LOS OVNIs del PENTÁGONO - Un artículo por Robert Sheaffer

A fines de 2017, un artículo publicado en The New York Times sorprendió a más de un lector. El título era más propio de un tabloide que de un periódico considerado "serio". Decía: “Auras resplandecientes y dinero negro: el misterioso Programa OVNI del Pentágono”, pero, por supuesto, no fue escrito por los periodistas regulares del NYT, sino por personas comprometidas con lo que para ellos es la naturaleza extraterrestre de los OVNIs.

Esto provocó una reacción en cadena en muchos medios de comunicación, otros periódicos y canales de televisión, por no mencionar las expresiones de júbilo de aquellos grupos y personas que comparten la visión de los OVNIs como un derivado de la existencia y la acción de ET en todo el planeta.

Sin embargo, advertimos en esta página web que una de las fotografías mostradas inicialmente por los responsables del artículo fue originada por un grupo de estudiantes graduados en Alemania, dedicado a elaborar videos falsos.(información producida por el investigador mexicano Ing. Luis Ruiz Noguez).

Y personalmente escribí recientemente en Facebook: "Cuando haya una declaración oficial del Pentágono (sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos) o de la Armada (USNAVY) que indique la existencia de OVNIs, y aclare lo que entienden al usar esa sigla, seré el primero en compartirlo.

Mientras tanto, no me importa lo que hagan los escritores, periodistas y "ufólogos" que quieren crear un entorno para recrear lo que sucedió en los años 50 y 60. No son fuentes oficiales o confiables ".

El siguiente artículo, escrito recientemente por el prestigioso erudito Robert Sheaffer, ratifica este criterio y derriba todo el frenesí y el circo montado en torno a una empresa de entretenimiento.

Recomendamos la cuidadosa lectura de este excelente trabajo.

Los OVNIs del Pentágono
Cómo una compañía de entretenimiento multimedios creó una historia de noticias de OVNIs.

POR ROBERT SHEAFFER

El 16 de Diciembre de 2017, el New York Times publicó “Auras resplandecientes y dinero negro - El misterioso Programa OVNI del Pentágono”, ahora un artículo famoso acerca de un previamente desconocido programa del Pentágono para estudiar los OVNIs, según lo que reporta la Academia Hacia Las Estrellas [To The Stars Academy (TTSA) en inglés – N. del T.]. Fue fundada por un músico de rock llamado Tom DeLonge, que perteneció a la banda Blink-182, quien describe a la TTSA  como  una “compañía independiente de entretenimiento multimedios”. Esto desató un furor en la prensa que todavía continúa.

Para mostrar qué poco la gente de TTSA entiende sobre lo que está haciendo, las llamadas “auras resplandecientes” rodeando los objetos en un video que circuló ampliamente tomado por un avión militar, representan nada más que un artefacto de procesamiento de la imagen infrarroja. Pero los “expertos” de TTSA así como aquellos que los miran, no se dan cuenta de ese hecho obvio y piensan en cambio que se trata de algo profundamente misterioso.

Muchas personas no se dieron cuenta que Leslie Kean, una de las autoras de este artículo, es una dedicada promotora de los OVNIs que ha escrito un libro popular sobre el tema. Ella también es muy ingenua, al punto de promover un video de una mosca zumbando alrededor como si fuera una gran prueba de la alta performance de los OVNIs. (Y ella aún no ha admitido que fue engañada por la mosca.)   

Otro autor del artículo, Ralph Blumenthal, también ha sido un creyente en los OVNIs por años. De modo que este no fue un habitual artículo de noticias escrito por periodistas del New York Times encargados de investigar un misterio y escribir una historia objetiva. Por el contrario, fue elaborado por creyentes en los OVNIs como para parecer neutrales y objetivos cuando no tienen nada de eso.

Ahora el otro zapato ha caído. El 26 de Mayo de 2019 el New York Times publicó otro artículo por Helene Cooper, Ralph Blumenthal y Leslie Kean –los mismos tres autores de la pieza anterior—titulado: “¡Guau! ¿qué es eso? Pilotos de la Armada Denuncian Objetos Volantes Inexplicados”. Ellos escriben: 
                  Los extraños objetos, uno de ellos como un trompo moviéndose contra el viento, aparecieron casi diariamente desde el verano de 2014 a Marzo de 2015, altos en el cielo sobre la Costa Este. Los pilotos navales reportaron a sus superiores que los objetos no tenían motor visible o plumas de escape infrarrojas, pero que podían alcanzar 30.000 pies a velocidades hipersónicas. “Estas cosas van a estar allí fuera todo el día” dijo el Tte.Ryan Graves, un piloto de un F/A-18 Super Hornet, que ha estado en la Armada por 10 años.

Uno se pregunta seriamente ¿por qué, si objetos desconocidos fueron supuestamente vistos “casi diariamente” por casi un año, y se exponían “todo el día”, no tenemos abrumadora evidencia de video, fotográfica e instrumental de ellos, quitando toda duda acerca de su aspecto y conducta? En realidad todo lo que vemos son los mismos tres videos borrosos de infrarrojo promovidos por la TTSA una y otra vez. Esto no tiene ningún sentido. ¿No tiene la Armada ninguna cámara, radar u otro equipo de vigilancia?

En cuanto al llamado video “Tic Tac” de 2004 (ver la imagen debajo) comenzaron a aparecer graves discrepancias entre los relatos de varias personas implicadas. David Fravor es el piloto que fue guiado hacia el supuesto lugar del OVNI Tic Tac [le llaman así porque se le atribuye forma similar a unas populares pastillas ovales de esa marca – N. del T.] no vio nada en el aire en ese lugar. Mirando hacia abajo vio una perturbación en el agua, que supuso fue causada por el objeto que aparentemente acababa de estar en el aire. Por supuesto, es una enorme suposición de que ambas cosas sean necesariamente lo mismo.


Fravor habló en un reciente Festival OVNI en McMinville, Oregon (llevado anualmente en honor de la famosas fotos Trent, tomadas apenas fuera de la ciudad). [las fotos de Paul Trent se demostró eran un fraude, pues se trató de un pequeño modelo suspendido de un hilo – N. del T.]. El reportero George Knapp y el filmador de documentales Jeremy Corbell también estaban en el panel. Fravor criticó duramente los relatos de algunas otras personas que estuvieron involucradas y habían estado hablando sobre el incidente. Pareció estar singularizando el relato del operador de radar Kevin Day, como no fáctico. Descartó relatos de que personal de la Fuerza Aérea llegó abordo del Nimitz y confiscó la evidencia, como algo falso. Fravor también se refirió al documental de Dave Beaty “Encuentros OVNI del Nimitz” como un “dibujo animado”. 

Esto hizo que George Knapp le dijera a Fravor: “Supongo  que Ud. está siendo diplomático, pero algunas de las historias y declaraciones hechas por alguna gente que ha estado en esos barcos, son pura mierda.” Cuando la gente comenzó a comentar acerca de esas notables discrepancias, Corbell retiró el video de YouTube.

Hubo poco que fuese nuevo o inesperado en la largamente anticipada premiere de la serie “Unidentified” en el History Channel. Producida por Tom DeLonge, cuyos esfuerzos han más o menos dominado las noticias de OVNIs durante los dos últimos años, repitió las mismas declaraciones sobre las cuales yo y otros hemos escrito ya muchas veces. Hecho un sándwich entre episodios de “Alienígenas Ancestrales”, el primero de los seis episodios de “Unidentified” se concentró en el OVNI “Tic Tac”. Aquí hay algunas cosas acerca de ese episodio que encuentro que inducen a error o son incorrectas.

·       Se enfatiza el hecho de que los informes fueron generados por pilotos militares altamente entrenados, algunos con experiencia en combate. Lo que se implica es que sus observaciones son mucho más creíbles que las de personas comunes. Pero los investigadores de OVNIs de largo tiempo recuerdan que el Dr. J. Allen Hynek, el ex consultor científico del Project Blue Book de la Fuerza Aérea de EE.UU. escribió: “Sorprendentemente, los pilotos comerciales y militares parecen resultar relativamente pobres testigos.” (The Hynek UFO Report,1977, p. 271). El piloto está y debe estar enfocado en mantener el avión en vuelo con seguridad, y no en observar algún objeto de apariencia extraña.

·       El Pentágono no “reveló” o “liberó” nada acerca de los OVNIs. Toda esta línea de “revelación” procedió de declaraciones de Luis Elizondo de TTSA y otros, y de ninguna actividad interna del Pentágono. El Programa de Identificación de Amenaza Aeroespacial Avanzada del Departamento de Defensa (AATIP) surgió porque el multimillonario inversor (y viejo creyente en los OVNI) Robert Bigelow, un frecuente contribuyente a la campaña del Senador Hary Reid, persuadió a Reid, entonces líder Demócrata del Senado, para establecer el programa AATIP.  AATIP entonces canalizó 22 millones de dólares en contratos a la compañía de Bigelow (porque esa es la manera en que se hacen las cosas en Washington). La única cosa por la que se conoce que AATIP produjo son 38 documentos en Física rara, como anti-gravedad, agujeros espacio-temporales, y propulsión de masa negativa.


·       La TTSA declaró desde su inicio que el Pentágono liberó los tres borrosos videos en infrarrojo que ellos incesantemente nos muestran. Afirman tener documentación de "cadena de custodia" para los videos, pero nadie ha visto esta documentación. Elizondo recientemente le dio a conocer a George Knapp, un reportero amistoso con TTSA (y parece que a cualquier otra persona que haga declaraciones sobre los OVNIs) una copia de un documento que pretende mostrar la liberación de los videos.Pero un análisis cuidadoso por John Greenewald de The Black Vault muestra sin lugar a dudas que el documento no prueba lo que Elizondo afirma que plantea. Greenewald destaca que no tenemos pruebas de ninguna liberación [oficial del Pentágono] menos aún de que lo que se está promocionando [los videos] sean la misma evidencia conectada con el Formulario 1910 del Departamento de Defensa. Sí vemos un descarado desprecio del Sr. Elizondo por la verdad al exhibir el Formulario DD 1910, y vemos el mismo desprecio por la verdad de la Academia Hacia las Estrellas ya que ha promocionado documentos resultando en una difusión pública - ¿cómo podemos creer todo o cualquier otra cosas de las mismas fuentes?


En el primer episodio, Luis Elizondo habló nuevamente acerca de sus “cinco observables”, sobre los cuales escribí en Septiembre de 2018. Uno de ellos fue “Aceleración Instantánea” supuestamente mostrada por la rápida desaparición del OVNI TicTac del video de rayos infrarrojos En un segmento de la serie “Unidentified” mostrado en FoxNews, Chris Cooke de la TTSA [Academia Hacia las Estrellas – N. del T.] atribuye este movimiento al objeto en sí mismo. Elizondo ha hecho esta declaración en sus conferencias varias veces.

En realidad, en Diciembre de 2017, Mick West del excelente sitio web Metabunk mostró que la “repentina aceleración” del objeto fue, en realidad, debido a un cambio en el factor del zoom de la cámara en ese momento. Sorprendentemente, se escucha que Cooke dice “Alguien cambió el zoom”. Pero Elizondo repitió la declaración de “aceleración instantánea” en el show de Tucker Carlson en FoxNews apenas horas antes de emitirse el primer capítulo de la serie. En cuanto a los otros cuatro “observables”, se les llama más adecuadamente “suponibles”.[ [En física, un observable es toda propiedad del estado de un sistema que puede ser determinada ("observada") por alguna secuencia de operaciones físicas. ... Para todo observable podemos diferenciar una cualidad y una cantidad, y esta distinción resulta de especial interés en la física cuántica.- N. del T.]

Un reciente acontecimiento que es significativo, y no está mencionado en el programa o por la TTSA: Según un artículo publicado en The Drive por Joseph Trevithick y Tyler Rogoway:

                  la historia del Times no menciona que entre 2014 y 2015, Graves y Accoin, y todo el otro personal asignado al Portaviones  Ala Aérea Uno (CVW-1) y el portaaviones de la clase Nimitz USS Theodore Roosevelt, así como todos los demás en el grupo asociado de portaviones de ataque, o CSG, estaban participando en una serie de ejercicios particularmente significativos. El portaviones había apenas retornado a la flota luego de una gran reparación de cuatro años, también conocida como Reaprovisionamiento de Combustible y Compleja Reparación (RCOH), en Agosto de 2013.  Este proceso incluyó instalar varias actualizaciones, tales como sistemas asociados con la última reiteración de la Capacidad de Combate Cooperativo de la Armada (CEC) y su incorporada arquitectura de Contra-Control Integrado de Fuego Aéreo de la Armada (NIFC-CA). Este es un detalle crítico. Cuando el Grupo de Ataque del portaviones Nimitz se encontró con el TicTac en 2004, estaba en medio de las primera operaciones a nivel de CSG jamás llevadas a cabo en la reiteración inicial del CEC.

En otras palabras, en 2004 el Grupo de Ataque del portaviones Nimitz tuvo su actualización del software, y pronto comenzó a reportar “objetos no identificados”, incluyendo el TicTac. En 2014-2015 el portaviones Ala Aérea Uno tuvo su actualización del software del radar, y pronto ellos también estaban reportando OVNIs en abundancia. 

Uno puede interpretar esto como que los radares finalmente han obtenido la potencia suficiente como para detectar OVNIs que desde hace rato han venido llamando la atención. Pero una interpretación más prudente es que los radares se han convertido suficientemente poderosos como para comenzar a detectar pájaros, pequeños globos, nubes de insectos, cristales de hielo, restos llevados por el viento, y varias otras cosas que se encuentran en la atmósfera. Argumentando a favor de esta última interpretación  está que estos radares aparentemente no detectan más objetos anómalos, lo cual en sí mismo es significativo. Se sugiere que, con toda probabilidad, luego de quedar confundidos por objetos anómalos apareciendo en el nuevo radar, los operadores finalmente se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo, y ya no están más preocupados por anomalías.

Y en una bombaso de último momento el periodista Keith Kloor hizo lo que se supone que los reporteros tienen que hacer, y planteó rigurosas preguntas acerca de las personas involucradas en la elaboración de noticias. Al escribir en The Intercept el 1º. de Junio, el artículo de Kloor se titula: “Los Medios aman al experto en OVNIs que dice que trabajó en un oscuro programa del Pentágono. ¿Lo hizo?”.  Kloor escribe…

hay un detalle crucial, perdido en ”Unidentified” [la serial de televisión – N.del T.], así como en todas las muchas historias que han citado a Elizondo desde que se superó a sí mismo hace casi dos años, a unos medios asombrados. No hay evidencia discernible de que alguna vez haya trabajado para un programa OVNI del gobierno, mucho menos que haya dirigido uno.

Sí, AATIP existió, y “efectivamente se dedicó a la búsqueda e investigación dentro de los fenómenos aéreos no identificados” me dijo el portavoz del Pentágono Christopher Sherwood.  Sin embargo, agregó: “El Sr. Elizondo no tuvo responsabilidades respecto del programa AATIP mientas trabajaba en OUSDI (la Oficina del Sub-Secretario de Defensa para Inteligencia) hasta el momento en que hizo efectiva su renuncia el 4 de Octubre de 2017.”

Esto directamente contradice el correo electrónico enviado por un portavoz de la Academia de Artes y Ciencia Hacia las Estrellas, una compañía de búsqueda y entretenimiento sobre OVNIs a la que se unió Elizondo luego que dejara el Departamento de Defensa.

Kloor añade que la única supuesta confirmación de la implicación de Elizondo con AATIP procede de Bryan Bender, de Político:

La portavoz del Pentágono Dana White confirmó a Político que el
 programa existió y fue llevado adelante por Elizondo” escribió Bryan Bender en Diciembre de 2017. (Con anterioridad ese año, White, designada políticamente por la administración Trump, renunció en medio de una investigación interna bajo cargos de inconducta).Pero el vocero del Pentágono Christopher Sherwood me dijo que él “no puede confimar” la declaración de White.

Como suele suceder, Bender, que es el editor de temas de Defensa en Político, ha tenido un papel recurrente en el primer episodio de “Unidentified”.  Apareció ante cámaras múltiples veces como una especie de acreditado personaje testigo, para Elizondo, Mellon, y sus investigaciones OVNI.

De modo que Bender no puede ser considerado un reportero objetivo sobre la TTSA, y el supuesto involucramiento de Elizondo con el AATIP sólo es apoyado por su propia palabra. Kloor destaca también que Elizondo no responderá a sus interrogantes,  pero evidentemente no tiene ninguna dificultad en ser entrevistado por otros reporteros que le lanzan preguntas suaves. He visto esta conducta una y otra vez entre Ufólogos que diseminan dudosas declaraciones.

No todos están felices con lo expuesto por Kloor. El defensor de “Disclosure” [“Divulgación” un proyecto platillista creado por el Dr. Stephen Greer, traumatólogo jubilado – N. del T.] Stephen Basset del Grupo de Investigación Paradigma escribe:

Es el ataque más atroz dirigido al tema de la presencia extraterrestre
y a Disclosure que haya leído en 22 años. Llega a la medida de algunos de los peores de tales artículos escritos por Phil Klass, el más agresivo expositor de falsedades que se haya conocido. Stanton Friedman [un platillista que cobraba hasta 3.000 dólares por conferencia y validaba el invento de los documentos M-J 12, etc. – N.del T.] presentó un convincente caso de que Klass estuvo diectamente empleado por la C.I.A.
durante su lamentable carrera.


Nótese que Basset no señala nada equivocado en lo que Kloor escribió, pero él sabe que debe estar equivocado. Claramente el artículo tocó un nervio en los proponentes de los E.T. En cuanto a Klass, le conocí bien, y lo que dice Basset acerca de Klass es Loony Tunes [clásica tira cómica llevada al cine, con el personaje de Bugs Bunny, el conejo de la suerte –N. del T.].


----------------------------------------------
Este artículo de Sheaffer es evidentemente muy importante, pero no va al fondo del asunto.

1) Si –como él mismo lo atestigua— el portavoz del Pentágono Christopher Sherwood le aseguró al periodista Keith Kloor que AATIP existió y “efectivamente se dedicó a la búsqueda e investigación dentro de los fenómenos aéreos no identificados”, bueno sería saber qué hizo ese programa, qué descubrió o pudo determinar, y por qué finalmente el programa se clausuró.

2) Decir “fenómenos aéreos no identificados” no implica unívocamente hablar de “OVNIs” con el inducido y popularizado concepto de “naves extraterrestres”, al estilo del History Channel que justamente creó la serie “Unidentified” con esa equívoca interpretación que le es muy propia. Mucho más importante es tener en cuenta aparatos aéreos de origen desconocido  —de momento— que puedan presentar características furtivas y desarrollar velocidades hipersónicas, o que utilicen un método de propulsión aún no puesto a punto por Estados Unidos. Eso sí es algo de genuino interés para el Pentágono.

3) Si los radares han sido puestos a punto en naves de la Armada estadounidense, y cabe suponer en los de la Fuerza Aérea y el Ejército, no es seguramente para “captar pájaros, pequeños globos, nubes de insectos, cristales de hielo” o cosas semejantes. Sino justamente “varias otras cosas que se encuentran en la atmósfera”, como bien lo señala el mismo Sheaffer.  Y esas otras cosas son las que determinan esta cortina de humo, con la creación de la Academia de Artes y Ciencias Hacia las Estrellas, la elaboración de la serie de TV por el History Channel y las declaraciones de Elizondo, más los medios que han accedido a desparramar esta historia. Esas otras cosas son: poner a prueba los instrumentos de captación de aparatos aéreos de naciones adversarias, y poner a prueba la capacitación del personal de Defensa para hacer frente a esos aparatos, a diferentes niveles.

4) Cuando varios colegas investigadores y otras personas, se han preguntado con lógica ¿qué hay detrás de todo esto?, para mí, esto es lo que hay detrás. Y de ETs, absolutamente nada.

Milton W. Hourcade
Junio 14 de 2019.


THE PENTAGON'S UFOS - an article by Robert Sheaffer


At the end of 2017, an article appeared in The New York Times surprised more than one reader. The title was more proper of a tabloid than of a newspaper considered “serious”. It read: “Glowing Auras and Black Money—The Pentagon’s Mysterious U.F.O. Program,” but of course, it was not written by the regular journalists of the NYT but for people engaged with what for them is the extraterrestrial nature of UFOs.

This prompted a chain reaction in many media outlets, --other newspapers and TV channels— not to mention the rejoicing expressions of those groups and people that share the vision of UFOs as a derivative of the ET existence and action around our planet.

Nevertheless, we warned in this our webpage that one of the pictures initially shown by those responsible for the article was originated by a group of graduate students in Germany, dedicated to elaborated fake videos.(information produced by the Mexican researcher Eng. Luis Ruiz Noguez).

And I personally wrote recently on Facebook that “When there was an official statement from the Pentagon (headquarters of the US Department of Defense) or the Navy (USNAVY) stating the existence of UFOs, and clarifying what they understand by using that acronym, I will be the first to share it.
 
Meanwhile, I don’t care what writers, journalists and "ufologists" who want to build up an environment to recreate what happened in the 1950s and 1960s do. They are not official or reliable sources.”

The following article, written recently by the prestigious scholar Robert Sheaffer ratifies this criterion and tear down all the frenzy and circus mounted around just an entertainment company. 


Milton W. Hourcade