AERONAUTICS: TOWARDS THE CREATION OF AN INCREDIBLE PLANE

This is a special chapter in Aeronautics that all of us need to know.
What is coming in a near future could be really revolutionary.
Here is the information as it was recently published by SCIENTIFC AMERICAN

We recommend to go directly to its publication following this link:














AERONÁUTICA: HACIA LA CREACIÓN DE UN AVIÓN INCREÍBLE


EL PRÓXIMO AVIÓN X DE DARPA MANIOBRARÁ COMO NINGÚN AVIÓN ANTES QUE ÉL


El desafío es construir un avión sin superficies de control de movimiento

Por Eric Tegler – Enero 9 de 2020

Tomado de Scientific American – 175, traducción especial de Milton W. Hourcade para la página web del UAPSG-GEFAI

La compañía aeroespacial internacional Airbus presentó recientemente un modelo de un nuevo avión no tripulado llamado Low Observable UAV Testbed (LOUT) [Banco de Pruebas UAV de Baja Observación], que según los informes combina varias tecnologías furtivas no reveladas. Las indicaciones en la descripción del avión llevaron a algunos expertos en aviación a especular que uno de los poderes de evasión de radar de LOUT podría provenir de la falta de superficies de control de movimiento convencionales.

Durante el siglo pasado, los mecanismos de control de los aviones se han basado en superficies articuladas, como alerones y timones. Cambiar sus posiciones altera la forma de las alas o la cola, cambiando el flujo de aire circundante y, por lo tanto, la presión del aire. Este ajuste empuja a la aeronave a maniobrar de manera predecible. Pero las superficies de control tradicionales requieren uniones externas que el radar puede detectar con relativa facilidad. Un avión sin uniones tendría mayores capacidades furtivas y rendimiento. También podría tener menor peso, tamaño, complejidad y costo, en comparación con los aviones que utilizan métodos de dirección tradicionales.

Airbus declinó comentar si LOUT contiene dicho sistema de control, pero la búsqueda para desarrollar una nave sin estas superficies de control móviles definitivamente se está acelerando. En agosto pasado, el programa Control de Aeronaves Revolucionarias con Nuevos Efectos (CRANE) de la Agencia de Proyectos de Investigación de Defensa (DARPA) del gobierno de EE. UU. Solicitó a los innovadores que diseñaran y construyeran un avión que pudiera maniobrar sin superficies móviles, y que produjeran este sistema funcional escala artesanal para 2024.

CONTROL DE FLUJO ACTIVO

Tal plano probablemente tendría que guiarse con un método llamado control de flujo activo (AFC), que DARPA solicitó en su anuncio. En lugar de cambiar el flujo de aire alrededor de una nave moviendo superficies con bisagras, AFC lo altera de otras maneras. Una técnica, por ejemplo, sopla aire extraído de un motor a reacción a través de agujeros de uno a cuatro milímetros de ancho en las partes relevantes de la piel del avión. Otro usa conjuntos de electrodos para descargar pulsos eléctricos que calientan rápidamente el aire cercano, lo que hace que se expanda y altere térmicamente el flujo de aire. Estas interrupciones colocadas con precisión cambian la elevación y el arrastre en una ubicación específica para iniciar un movimiento de cabeceo (nariz hacia arriba o hacia abajo), balanceo (ala hacia arriba o hacia abajo) o bandazo (nariz hacia la izquierda o hacia la derecha).

El trabajo teórico sobre el control de flujo activo se remonta a principios de 1900, pero el interés aumentó después de la Segunda Guerra Mundial. Algunos de los primeros trabajos más importantes surgieron de la división de ingeniería Skunk Works de la Lockheed Martin, según Daniel Miller, investigador principal de sistemas y ciencias de vehículos aéreos en esa división. (Skunk Works ha presentado más de 50 patentes de AFC, y Lockheed Martin incorporó características limitadas de AFC en sus SR-71 Blackbird y F-104 Starfighter).

A pesar de esta historia, AFC nunca despegó porque manipular el flujo de aire alrededor de un avión requería demasiada energía. "Simplemente no podía integrar un sistema AFC en la mayoría de las aeronaves cuando [estaba] usando el 10 por ciento [de la energía disponible de la aeronave]", dice Miller.

Sin embargo, desde la década de 1950, los investigadores han aprendido a manipular mejor el flujo de aire señalando dónde tendrá mayor impacto una bocanada de aire o pulso eléctrico; uno podría comparar este proceso con apuntar una bala a un objetivo en lugar de disparar el área general con una bomba. Debido a que las técnicas modernas de AFC son más precisas, requieren mucha menos energía de un avión. "Como ahora estamos mirando al uno por ciento [de la energía de los aviones]", dice Miller, "las cosas están empezando a encajar bastante bien".

PLAN DE LANZAMIENTO DE DARPA

Investigadores comerciales y académicos ya han realizado varias demostraciones independientes de túnel de viento y vuelo de la tecnología AFC. Durante los últimos cinco años, DARPA ha estado estudiando estas pruebas, según Alexander Walan, gerente de programa de la agencia. En 2015, por ejemplo, la NASA y Boeing realizaron pruebas conjuntas en un sistema limitado en la cola de un avión 757.

En 2018, un pequeño dron sin cola conocido como Innovative Control Effectors, o ICE, desarrollado por una colaboración entre Lockheed Martin, la Fuerza Aérea de EE. UU. y el Instituto de Tecnología de Illinois, realizó una demostración de vuelo como parte de un proyecto de investigación de la OTAN. El mismo programa de la OTAN fue responsable del vuelo en 2019 de un aparato volante autónomo similar llamado MAGMA, desarrollado por BAE Systems y la Universidad de Manchester en Inglaterra.

Estos éxitos a pequeña escala convencieron a DARPA de que había llegado el momento de un avión experimental, o avión X, con AFC. "Entre el modelado y la simulación, las demostraciones de componentes y las demostraciones de vuelo, sentimos que la tecnología había madurado lo suficiente como para que fuera posible un programa de avión a gran escala", dice Walan.

CRANE se desplegará en cuatro fases. La primera, que ahora está en marcha, es una convocatoria de propuestas. Los diseños ya han sido presentados por una variedad de equipos industriales y académicos (incluyendo los Skunk Works de Lockheed Martin). Estos planes están estrechamente vigilados, lo que hace difícil adivinar cómo se verá el nuevo avión X. "No quería que las personas se encerraran en un concepto, una imagen, demasiado pronto", explica Walan. Agrega que el avión X podría ser pilotado o sin piloto, así como sin cola o de aspecto más convencional. Incluso podría usar AFC junto con las superficies de control móviles tradicionales. "Si alguien quiere hacer más de un enfoque [de aviones de combate no tripulados] con un número de Mach más alto [mayor velocidad], puede tener superficies convencionales para despegar y aterrizar, y AFC podría mejorar la maniobrabilidad hacia arriba y a lo lejos ", dice Walan.

El mayor desafío, señala, será integrar un novedoso sistema AFC bajo la piel de un avión de tamaño completo. Pero los solicitantes de CRANE, incluido el equipo de los Skunk Works, son optimistas. "Nuestra conclusión es: parece factible", dice Miller. "Creo que estamos dentro del rango sorprendente de reunir todas estas tecnologías componentes y tratar de hacer una demostración de vuelo".

UFOLOGY: A STAGNANT AFFAIR



When in 2019 the American press published photos of the FLIR cameras of U.S. Navy fighter jets referred of something pilots saw over the Pacific Ocean during a military exercise claiming they showed Unidentified Aerial Phenomena, a kind of renovation of the subject came on.

For days and months that followed the publication of those photos, the “case” continued to be mentioned, amplified with declarations of pilots involved at the moment.

The idea –possibly— was trying to generate a kind of environment of collective psychosis as it was in the late '40s and '50s around what were called "flying saucers".

The media publishing day in and day out headlines on the first page with titles on big capital letters bringing news about someone that saw a “flying saucer” here and there, radios and TVs dealing also with the issue in a prominent way.

But the environment of the Third Millenium in the United States is not the same as that of 70 years ago. The main concerns of the people are different.

Many Americans have learned to think when they see something apparently strange in the sky, and the use to say “that must be something of our boys”, meaning the military.

But curiously the presentation of the subject –military pilots that have seen something strange in the air—and the comments “unlikely maneuvers”, movements that “violate the laws of physics” are exactly the same given 70 years ago. Nothing has changed since then.

And the idea associated with this latest affirmation is to suggest that those UAPs are the result of an extraordinarily advanced technology that must be "out of this world", although the only difference is that this time they officially abstain to talk about extraterrestrials and only venture to say that it is “extra” something...”like extra-dimensional” as someone interviewed on TV said.

But essentially, nothing has changed in more than 7 decades.

Recently, dear friends and colleagues in Spain initiated a kind of prolongation of the work done by the Anomalia foundation, creating a group to which anyone can adhere and participate provided is interested in the UFO subject.

To my surprise and also my deception, of the 75 adherents to the group really few of them have well-deserved credentials as investigators and scholars. Many of them are enthusiasts or fans of the UFO subject; followers of the matter at the level of consumers, and even among the investigators there are some of them that still think in extraterrestrial as the best explanation for the phenomenon.

One interesting finding is that even people with 4 or 5 professional titles tend to think on unacceptable “explanations”, instead of being consistent with their own scientific formation. That only shows how complex and contradictory could be the human mind.

But essentially, it appears that nothing has changed about the issue itself.

People still paid attention to old cases like the “UFO” of Trindade Island, the presumed UFO that was seen decades ago in the Canary Islands, the UMMO affair or the Mothman and other strange stories, and so on.

Therefore, I sincerely think that the UFO issue and the so-called UFOLOGY are a stagnant affair. And even more, I question myself to what extent it is logical, intelligent and pertinent to continue developing the activity of investigating and dealing with something that in the 99 to 99.5 of the reported cases has shown consistently that it is explainable. Something which origin as a subject –by the way-- has been and continues being in the United States, at every stage of the apparent “mystery”.

In 2008, after 50 years of permanent investigation and study the Uruguayan CIOVI (Unidentified Flying Objects Investigation Center) decided to put an end to its work for the reasons that I have just explained.

I wonder if the same reasons do not advocate to put an end to all the activities that go around the UFO subject either private or official.

Otherwise, we will be reaching the hundred anniversary of the Arnold case still making the same questions and discussing the same cases, being incapable to reach a conclusion because unconsciously we will be perpetuating a myth.

Of course, I accept that some situations and cases have not been resolved, and I would welcome any initiative that could call for an international team of investigators to go to different places, made all the possible research, and try to solve those cases and explain those situations as much as possible.

I am talking about the situations happened in Caronia (Italy), and in Colares, Brazil. And cases like the one witnessed by the American physicist, engineer and meteorologist Charles B. Moore on April 24, 1949; that of the RB-47(July 17, 1957); what happened in Malmstrong AFB (March 16, 1967); and the one in Minot AFB (October 24, 1968).

In the 50's it was said that the UFOs were nor Russian neither American. Just at the end of WWII, if they were not Russian neither American, who else could be behind that technology? Only those that at that same moment in history developed by themselves a Physics that was already 50 years ahead to any other one. The answer to me is obvious, but only a few people thought about it, and the vast majority of ufologists never mention this.

Currently, they say: they are not Russian, nor Chinese, and not ours ---the only difference is that they had to add China— but the reasoning is the same. And once again, 70 years later, can we imagine what developments could have been achieved by those that in the '50s were already 50 years ahead?

Crowning all of that come the wise words pronounced by Major General John Samford at the press conference on UFOs held at the Pentagon on July 24, 1952, when he said: "I think that the greater probability is that these are phenomena associated with intellectual and scientific interests on which we are on the way to know more, but that there is nothing in them that is associated with material or vehicles or missiles that are directed against the United States. "

Indeed, 72 years after the Arnold case there is no one case in which it could be concluded that there was something directed against the United States. Those “intellectual and scientific interests” have been well preserved and –if I may say— protected.


Milton W. Hourcade
Iowa City, January 3, 2020.









UFOLOGÍA: UN ASUNTO ESTANCADO

Cuando en 2019 la prensa estadounidense publicó fotos de cámaras FLIR de aviones de combate de la Armada acerca de algo que los pilotos vieron sobre el Océano Pacífico durante un ejercicio militar declarando que observaron Fenómenos Aéreos No Identificados, vino una especie de renovación del tema.

Durante días y meses que siguieron a la publicación de esas fotos, el “caso” continuó siendo mencionado, amplificado con declaraciones de los pilotos involucrados en el momento.

La idea –posiblemente—fue la de tratar de generar un tipo de ambiente de psicosis colectiva como ocurrió a finales de los años 40 y los años 50 en torno a los que eran llamados “platillos volantes” (o “platos voladores”).

Los medios publicando un día sí y otro también cabezales en la primera página con títulos en grandes letras mayúsculas dando noticia acerca de que alguien que vio un “platillo volante” aquí y allá, radios y televisoras tratando también el tema en forma prominente.

Pero el ambiente del Tercer Milenio en Estados Unidos no es el mismo de 70 años atrás. Las principales preocupaciones de la gente son diferentes.

Muchos estadounidenses han aprendido a pensar cuando ven algo aparentemente extraño en el cielo, y suelen decir “eso debe ser algo de nuestros muchachos” queriendo significar los militares.

Pero curiosamente la presentación del tema –pilotos militares que han visto algo extraño en el cielo— y los comentarios “maniobras inverosímiles”, movimientos que “violan las leyes de la física” son exactamente los mismos dados hace 70 años. Nada ha cambiado desde entonces.

Y la idea asociada con esta última afirmación es sugerir que esos UAPs son el resultado de una extraordinariamente avanzada tecnología que debe ser “de fuera de este mundo”, aunque la única diferencia es que esta vez oficialmente se abstienen de hablar acerca de extraterrestres y sólo se atreven a decir que es “extra” algo…” extra-dimensional” como dijo alguien entrevistado en televisión.

Pero esencialmente, nada ha cambiado en más de 7 décadas.

Recientemente, estimados amigos y colegas en España iniciaron una especie de prolongación del trabajo hecho por la fundación Anomalía, creando un grupo al cual cualquiera puede adherirse y participar siempre que esté interesado en el tema OVNI.

Para mi sorpresa y también mi decepción, de los 75 adherentes al grupo realmente pocos de ellos tienen bien merecidas credenciales como investigadores y estudiosos. Muchos de ellos son entusiastas o hinchas del tema OVNI; seguidores de la materia al nivel de consumidores, y aún entre los investigadores hay algunos que aún piensan en lo extraterrestre como la mejor explicación para el fenómeno.

Un hallazgo interesante es que aún personas con 4 o 5 títulos profesionales tienden a pensar en “explicaciones” inaceptables, en lugar de ser consistentes con su propia formación científica. Eso sólo muestra lo compleja y contradictoria que puede ser la mente humana.

Pero esencialmente, parece que nada ha cambiado acerca del tema en sí.

Las personas aún prestan atención a viejos casos como el “OVNI” de la Isla de la Trinidad, el supuesto OVNI que fue visto décadas atrás en las Islas Canarias, el affaire UMMO, Mothman y otras extrañas historias, etcétera.

Por lo tanto, sinceramente pienso que el tema OVNI y la así llamada UFOLOGÍA son un asunto estancado. Y aún más, me cuestiono a mi mismo hasta qué punto es lógico, inteligente y pertinente continuar desarrollando actividad de investigación y tratar con algo que en el 99 a 99,5 de los casos denunciados ha mostrado consistentemente que es explicable. Algo cuyo origen como tema --por cierto—ha estado y continúa estando en los Estados Unidos, en cada etapa del aparente “misterio”.

En 2008, luego de 50 años de permanente investigación y estudio, el Centro de Investigación de Objetos Voladores Inidentificados, CIOVI, de Uruguay, puso fin a su tarea por las razones que acabo de explicar.

Me pregunto si las mismas razones no abogan por poner fin a todas las actividades que rodean al tema OVNI ya sean privadas u oficiales.

De otra manera, estaremos llegando al centésimo aniversario del caso Arnold aún haciendo las mismas preguntas y discutiendo los mismos casos, siendo incapaces de alcanzar una conclusión porque inconscientemente estaremos perpetuando el mito.

Por supuesto que acepto algunas situaciones y casos que no han sido resueltos, y le daría la bienvenida a una iniciativa que pudiera formular una convocatoria para un equipo internacional de investigadores que vaya a diferentes lugares, realice toda la búsqueda posible, y trae de resolver esos casos y explicar esas situaciones tanto cuanto sea posible.

Me refiero acerca de las situaciones ocurridas en Caronia (Italia) y en Colares, Brasil. Y casos como el atestiguado por el físico, ingeniero y meteorólogo estadounidense Charles B. Moore en Abril 24 de 1949; el del RB-47 (Julio 17 de 1957); lo que ocurrió en la Base Malmstrong de la Fuerza Aérea (Marzo 16 de 1967) y el sucedido en la Base Minot de la Fuerza Aérea (Octubre 24 de 1968).

En los años 50 se dijo que los OVNIs no eran rusos ni estadounidenses. Apenas al finalizar la Segunda Guerra Mundial, si no eran rusos ni estadounidenses, ¿qué otro grupo podía estar detrás de esa tecnología? Sólo quienes en el mismo momento histórico desarrollaron por sí mismos una Física que ya estaba 50 años adelantada respecto de cualquier otra. La respuesta para mi es obvia, pero sólo pocas personas pensaron acerca de ella, y la vasta mayoría de los ufólogos nunca ha mencionado esto.

Actualmente dicen: no son rusos ni chinos ni nuestros –la única diferencia es que tienen que agregar a China— pero el razonamiento es el mismo. Y nuevamente, 70 años después, ¿podemos imaginar qué desarrollos pueden haber alcanzado aquellos que en los años 50 ya estaban 50 años adelantados?

Coronando todo eso vienen las sabias palabras pronunciadas por el General de Division John A. Samford, Director de Inteligencia de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en la conferencia de prensa sobre los OVNIs realizada en el Pentágono el 24 de Julio de 1952 cuando dijo: “Pienso que la mayor probabilidad es que estos sean fenómenos asociados con intereses intelectuales y científicos sobre los que estamos en camino de conocer más, pero que no hay nada en ellos que esté asociado con material o vehículos o misiles que estén dirigidos contra Estados Unidos.”

Ciertamente, 72 años después del caso Arnold no hay un solo caso en el cual se pueda concluir que hubo algo dirigido contra Estados Unidos. Esos “intereses intelectuales y científicos” han sido bien conservados y –si puedo decirlo— protegidos.

Milton W. Hourcade

Iowa City, January 3 de 2020


EL ÚLTIMO FOTOCAT Y OTRAS NOVEDADES

Nuestro infatigable colega y querido amigo Vicente-Juan Ballester Olmos no es detenido ni retrasado por las fiestas tradicionales para prepararnos y enviarnos su material FOTOCAT.

Por lo tanto, con mucho gusto le ofrecemos aquí el enlace respectivo y la recomendación de leer cuidadosamente este material y que cada quien se forme su propia idea.
http://fotocat.blogspot.com/2019_12_18_archive.html  

El texto contiene la revisión de algunos casos antiguos, más la posición de Ballester Olmos sobre los EC-III e información sobre algunos libros.

Personalmente creo que es muy interesante el de Xavier Passot, ex Director de GEIPAN.


Por otro lado, me permito discrepar con lo que sostiene el autor alemán Uli Thieme en su libro Roswell, Ein UFO Mythos (Roswell, un Mito OVNI) que cae en el mismo error de que lo que generó el caso fue un globo del Proyecto Mogul. En mi libro "OVNIs: La Agenda Secreta" dediqué un capítulo a tratar a fondo el tema Roswell, --con intensa y extensa lectura previa de múltiples documentos y escritos sobre el asunto-- y allí defenestro técnicamente la explicación que se atribuye al Proyecto Mogul.

En otra nota, quiero enfatizar mi recomendación de leer el blog "The UFO TRAIL" que contiene información relevante realmente importante para nuestro trabajo.

Milton W. Hourcade

LATEST FOTOCAT AND OTHER NEWS

Our indefatigable colleague and dear friend Vicente-Juan Ballester Olmos is not detained or delayed by the traditional holidays to prepare and send his FOTOCAT material to us.

Therefore is with pleasure that we offer here the respective link and the recommendation to carefully read this material and made up your own mind.

 http://fotocat.blogspot.com/2019_12_18_archive.html

The text contains the review of some old cases, plus the position of Ballester Olmos about the EC-III and information about some books.

Personally I think it is very interesting the one of Xavier Passot --former Director of GEIPAN.

On the other hand, I allow myself to disagree with what the German author Uli Thieme argues in his book Roswell, Ein UFO Mythos (Roswell, a UFO Myth) that falls into the same error that what generated the case was a Mogul Project balloon. In my book "UFOs: The Secret Agenda" (OVNIs: La Agenda Secreta) I dedicated a chapter to deal thoroughly with the Roswell issue, - with intense and extensive prior reading of multiple documents and writings on the subject - and there I technically defenestrated the explanation attributed to Project Mogul.

On another note, I want to emphasize my recommendation to read the blog "The UFO TRAIL" which contains relevant information really important to our work. 

Milton W. Hourcade