LA INVESTIGACIÓN DE LOS F.A.I. Y LA CIENCIA


Pocas áreas de la investigación científica -si acaso alguna- tiene que soportar más desconfianza y ataque que la referida a los Fenómenos Aéreos Inusuales.

Y no es porque el método científico no se aplique meticulosamente, sino porque las personas, en general, no tienen una visión clara de lo que implica el trabajo científico, por un lado, y por el otro, tienen una visión especulativa o presuntuosa sobre el tema F.A.I.

Somos conscientes de que, de buena fe, algunas personas intentan recopilar información sobre las observaciones de F.A.I., pero el problema es que lo hacen para reafirmar su convicción sobre el tema sin ninguna evidencia con valor científico. En otras palabras, lo hacen sólo para sustentar una idea tomada antes de los hechos ("a priori"), y esa no es la forma en que funciona la ciencia.

Además, y debido a que no están contentos con los resultados genuinos de una investigación científica y evaluación de cosas presumiblemente extrañas vistas en los cielos, algunas de estas personas apelan a atacar la honorabilidad de aquellos involucrados en un trabajo serio, y a insultar. Esos ataques "ad hominem" ponen fin a cualquier posible validez de su postura.

Pero, tratando sinceramente de llegar a las personas honestas que podrían confundirse o equivocarse involuntariamente, aquí ofrecemos una definición clara de las cualidades específicas de la ciencia con la esperanza de que esto se entienda y se aprenda fácilmente.

-----------------------Top of Form
Bottom of Form

“Las cualidades específicas de la ciencia que permiten distinguirlas del pensamiento cotidiano y de otras formas de conocimiento son las que mencionaremos a continuación.

Primero: objetividad, que significa que intentamos conocer algo que concuerde con la realidad del objeto, que lo describa o explique tal cual y no como nosotros desearíamos que fuese.

Segundo: racionalidad, esta es otra característica importante para definir la actividad científica y se refiere al hecho de que la ciencia utiliza la razón como arma para llegar a sus resultados. Los científicos trabajan en lo posible con conceptos, juicio y razonamiento, y no con sensaciones, imágenes o impresiones.

Tercero: sistematicidad, la ciencia es sistemática, se preocupa por construir sistemas de ideas organizadas coherentemente y de incluir todo conocimiento imparcial en conjunto, cada vez mas amplio.

Generalidad: La preocupación científica no es tanto ahondar y completar el conocimiento de un solo objeto individual, sino lograr que cada conocimiento parcial sirva como puente para alcanzar una comprensión de mayor alcance. De este modo trata de llegar a lo general y no se detiene exclusivamente en lo particular.

Y finalmente falibilidad, La ciencia es uno de los pocos sistemas elaborados por el hombre donde se reconoce explícitamente la propia posibilidad de equivocación, de cometer errores. En esta conciencia de sus limitaciones es donde reside su verdadera capacidad para auto corregirse y superarse, para desprenderse de todas las elaboraciones aceptadas cuando se comprueba su falsedad. Gracias a esta característica nuestros conocimientos se renuevan constantemente.”

Tomado de Gestiópolis. Artículo escrito por Oscar A. Colmenares D., en base a un análisis del Capítulo I del libro “Proceso de Investigación Científica” de Carlos Sabino (2002), sociólogo, historiador y escritor argentino.

0 comments: