EL NUEVO GRUPO DE TRABAJO DEL PENTÁGONO – los expertos evalúan

Bajo el título “¿Qué significa el nuevo grupo de trabajo del Pentágono? Los expertos evalúan” el columnista Leonard David de la publicación SPACE.com redactó una importante pieza el 18 de agosto pasado.

Luego de la introducción al tema, respondieron los expertos, lo que constituye la parte sustancial de su labor que ahora tenemos el gusto de compartir con nuestros miembros del UAPSG-GEFAI y seguidores de nuestra página web.

David explica a manera de preámbulo que “el Departamento de Defensa de EE.UU. (DoD) anunció la creación de un grupo de trabajo para analizar y comprender “la naturaleza y orígenes” de los UAPs. El Departamento de la Armada, bajo el conocimiento de la Oficina del Subsecretario de Defensa para Inteligencia y Seguridad, liderará el Grupo de Trabajo sobre Fenómenos Aéreos No Identificados. [en inglés UAPTF por Unidentified Aerial Phenomena Task Force].

La misión de la UAPTF “es detectar, analizar y catalogar los UAPs que puedan potencialmente plantear una amenaza a la seguridad nacional de los Estados Unidos” dijeron funcionarios del DoD en una declaración dada a conocer el viernes 14 de agosto, señala David, quien auscultó la opinión de personas dedicadas a considerar el tema UAP.

Cautelosamente optimista

“La formación del grupo de trabajo sobre OVNIs es otro bienvenido acontecimiento en el recientemente renovado interés y atención a esas denuncias por agencias gubernamentales y actores políticos”, dijo Mark Rodeghier, presidente y director científico del J. Allen Hynek Center for UFO Studies en Chicago.

Sin mayores detalles, es imposible juzgar cuán bien ubicado estará el grupo de trabajo para investigar seriamente las denuncias, añadió Rodeghier, “pero permanezco cautelosamente optimista por ahora”.

Rodeghier dijo que comprende la necesidad  se de que haya secreto –comenta David. Sin embargo “esperaría que se libere al público tanta información como sea posible de modo que todos podamos estar al tanto sobre este tema potencialmente devastador del mundo.”

Razones para que el DoD se preocupe

“No tengo dudas que los servicios de inteligencia militar en todo el mundo siempre han estado interesados en las “denuncias de OVNI” –sea que haya o no un fenómeno “explicable” detrás de algunas de ellas.”

Ese es el punto de vista de Jim Oberg, un destacado periodista en temas espaciales, historiador y desacreditador de un montón de observaciones de OVNI. Él admite ser un “loco por el espacio de toda su vida” y un científico profesional de cohetes cuya carrera incluye más de 20 años en el Centro Espacial Johnson de la NASA, en Houston.

Hay muchas razones no-extraterrestres por las cuales el Departamento de Defensa está interesado en las denuncias de OVNI, dijo Oberg.

·       Primero, para identificar y mejorar “extrañezas” instrumentales en nueva tecnología de sensores, para estar seguros de que accidentalmente no malinterpretamos o pasamos por alto futuras lecturas.

·       Segundo, para determinar cómo “extrañezas” de detección pueden estar deliberadamente inducidas por hackers y verdaderos enemigos, y qué podemos hacer por frustrar tales esfuerzos.

·       Tercero, para deliberadamente inducir blancos anómalos en el alcance de nuestra nueva tecnología de detección y rastreo, como forma de ponerla a prueba.

·       Cuarto, para probar los sistemas de detección del enemigo con deliberados golpes para identificar debilidades explotables.

·       Quinto, para evaluar cuáles denuncias de dentro o cerca de naciones adversarias son indicadoras de sus pruebas y operaciones militares secretas que necesitamos conocer.

·       Sexto, para determinar cuáles detecciones (en el país o en el exterior) accidentalmente revelan operaciones altamente secretas nuestras que pueden ser reveladas a naciones enemigas que también están buscando tales indicaciones, de modo de mejorar nuestro encubrimiento, falsa orientación y capacidad furtiva.

·       Séptimo, en la medida en que denuncias de observaciones de OVNIs procedentes de naciones adversarias sean indicadores de claves observables de capacidades militares filtradas, no hacer nada que provoque que esos regímenes corten la cobertura de sus propios medios de noticias sobre “pseudo-OVNIs”. Nunca anunciar cómo tales noticias inocentes (para ellos) se pueden explotar. 

·       Octavo, en cuanto  que nuestras propias denuncias de OVNI puedan ser indicadores auténticos de actividades militares secretas, para deliberadamente crear camuflaje y enmascarar denuncias para distraer, confundir y calmar a observadores y analistas extranjeros.

“Observadores perceptivos del escenario OVNI a lo largo de los últimos dos tercios de un siglo han notado semejante característica de la evolución de las denuncias” dijo Oberg. “Su naturaleza ha estado cambiando, manteniendo un asombroso ritmo con el progreso de las tecnologías de observación y detección humanas.”

Oberg añadió que, año tras año, los "viejos ovnis" se desvanecen justo antes del advenimiento de las nuevas tecnologías que los habrían documentado sin ambigüedades y se ponen en línea, para ser reemplazados por un nuevo sabor de "anomalías" que coinciden precisamente con los límites de visión de las nuevas tecnologías.

No abierto y en curso

“No pienso que este [grupo de trabajo] sea tan significativo como algunas personas están sugiriendo” ,dijo el escritor y escéptico respecto de los OVNIs Robert Sheaffer. “Es simplemente una respuesta a toda la publicidad generada por To The Stars filtrando los tres videos en infrarrojo de la Armada, que el Pentágono luego liberó”.

En el ámbito militar, un grupo de trabajo es algo que se forma para tratar específicamente con una situación o problema, dijo Sheaffer. Se espera que produzca un informe y recomendaciones concernientes a ese tema y se disuelve, una vez que esa tarea está completa.

“De modo que esto no es algo sin fin y vigente como el Proyecto Blue Book. No sugiere un interés en curso del gobierno en objetos no identificados” observó Sehaffer. 

Conducido por la Fuerza Aérea de Estados Unidos –aclara David—el Proyecto Blue Book evaluó la situación de los OVNIs comenzando en 1952 y cerró oficialmente en1970.

Inmiscuyéndose en su caja de juegos

Las áreas de operaciones militares (MOAs – Military Operations Areas) están claramente designadas en mapas de aviación, y generalmente se supone que los aviones civiles las eviten, señaló Sheaffer.

La mayoría de los recientes comentarios del Pentágono acerca de “objetos no identificados” mencionan “incursiones dentro del alcance” añadió Sheaffer—esto es, objetos desconocidos que parecen estar entrando en una de esas MOAs.

“De modo que, parece que los militares están preocupados por objetos no identificados que puedan estar introduciéndose en su caja de juegos. Si los objetos no identificados se presentan en cualquier lugar, a los militares no les importa, dijo Sheaffer.  Los videos “Tic Tac” y “Gimbal” parecen mostrar aviones a reacción distantes probablemente bien fuera del MOA, muy lejos. Los militares están investigando debido a una abundante precaución y una sensibilidad a las críticas.”

Atemperar expectativas

Sarah Scoles es la autora del libro recientemente publicado: “They Are Already Here: UFO Culture and Why We See Saucers” – [“Ellos ya Están Aquí: Cultura OVNI y Por qué Vemos Platillos”] (Pegasus Books, 2020).

“Primeramente, digo que el establecimiento de un grupo de trabajo para investigar y comprender los UAP tiene sentido y puede, si se hace sistemáticamente y científicamente transparente, proveer información útil para interpretar las observaciones de los pilotos”, declaró Scoles a Inside Outer Space.

Y también tiene sentido, dijo, que el Departamento de Defensa  --cuya tarea es, por supuesto, proteger a EE.UU. de amenazas— se haga cargo de esta emprendimiento.

“No obstante, pienso que quienes esperan enormes y exóticas conclusiones del  grupo de trabajo harían bien en atemperar sus expectativas”, dijo Scoles. “Si se mira a lo que el anuncio oficial realmente dice, no es muy extraordinario como puede parecer a primera vista.”

El comunicado de prensa del grupo de trabajo utiliza un lenguaje muy similar para hablar del interés del DoD.

“Muy específicamente establece que el DoD está preocupado por objetos que cruzan los límites que son –al momento en el que observador los ve—no identificados” dijo Scoles. “No dice nada específico acerca de los objetos que permanecen para siempre no identificados y misteriosos. Y ciertamente no dice nada ni implica ninguna cosa acerca de aparatos alienígenas”.

Pero, como todas las cosas OVNI, Scoles concluye. “con un lenguaje vago y en cierta forma evasivo, deja suficiente espacio para que la gente interprete este último acontecimiento de manera muy diversa.”

Traducción especial para el UAPSG-GEFAI por Milton W. Hourcade

0 comments: