalistas con el fin de fomentar una confusión en la mente de las personas entre OVNIS, sectas y fascismo, y así desacreditar la investigación ufológica, que una vez más sirve a los objetivos de los militares.

La CIA y el FBI han admitido que fomentan la creencia en los ovnis para ocultar mejor sus actividades, pero las dos agencias no se han expandido en los métodos de esta manipulación del público y, de hecho, han minimizado su escala ... El objetivo de la segunda parte de este estudio será buscar pruebas definitivas de esta gran manipulación orquestada por los militares. Pero permítannos insistir en el hecho de que estamos hablando aquí solo de las mayores potencias militares, ya que estamos claramente invitados por "la actitud ejemplar de las autoridades belgas, tanto civiles como militares, que han dado pruebas de su notable objetividad y que no tuvieron miedo de trabajar juntos con los ufólogos "durante la gran oleada de ovnis en Bélgica desde 1989 hasta 1993. Tal actitud de apertura y cooperación es (y siempre ha sido) completamente impensable en los Estados Unidos, en Francia, o en Gran Bretaña, donde el fenómeno OVNI comenzó por primera vez.***

**Nota 1: En la versión original en inglés el autor nombra la sustancia “puromicyne” que es un antibiótico y en manera alguna puede causar amnesia. He elegido la sustancia  PKMzeta, porque esa sí causa amnesia.

***Nota 2: Decir al final del artículo “en Gran Bretaña, donde el fenómeno OVNI comenzó por primera vez”, es una osada afirmación que va contra la historia. Si la misma –pero mal ubicada en la frase— se refiere a los Estados Unidos, entonces es correcta.

Traducción especial para  UAPSG-GEFAI  por Milton W. Hourcade

0 comments: