DISECCIONANDO EL CASO DE LOS U.A.P. DE LA ARMADA ESTADOUNIDENSE





Como investigadores y estudiosos del tema de los U.A.P., siempre estamos enfrentados al ineludible deber de establecer los hechos, separar la ficción, y reportar a nuestros colegas y al público en general los resultados de nuestra labor.

Estos días, una historia que comenzó hace 15 años está creando olas de material de prensa y en la internet con versiones distorsionadas de la realidad, simplemente para mantener el mito extraterrestre, para diversión de los platillistas y la venta de diarios, revistas, programas de TV y los así llamados conferencias, convenciones y congresos.

Intereses económicos y políticos están implicados en esta historia, también ocultamiento y maniobras estratégicas para mantener al público en general deliberadamente mal informado.

Nuestros lectores merecen respeto, honestidad y conocer las cosas tal cual son. Y –de paso—tener cierta información especial que ha sido ocultada a propósito para mantener el aura de misterio en torno a todo el asunto.
Por lo tanto, ---luego de leer y ver una considerable cantidad de material—voy a poner en orden los hechos, con numerales, de modo que será fácil referirse a ellos si se necesita hacer eso.

1) “Dinero Negro”

En su edición del 16 de Diciembre de 2017, The New York Times publicó un artículo escrito por tres distinguidos entusiastas de los E.T., Helene Cooper, Ralph Blumenthal y Leslie Kean, la última mencionada, autora de un libro y un claro ejemplo de lo que es considerar el tema con ingenuidad. Lo interesante es el título del artículo: Auras Brillantes y “Dinero Negro”: el Misterioso Programa OVNI del Pentágono.

La mención a un “Misterioso Progama OVNI” es totalmente engañosa. Como vamos a demostrar más adelante, no era un programa sobre OVNIs.
Pero hablan sobre “Dinero Negro”, y este punto merece ser explicado y analizado.

Es habitual calificar como “Dinero Negro” un especial tipo de presupuesto mantenido por el Pentágono para programas secretos, cuyo tema no es debatido públicamente.

Mayormente para lamentar, la ley permite a los miembros del Congreso recibir dinero directamente de muchas fuentes diferentes (principalmente importantes compañías) para financiar sus campañas políticas. Esa es la manera en que pueden recaudar millones de dólares. Indudablemente las campañas son costosas: viajes aéreos por todo Estados Unidos, actos aquí y allí, y publicidad por TV, entrevistas, etc.

Pero este sistema de apoyo a los políticos tiene su recompensa para los donantes porque los políticos, una vez que están en su cargo, tratarán de beneficiar a esos donantes.

Este es el caso de Harry Reid, quien es un abogado estadounidense y político que sirvió como Senador de Estados Unidos por Nevada, desde 1987 hasta 2017. Condujo la Conferencia Demócrata del Senado de 2007 a 2017 y fue el Líder de la Mayoría en el Senado de 2007 a 2015.

Él y dos otros Senadores, ambos fallecidos, Ted Stevens (Republicano por Alaska) y Daniel Inouye (Demócrata por Hawai) propusieron y lograron la aprobación de un fondo de 22 millones de dólares para financiar un proyecto dentro del Departamento de Defensa, llamado inicialmente “Programa Avanzado de Identificación de Amenaza a la Aviación” (AATIP por su sigla en inglés –que luego cambió su nombre a “Amenaza Aeroespacial”, expandiendo la potencial amenaza desde los ámbitos aéreo y del espacio.

La iniciativa se inició en el Departamento de Defensa en 2007 y operó de 2008 a 2011. Eso significa que duró sólo 3 años y se cerró hace 8 años.
Harry Reid fue inspirado y alentado por su donante, el multimillonario Robert
Bigelow, que es propietario de la cadena de hoteles Budget Suites of America y es fundador de Bigelow Aerospace que fabrica y desarrolla módulos expandibles para la Estación Espacial.

De un total de 22 millones de dólares aprobados para AATIP, la vasta mayoría terminó en las manos de Bigelow, y una pequeña cantidad fue recibida por el Departamento de Defensa.

Esto, añadido al dinero ahora recolectado por “Hacia las Estrellas – Academia de Artes y Ciencia” en su campaña para “financiar la investigación” y por los canales “History” y “Discovery” con la publicidad obtenida para sus programas, completa la imagen de la explotación económica de este tema.

2 - ¿De qué trató realmente AATIP?

Este programa que se dice tener que ver con “OVNIs”, NO trató sobre “vehículos extraterrestres” sino con las muy posibles avanzadas tecnologías terrestres que podían representar un peligro para Estados Unidos.

Antes de llamarse AATIP fue AAWSAP (Programa Avanzado de Aplicaciones del Sistema de Armas Aeroespaciales).

La Armada les califica de Fenómenos Aéreos No Identificados (FANIs), no OVNIs, a propósito, para evitar la errónea asociación con la idea de “extraterrestres” tan motivada por los canales History y Discovery y muchos videos en YouTube y páginas web.

Es por esto que el programa tuvo que ver con posibles aparatos operando en la atmósfera (aviones de cualquier tipo) o en el espacio exterior (satélites).
La genuina preocupación de la Armada fue bien clarificada por Joseph Gradisher, el portavoz del Sub-Jefe de Operaciones Navales para Información de Guerra: “Nuestros aviadores se entrenan mientras combaten. Entonces cuando están entrenando, si hay una incursión de cualquier tipo de vehículo aéreo, fenómeno, o lo que sea, eso pone la inmunidad de nuestros aviadores en riesgo así como la seguridad de nuestras operaciones de entrenamiento.”

“Cualquier incursión en nuestras áreas de entrenamiento por cualquier avión o fenómenos, identificados o no identificados, es problemática desde una preocupación por la inmunidad y seguridad.” Declaró Gradisher a NBC News.

El programa también tuvo que ver con documentos producidos por científicos, que tratan sobre métodos teóricos y posiblemente prácticos, para viajar al espacio.

Los títulos de esos documentos hablan por sí mismos:

a) “Agujeros de gusano Transversales, Puertas Estelares y Energía Negativa” 

b) “Fuerzas de Marea (Warp Drive), Energía Oscura y Manipulación de Extra Dimensiones”

c) “Propulsión Espacial Avanzada Basada en Ingeniería del Vacío (Métrica Espacio-temporal)”

3 - ¿Quién es Luis Elizondo?

Digámoslo claro y de una vez por todas: el Sr. Elizondo nunca trabajó –y menos dirigió— el programa AATIP.

Como un portavoz del Pentágono le declaró al periodista Keith Kloor: “El Sr. Elizondo no tuvo responsabilidades respecto del programa AATIP mientras trabajó en la OUSDI (la Oficina del Subsecretario de Defensa para Inteligencia), hasta el momento en que efectivamente renunció en Octubre 4 de 2017.”

John Greenewald escribe en su página web “The Black Vault” que “comunicados directamente a The Black Vault bajo la Ley de Libertad de Información procedentes del Departamento de Defensa, demuestran que Elizondo presentó los trámites oficiales y se comunicó directamente con la Oficina de Defensa de Prepublicacion y Revisión de Seguridad  (DOPSR), la agencia que administra todas las revisiones de información relacionadas con la seguridad del Departamento de Defensa.”

El Sr. Elizondo se unió a la así llamada “A las Estrellas – Academia de Artes y Ciencia”  y desde entonces lidera un programa transmitido por el Canal de Historia (History Channel) titulado “No identificados: Dentro de la Investigación OVNI de Estados Unidos” en el cual ha mostrado repetidamente tres videos tomados por personal de la Armada.

El problema es que él fue autorizado a tener el material pero no a darlo a conocer a los medios.

En un artículo de Febrero 17 de 2018, la autora perteneciente a la revista WIRED Sarah Scoles escribió: “Una aprobación de la Oficina de Defensa de Prepublicacion y Revisión de Seguridad (DOPSR) no equivale a una aprobación para difusión pública” dice Harris. Para dar a conocer los videos de AATIP de acuerdo a las normas, alguien debería haber coordinado con el Secretario de Defensa para Asuntos Públicos. De modo que los videos de Hacia las Estrellas no tienen más peso que los mismos videos publicados por el Times.” [se refiere al New York Times].

La declaración pertenece a Audicia Harris, entonces vocera del Pentágono.

Resumiendo, cuando el Sr. Elizondo dejó el Pentágono tenía consigo los tres super-publicados videos, y encontró empleo en “Hacia las Estrellas-Academia de Artes y Ciencia”, esa invención para hacer dinero comenzada por la ex – estrella de rock Tom DeLonge, que detuvo su actividad como músico con el grupo Blink-182.

Me agradaría decir personalmente un par de cosas:

a) es absolutamente fuera de lugar que una estrella del rock llegue a estar al frente de una institución (la así llamada “A las Estrellas – Academia de Artes y
Ciencia”) dedicada a una investigación, estudio y difusión serios de información  acerca de los Fenómenos Aéreos Inusuales. Esto es una clara demostración de cuán bajo ha caído el movimiento platillista si lo comparamos con el tiempo en el cual APRO y NICAP eran líderes en esa área.

Ayer vi un documental hecho por MUFON acerca de lo que ellos llaman “sitios calientes” para los OVNIs (significando actividad extraterrestre) en Estados Unidos. Lugares donde hay una concentración de denuncias de OVNI. Francamente fue deplorable. 

La gente del MUFON actual carece de un enfoque basado en la ciencia e ignora cosas que deberían saber.  Esencialmente, no es que lo que ellos llaman “OVNIs” aparezcan sobre las áreas donde hay fallas geológicas. Es justamente al revés. Esos “OVNIs” son formaciones de plasma que precisamente ocurren ¡debido a las fallas geológicas!

b) El Sr.Luis Elizondo no trabajó en el programa AATIP pero fue un empleado del Departamento de Defensa que tuvo –probablemente—cierto nivel de acceso a información y por tanto, a alguna información secreta.

Si él pudo obtener y mantener los videos posteriormente mostrados en tantos lugares como fuese posible, y no hubo represalias contra él, me parece que las autoridades le han permitido hacer lo que está haciendo.

4 – Esos viejos videos

El primer video del objeto no identificado fue obtenido el 14 de noviembre de 2004, tomado por una cámara de arma de un F-18. El segundo video fue obtenida el 21 de Enero de 2015, y muestra otro vehículo aéreo cuya extrañeza comentaron los pilotos. El tercer video también fue obtenido el 21 de Enero de 2015, pero no está claro si este tercer video fue sobre el mismo objeto o uno diferente.

Presumiblemente, el segundo y tercer video fueron tomados por la misma persona.

Hay una discusión sobre el primer video, ese de hace 15 años.

Nuestro colega mexicano, el Ing. Luis Ruiz Noguez, en su página web “Marcianitos Verdes”, bajo el título “El Fiasco de los OVNIs del Pentágono” escribió el 19 de Diciembre de 2017:

“El video fue realmente hecho por ‘un grupo de estudiantes de cine alemanes especializados en la creación de filmes de ciencia ficción con muchos efectos especiales (Vision Unlimited)’ como lo destacó el historiador de OVNIs Isaac Koi el pasado Octubre de este año (1917).”

La “Black Vault” informa que el Sr. Philip Schneider, administrador de “Vision Unlimited” declaró: “Nosotros no sabemos de dónde vino ese archivo y sólo podemos decir que no ha estado en el servidor por mucho tiempo desde entonces,” dijo Schneider. “Debido a que el caso es tan extraño, también quisimos investigar. Pero pronto demostró no ser fructífero porque el archivo estaba en un viejo servidor y toda la información (Registros, etc.) ya no está disponible. También hablé con ex empleados que tuvieron acceso al servidor, pero nadie me pudo decir nada acerca de eso.”

El Sr. George Gradisher declaró a The Black Vault “…en consulta con personal encargado de hacer cumplir la ley, [la Armada] decidió no proseguir con el tema. Dado el tiempo transcurrido desde la grabación (aproximadamente 5 años) la amplia distribución del registro dentro del navío, y el tamaño de la tripulación en ese momento (aproximadamente 5.000) se determinó que no había forma de establecer con precisión quién podría haber dado a conocer el video.”

El Sr. John Greenewald de “The Black Vault” añade: Aunque no se emprendió ninguna acción sobre la original filtración de 2007, la Armada y el Pentágono, ambos emitieron declaraciones a The Black Vault asegurando que no sólo el
“FLIR1” sino que también otros videos vinculados como “Gimbal” y “GoFast” no fueron autorizados para que se dieran a conocer al público. Esto significa que la totalidad de los tres videos que la Armada reconoce oficialmente que muestran UAPs, son todos considerados filtraciones y no publicaciones oficiales. Cuando se le preguntó específicamente de las filtraciones de 2017 y 2018 de los videos “Gimbal” y “GoFast”, Gradisher declaró “Con respecto a los otros dos videos mencionados, la Armada no posee información acerca de cómo fueron liberados a la circulación en general.”

5 – El encubrimiento

Me pregunto por qué videos grabados hace 15 y 4 años están haciendo semejante ruido. 

Pero no se trata de los videos en sí que no son extraordinarios por lo que muestran.

La cuestión principal es el reconocimiento oficial de esos videos por la Armada de Estados Unidos y que el Pentágono ha tenido un programa llamado AATIP, erróneamente asociado por la prensa como teniendo que ver con OVNIs (en el sentido de naves extraterrestres), una asociación que el Sr.Elizondo está encargado de hacer a través de su programa “No Identificados: Dentro de la Investigación OVNI de Estados Unidos” en el History Channel.

Hay otra persona, el Sr. Nick Karnaze, un ex Oficial de Inteligencia del Comando de Operaciones Especiales de la Infantería de Marina (MARSOC) que lleva adelante un progama llamado “Contact” en el Discovery Channel, que también aborda el tema y ha usado esos videos, como el resto de los medios de comunicación.

Pero esto está confinado a Estados Unidos y esos Canales.

Otros medios de televisión se refirieron al tema cuando “The New York Times” y “The Washingon Post” publicaron inicialmente fotos de los videos en sus páginas, pero no continuaron abordando este tema porque hay una tormenta política en torno al Presidente Donald Trump y al pre-candidato presidencial Demócrata Joe Biden, que concentra toda la atención.

Una vez más –como ha sucedido a lo largo de toda la historia del tema OVNI—todo comienza en Estados Unidos y ocurre en Estados Unidos, y la pregunta pertinente es ¿por qué?

Déjenme compartir que estoy más que sorprendido por la ignorancia de los pilotos de la Armada acerca de lo que su nación está haciendo sobre vuelo hipersónico.

Ellos declararon que la velocidad de lo que vieron era hipersónica.

Bueno, aparentemente no están informados de que la Lockheed-Martin recibió
un contrato multimillonario para el desarrollo de un planeador hipersónico. Y que la compañía Raytheon recibió un contrato de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa de EE. UU.(DARPA) para desarrollar aún más el programa de armas hipersónicas del planeador táctico.

Lo más significativo es que los pilotos de la Armada informaron a sus superiores que los objetos no tenían un motor visible o trazos de escape, pero que podían alcanzar una altura de 9 mil metros y velocidades hipersónicas.

Y esas son precisamente las características esperadas en un planeador hipersónico.

El planeador es impulsado por un cohete hipersónico hasta que se separa del cohete y sube y baja a terrible velocidad sin ningun motor.

Obviamente tienen que ser probados cada día porque están en la fase experimental.

“Los extraños objetos, uno de ellos como un trompo girando moviéndose contra el viento, apareció casi diariamente desde el verano de 2014 a Marzo de 2015.” declaró el Teniente Ryan Graves.

Es justo decir que si esas cosas eran intrusos, Estados Unidos tuvo tiempo de sobra para conocer qué eran y quién los enviaba allí.

Entonces viene la pregunta lógica:¿por qué todo este ruido sobre esos viejos videos?, ¿por qué la existencia de dos programas emitidos en serie en el History Channel y el Discovery Channel provocando la atención de personas inclinadas a pensar en “extraterrestres”? Justo y simplemente:  para encubrir los experimentos con planeadores hipersónicos.

No resisto en compartir con ustedes lo que Shelly Fagan publicó el 19 de Junio de 2019 en la página web TheStartup. Ella dice:

“Con la propuesta de una Fuerza Espacial, parece que ahora sería el momento conveniente para fabricar una amenaza de fuera de nuestro sistema solar. Los cálculos para la financiación del programa de un “un solo digito” de mil millones de dólares ha sido desde entonces actualizado a 13 mil millones de dólares.

Se puede suponer que ahora hay cierta ventaja en hacer que el público crea que esos objetos existen. Más importante, los militares insinúan que los OVNIs pueden ser cierta amenaza potencial desconocida para la seguridad nacional, a pesar de informes en contrario.

 No ayuda que el grupo vinculado a estas revelaciones sea de ex empleados del gobierno vinculados a Bigelow y AATIP.” [los subrayados son míos].

Milton W. Hourcade
Iowa City, 1º. de Octubre de 2019.

0 comments: