EL CONGRESO LE DICE AL PENTÁGONO Y A LA COMUNIDAD DE INTELIGENCIA: ¡LOS OVNI SON UN TEMA SERIO!

 


Lo que sigue es un extracto de los principales conceptos vertidos por el periodista DOUGLAS DEAN JOHNSON, en un artículo del 7 de Diciembre de 2021 publicado en su blog “Mirador”.

-----------

“Las claúsulas relacionadas con los UAP están incluidas en la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) ahora adelantada bajo el proyecto de ley designado como S.1605.

Johnson preveía que para este martes 14, posiblemente fuese aprobada dicha ley.

Y en su discurrir sobre lo que fue aconteciendo en el Congreso Federal, hay una información muy importante, que por eso la subrayamos.

No hay lugar para civiles

Una cláusula que habría creado un comité asesor sobre UAP constituido mayormente por civiles, fue abandonada durante las negociaciones.”

La Senadora Demócrata por Nueva York, Kirsten Gillibrand ha sido una de las principales promotoras de esta ley, y al respecto Johnson señala:

“El esfuerzo de Gillibrand para determinar cómo se llamaría la oficina del Pentágono –la más reciente versión de la enmienda (SA 4810) había propuesto Anomaly Surveillance, Tracking and Resolution Office (ASTRO) [Oficina de Vigilancia de Anomalía, Rastreo y Resolución] no fue aprobada, dejando la nomenclatura en las manos del Secretario de Defensa y sus subordinados.”

“El Congreso jamás puso en funcionamiento ningún estatuto que se relacionara explícitamente con OVNIs o Fenómenos Aéreos No-Identificados”

Los civiles sólo tienen lugar si en función de su pericia y experiencia, así como su nivel de educación y el hecho de ser científicos o técnicos, son llamados por la autoridad militar a participar en la actividad.

Lo que fué AATIP

“Algunas investigaciones relacionadas con los UAP se continuaron bajo la denominación de Advanced Aerospace Threat Identification Program [Programa Avanzado de Identificación de Amenaza Aeroespacial ] (AATIP), pero esta parece haber sido una modesta iniciativa perseguida por un pequeño grupo bajo la autoridad del Sub-Secretario de Defensa e Inteligencia, no dependiente de ninguna referencia a una legislación.”

Otro Demócrata que ha participado en las deliberaciones en el Congreso Federal, ha sido el Representante por el 7mo. Distrito de Arizona, Rubén Gallego, quien en declaraciones a la publicación POLÍTICO, le dijo al periodista Bryan Bender: “Hubo una carencia total de enfoque a través del aparato de seguridad nacional para verdaderamente saber qué está sucediendo aquí [respecto de los UAP]. Pienso que ha habido una especie de pasatiempo parcial de buscadores de cosas curiosas que están en el Departamento de Defensa, pero no hubo ninguna iniciativa profesional en todo el emprendimiento de defensa….por lo cual podemos ahora tomar ciertas deliberadas e informadas decisiones.”

Un proyecto de ley muy especial

“A la promulgación [de la Ley], el Congreso establecerá claramente explícitos mandatos legales, y establecerá responsabilidad por llevarlos a cabo, sobre los hombros del Secretario de Defensa, compartidos hasta cierta medida con otro funcionarios a nivel de gabinete, la Directora Nacional de Inteligencia (DNI).”

Este proyecto de ley plantea requisitos para que el Secretario de Defensa y la Directora de Nacional de Inteligencia designen “organizaciones en línea” –mayormente militares o componentes de la Comunidad de Inteligencia—para conducir aspectos operacionales de las investigaciones sobre UAP.  Requiere que esas organizaciones tengan la capacidad de “responder rápidamente y llevar a cabo investigaciones de campo sobre” incidentes UAP, asimismo establece que las organizaciones en línea tenga acceso a “personal adecuado con necesaria pericia, equipo, transporte y otros recursos necesarios para responder rápidamente a incidentes o patrones de observaciones” de UAP.

Una parte del proyecto de ley se aparta estrictamente de la investigación UAP para internarse en un campo teórico que –desde nuestro punto de vista es una distracción de tiempo, recursos y concentración en el tema UAP en sí. Se pretende que se lleve adelante  “un plan científico para desarrollar y poner a prueba, en cuanto sea practicable, teorías científicas que den respuesta a las características y desempeño de los fenómenos aéreos no identificados que exceden el actual conocimiento en ciencia o tecnología, incluyendo áreas de propulsión, control aerodinámico, características propias, estructuras, materiales, sensores, contramedidas, armas, electrónica y generación de energía” y tratar de “replicar cualquiera de esas características avanzadas y rendimiento; y proveer el fundamento para potenciales futuras inversiones para replicar cualquier característica y tecnología avanzadas.”

El proyecto de ley indica que por lo menos dos veces al año “el Presidente y Vice-Presidente o miembro del Comité de Servicios Armados y del Comité Selecto sobre Inteligencia del Senado y el Comité de Servicios Armados y el Permanente Comité Selecto de Inteligencia de la Cámara de Representantes recibirán una enumeración de cualquier instancia en la cual información relacionada con fenómenos aéreos no identificados haya sido negada a la Oficina por restricciones de clasificación sobre los datos o cualquier otra razón.”

El proyecto de ley explícitamente autoriza a “a asignar tales sumas de dinero como sean necesarias para llevar adelante el trabajo de la oficina de UAP….incluyendo en relación a (1) colección de inteligencia en general y análisis de inteligencia; y (2) defensa estratégica, defensa espacial, defensa de aero-espacio controlado, defensa de bienes en tierra, aire, o navales, y propósitos relacionados.”

Informes públicos

Previamente los informes sobre UAP iban sólo a 8 comisiones del Congreso de ambas Cámaras. El texto propuesto de la nueva ley establece que haya informes anuales no clasificados sobre UAP que serán hechos públicos. Las Comisiones recibirán informes clasificados [secretos] más amplios, y seis de las mismas tendrán sesiones secretas por lo menos dos veces al año.

Entre los temas de importancia a ser considerados en los informes estarán: “cualquier esfuerzo que se esté realizando sobre la habilidad para capturar o explotar fenómenos aéreos no identificados descubiertos”, “una evaluación de cualquier efecto sobre la salud de individuos que hayan tenido encuentro con fenómenos aéreos no identificados”, y descripciones de incidentes UAP asociados con armas nucleares, aparatos accionados por energía nuclear, o instalaciones domésticas nucleares.

Camino cerrado para Comité Asesor

Una sección del proyecto de ley que habría creado un comité asesor de 25 miembros, incluyendo 20 elegidos de una lista por las Academias Nacionales, grupos privados con orientación científica (tales como el Proyecto Galileo [dedicado a “extraterrestres” y dirigido por el Prof. Avi Loeb que está en campaña recaudando fondos] y la Coalición Científica para Estudio de los UAP [a la cual le dedicamos un análisis en esta página web, demostrando que poco tiene de científica], y agencias gubernamentales no relacionadas con defensa (incluyendo la NASA), fue desechada por los negociadores de las Cámaras de Representantes y del Senado. 

***********************

En conclusión, de aprobarse este proyecto de Ley, significará un gran paso dado por el Congreso Federal de Estados Unidos, autorizando fondos suficientes para una labor meticulosa y de calidad respecto al registro, análisis y conclusiones a las que se pueda arribar.

Frente a UAP que aparecen repentinamente, realizan “maniobras inverosímiles” y desaparecen como en el aire, nos permitimos señalar que imágenes tridimensionales generadas con láser y proyectadas, pueden satisfacer todas esas características.

Christopher Mellon –quien sirvió como Sub-Secretario Adjunto de Defensa para Inteligencia durante las presidencias de Bill Clinton y George W. Bush, dice en uno de los tantos documentales que están saliendo estos días en Internet, impulsando la agenda extraterrestre: “los UAP muestran una tecnología que nosotros no tenemos” de modo que existe la “posibilidad de que provengan del Espacio”.

Esta conclusión es más que curiosa, porque no hay que ir tan lejos en la historia para encontrar que los alemanes –durante el régimen nazi—desarrollaron varias tecnologías que no tenía nadie más, y muy especialmente a nivel aero-espacial. Y frente a esos desarrollos tecnológicos sorprendentes en su momento, parecería ridículo pensar que se trataría de extraterrestres pues se trata de tecnologías “que nosotros no tenemos”.

Milton W. Hourcade

 

 

0 comments: