DECLARACIÓN DE LA C.S.U. SOBRE INFORME DEL PENTÁGONO

Declaración de la SCU sobre el informe de la ODNI titulado, “Evaluación Preliminar: Fenómenos Aéreos No-Identificados”

De la Coalición Científica para Estudios de Fenómenos Aeroespaciales No-Identificados (SCU)

Para Inmediata publicación; Julio 31 de 2021. 

En Junio 25 de 2021, la Oficina el Director de Inteligencia Nacional liberó un informe titulado “Evaluación Preliminar: Fenómenos Aéreos No-Identificados”. Este informe fue ordenado como parte de la Ley de Autorización de Inteligencia para el Año Fiscal 2021(IAA). La Coalición Científica para Estudios de UAP (SCU) ha leído el informe y dio una vista inicial al mismo el 28 de Junio de 2021. La revisión que sigue es la posición de la SCU luego de un equipo integrado por individuos con antecedentes en seguridad e inteligencia así como otros miembros de la SCU.

Por sobre todo, la SCU está alentada por el tono del informe. Entender que los UAP presentan un problema de seguridad en el vuelo parecería requerir que el Departamento de Defensa (DoD) necesitará llegar a algunas conclusiones y tomar algunas medidas en algún momento. Algunas declaraciones clave del informe incluyen la admisión de que una variedad de sensores está detectando UAP incluyendo sensores electromagnéticos, radar, EO/IR y visual y tecnologías buscadoras de armas.  En tanto es cauto, el informe admite que hay desconocidos y destaca un camino hacia adelante, convocando a que haya “información estandarizada, mayores análisis, y un proceso simplificado para tamizar dichos informes….”  y pide los recursos para hacerlo.

Este llamado a la acción fue inmediatamente tomado por la Dra. Kathleen Hicks, Sub-Secretaria de Defensa, en el memorando fechado el 25 de Junio de 2025. En este memorando, la Dra. Hicks convoca a desarrollar un plan para establecer  procedimientos para la colección y análisis. Esto incluye nueva organización, personal y recursos necesarios para hacer la tarea, y lo que es importante, que sea desarrollada en coordinación con todos los militares, Junta de Comandantes, Comandantes de Combatientes, el Director de Inteligencia Nacional y “relevantes interagencias asociadas”. Este es un memorando de gran amplitud, y lo estaremos siguiendo en los próximos meses para ver cómo se desarrolla esta política.

El informe fue cauto en su interpretación de los sucesos, señalando que algunas observaciones podrían ser el resultado de “errores de los sensores, burlas, o error de percepción por los observadores”, y necesitarían análisis adicional, de ahí el llamado por recursos de guía para una nueva agencia a fin de coleccionar casos y analizar. Una curiosa declaración de alistamiento de equipo también fue incluida, admitiendo que varios sensores que pueden registrar UAP “generalmente operan correctamente”.  Siempre hay técnicos trabajando en ellos, calibrando y llevando a cabo un mantenimiento preventivo de todo el equipo a bordo de buques para asegurarse de que siempre esté operando de acuerdo a estándares. El mal funcionamiento de equipos sería posiblemente la última causa para una identificación equivocada.

La IAA inicialmente requirió un análisis detallado a ser incluido en este informe. Lamentablemente, no se incluyó información o análisis. Si está incluido en el anexo secreto a este informe entonces el público no podrá ver esa información. La totalidad del proceso está también limitada a incursiones del Departamento de Defensa, UAP que han sido vistos sobre instalaciones del DOD y en zonas de ejercicio y entrenamiento del DoD.

En 144 casos, 80 fueron registrados por múltiples sensores. Esto es muy significativo y difícil de ignorar. Múltiples testigos y casos radar visuales han sido la columna vertebral de casos históricos.  Teniendo información de múltiples sensores, especialmente de diseños modernos de sensores, por ejemplo el encuentro de los pilotos de los USS Nimitz / USS Princeton  teniendo ATFLIR, múltiples radares, conjuntamente con confirmación visual, es exactamente lo que necesitamos para obtener buena información y elaborar detalladas conclusiones acerca de la naturaleza de estos fenómenos. Esta información necesita estar en manos de los científicos, no solamente de analistas militares. En tanto  el informe carece de detalles específicos del análisis de fenómenos no identificados coleccionados por varios métodos, señala que 18 de 144 denuncias “parecen demostrar tecnología avanzada”, pero, nuevamente, no hay información específica sobre estos casos.

El informe indicó que los UAP muestran cierto grado de “manejo distintivo”. Hubo una indicación de que el piloto del F/A-18 que grabó el video del Tic Tac había experimentado ciertos efectos de interferencia  mientras trataba de captar esta cosa. Si se tratara de un adversario de Estados Unidos, esto tendría sentido. Nuevamente, no tenemos  especificidades y se nos deja con poca información.

El parágrafo de información titulado “Desafíos de la colección de UAP” señala un par de desafíos clave. Uno es el ridículo asociado con reportar estos sucesos. El Comte. Fravor y el Tte.Comte. Slaight hablaron sobre esto cuando tuvieron su encuentro en 2004. Ahora, quizás con este informe y la participación del Congreso este estigma decrecerá, y denunciar llegará a ser la norma. El segundo inconveniente clave es que los sensores que están siendo usados en el equipo militar están diseñados para propósitos específicos.  Se necesitará desarrollar nuevos sensores para centrarse en los UAP que exhiban aceleraciones anormales a medida que se recoja más información. Un ejemplo de esto son los nuevos sistemas de radar ahora en los F-18 SuperHornets. Son capaces de detectar  tamaños más pequeños, pueden neutralizar  ecos no deseados más efectivamente, y pueden ser conducidos cerca de la velocidad de la luz de acuerdo a Raytheon. Con esperanza, estos nuevos diseños formarán parte de la planificación implementada cuando la nueva agencia se organice, y se le adjudiquen recursos.

Hasta ahora, este proceso ha sido conducido por la Armada con poco a ninguna participación pública por la Fuerza Aérea o la NORAD. Hay información de que la Fuerza Aérea ha estado implementando estándares de denuncia propios, también incluidos en este informe, lo que indica que su personal también está experimentando sucesos UAP. Sería útil ver también algo de la información básica disponible, de todas las fuentes militares.

Otra vía para la investigación y recolección de casos es la enorme cantidad de casos históricos que han sido coleccionados y analizados por investigadores serios que han estudiando estos fenómenos por décadas. Sería de gran valor para la agencia responsable que sea informada y educada acerca de la historia del fenómeno. La SCU puede ser el instrumento que provea esta información y también tiene un significativo número de miembros científicos listos para ayudar.

En resumen, el informe es un paso en la correcta dirección.  En tanto la IAA pide análisis de datos en su informe, últimamente no fue incluido en el reporte preliminar. No obstante, tenemos la esperanza que esa información pueda llegar como resultado de la organización  y recolección de análisis que la agencia es convocada a hacer por la Sub-Secretaria de Defensa. La SCU está preparada para prestar sus recursos científicos y daría la bienvenida a un llamado para ayudar a las agencias gubernamentales implicadas.

*******************

Acerca de esta “Declaración sobre el informe de la ODIN titulado “Evaluación Preliminar: Fenómenos Aéreos No-Identificados”

Deseamos agradecer a Robert Powell, Miembro Ejecutivo del Directorio de la Coalición Científica para Estudios de los UAP, por enviarnos este documento.

Hemos leído cuidadosamente el documento elaborado por esta Coalición y aquí están nuestros comentarios:

1) Aunque el título de la declaración dice que es “respecto del informe de la ODIN”, esencialmente omite muchos conceptos importantes del informe, pero se refiere a declaraciones de pilotos, y a un instrumento creado por la compañía Raytheon, todo lo cual no pertenece al informe de la ODIN.

2) El documento enfatiza de muchas maneras el uso de sensores en la aparente detección de UAP. Pero el énfasis no está justificado en manera alguna porque el informe ODIN específicamente indica que: “Los sensores montados en plataformas militares de EE.UU. están típicamente diseñados para cumplir misiones específicas. Como resultado, esos sensores no son generalmente adecuados para identificar UAP”. Y también que “algunos UAP pueden ser atribuidos a anomalías en los sensores.”

3) Increíblemente, la declaración de la SCU no hace referencia alguna a conceptos muy importantes desarrollados por la UAPTF:

          A) “Algunas observaciones de UAP se pueden atribuir a desarrollos de programas secretos por entidades de EE.UU.”

          B) “Algunos UAP pueden ser tecnologías desplegadas por China, Rusia, otra nación, o una entidad no-gubernamental.”

4) La declaración de la SCU trata de que viejos “casos” investigados –no todos ellos adecuadamente o aplicando criterios científicos— sean incluidos en la consideración de la UAPTF. Pero hay dos factores inevitables a tener en mente: A) lo que importa ahora es lo que está sucediendo actualmente, no cosas del pasado, B) la UAPTF hace un sumario de lo que ha encontrado en su investigación y eso puede ser perfectamente atribuido a cosas bien conocidas en el pasado: Entrevero Aéreo: “incluye pájaros, globos, vehículos recreacionales no tripulados UAV [eg. drones – MWH], restos de cosas en el aire como bolsas plásticas que confunden una situación y afectan la capacidad de un operador para identificar verdaderos blancos, tales como aviones enemigos” Fenómenos Atmosféricos  Naturales. “incluye cristales de hielo, humedad, y fluctuaciones térmicas que se pueden registrar en algunos sistemas infrarrojos y de radar” Programas de Desarrollo del Gobierno de EE.UU o la Industria: “Algunas observaciones de UAP se pueden atribuir a desarrollos de programas secretos por entidades de EE.UU.”

Por lo tanto, incluir voluminosos archivos de viejos casos como parte de la tarea a ser desarrollada por la UAPTF sólo interferiría con el mandato imperativo de tratar con acontecimientos que están ocurriendo ahora. En ese sentido, la UAPTF se refiere adecuadamente a: Sistemas de Adversarios Extranjeros: “Algunos UAP pueden ser  tecnologías desarrolladas por China, Rusia, otra nación, o una entidad no gubernamental”.

Todos estos criterios muy importantes están totalmente omitidos por la SCU en su documento.

5) Finalmente, la SCU está confundida en relación con la carta que la Sub-Secretaria de Defensa Dra. Kathleen Hicks envió al Principal Liderazgo del  Pentágono, Comandantes de Comandos Combatientes, Agencia de Defensa y Director de Actividad de Campo del DoD. La Dra. Hicks propone la coordinación de actividades entre todas las Fuerzas Armadas.

Ella no está creando una nueva agencia que trate con los UAP; por el contrario, ella finaliza su Memorando diciendo: “Todos los miembros del Departamento utilizarán esos procesos para asegurar que la UAPTF; o la actividad que le continúe, tenga informes sobre observaciones de UAP dentro de las dos semanas que hayan ocurrido.”

De paso, este último párrafo enfatiza la relevancia de actuales sucesos relacionados con los UAP, no viejos, y el trabajo pertinente de la UAPTF.

El 4 de Agosto de 2021, el Senado y la Cámara de Representantes aprobaron la Ley de Autorización de Inteligencia para el Año Fiscal 2022 (LAI) la cual incluye clausulas que significativamente respaldan a la UAPTF.

6) Estamos totalmente de acuerdo con la SCU de que la información recogida sobre UAP “necesita estar en manos de científicos y no simplemente de analistas militares”. También debe implicar el trabajo de muchos técnicos.

7) La SCU finaliza su documento diciendo: “La SCU está preparada para prestar sus recursos científicos y daría la bienvenida  a un llamado a asistir a las agencias de gobierno implicadas.” Esta actitud es muy encomiable.

Pensamos que quienes estamos dedicados a la investigación y estudio de los UAP aplicando el  método científico, debemos estar listos para ayudar en caso de cualquier consulta que proceda de la UAPTF, sin ningún interés o aspiración de lucro por nuestra parte.

Milton W. Hourcade

Iowa, Agosto 26, 2021

 

 

0 comments: