UN VIDEO QUE CIRCULA EN LAS REDES SOCIALES HA SIDO EXPLICADO


EL PRÓXIMO SÁBADO HABRÁ UN EXCELENTE INFORME DE SALIM SIGALES, DESDE MÉXICO



Comenzando en Julio de 2019, alguien puso en las redes sociales un video tomado por una tripulación de un avión de la compañía Volaris que muestra algo aparentemente extraño.

La ignorancia general sobre cosas que se pueden ver en el cielo y el deseo de fantasear llevó a la persona que puso inicialmente el video a titularlo “El video OVNI más real en el Mundo | Extraña luz (OVNI) en Sonora México”.

Obviamente, la tripulación del avión se sorprendió por lo que estaba viendo y el piloto dice: “No sé lo qué es, pero es super interesante” lo que –de paso—revela que los pilotos no son los mejores observadores porque ellos no saben todas las cosas que pueden ver cuando están volando.

Pero llamarlo “OVNI” simplemente porque hay un video de algo que los testigos no sabían qué era, no es suficiente. Nada debe ser calificado como OVNI antes de que se haya hecho una investigación.

Y aquí viene el excelente trabajo realizado por nuestro colega mexicano Salim Daniel Sigales Montes, dando todos los pasos de una Identificación Aeroespacial como objetivo. Un magnífico trabajo que recomendamos leer. 


El resultado de su tarea es la clara y precisa identificación de lo que inicialmente y erróneamente se le llamó “OVNI”.

El próximo sábado el Licenciado Sigales Montes va a publicar el informe completo sobre este caso, y nosotros vamos a proveer el URL para que ustedes lo lean.

Permítasenos enfatizar que la Identificación Aeroespacial ha sido siempre el objetivo imparcial de una verdadera y honesta investigación de los UAP. 

Sólo quienes quieren perpetuar el mito extraterrestre prefieren hablar de “tener la mente abierta”, simplemente para mantener una ventana abierta al misterio y lo “extraño”. Ellos abren sus mentes a la especulación, pero las cierran a aplicar el método científico y el rasero de Ockham.

Un caso ilustra este tipo de mentalidad: la tripulación de un avión informa haber visto algo “extraño”. El equipo investigador verifica la información provista por el testigo con un asesor en Astronomía quien determina sin duda alguna que el día, a la hora y en la dirección apuntada por el testigo estaba Venus. Pues bien, el “equipo investigador” concluye el caso de esta manera: “porcentaje de posibilidad de un fenómeno convencional: 72%”; “porcentaje de posibilidad de un fenómeno no convencional: 28%”. No existen “porcentajes de posibilidades”, la conclusión debe ser una sola. En este caso fue Venus, y punto.

Esta es la razón por la cual estamos llamando a nuestro trabajo investigativo como Identificación Aeroespacial, una vez más para indicar una diferencia de criterios, conceptos, y tipo y calidad del trabajo que estamos haciendo, comparado con lo que hacen quienes se llaman a sí mismos “investigadores de OVNI”. 

Milton W. Hourcade


0 comments: