SIGUEN LLEGANDO REACCIONES ANTE EL INCIDENTE EN VORONEZH













El Grupo de Estudio de Fenómenos Aéreos Inusuales (G.E.F.A.I.) se creó justamente para esto: para el intercambio respetuoso e inteligente de ideas, aportes, interrogantes, sugerencias, por parte de los investigadores y estudiosos del tema de los F.A.I.

Y este blog es el escenario y el lugar abierto a tal intercambio.

El incidente ocurrido en Voronezh, (en la entonces Unión Soviética) el 27 de Octubre de 1989, que ha permanecido sin una explicación válida, concluyente y que abarque todos los detalles del mismo, ha servido sin duda de acicate para que sigan llegando valiosos aportes a tener en cuenta.

Aquí, los últimos que han llegado, con participación de México, España, Argentina, Uruguay y Chile.


Desde México, Leopoldo Zambrano Enríquez, miembro del G.E.F.A.I., a quien le reconocemos una gran capacidad analítica, nos escribió dos aportes:


Hola Milton:



Caso interesante que para desgracia de la ufología informada tiene en su haber un símbolo del alfabeto cirílico que recuerda al malogrado y fraudulento caso de UMMO, eso hace que se generen dudas sobre si se se trata en realidad de la letra de su alfabeto o una copia aumentada del caso español.

Como ufólogos sabemos que los casos se diseminan y contagian a otros, generando nuevos casos que tal vez no sucedieron tal y como los refieren los testigos, por grande que sea su número; o que incluso no sucedieron.

Sin embargo ese símbolo, utilizado en la cultura rusa, le da el beneficio de la duda por más que lo queramos ver como un caso consecuente al de España.






Saludos.



Leopoldo.

 --------------------


De hecho, si lo consideramos como tapadera y nos vamos estrictamente a los hechos, no a las descripciones, podríamos estar hablando de un accidente nuclear, y que este se encuentre disfrazado deliberadamente o a causa de la imaginación de los niños. Eso explica la radiación y hasta los supuestos seres. Lo demás puede ser parte de la imaginación.



Saludos.

Leopoldo


Desde Valencia, España, el distinguido estudioso y gran amigo Vicente-Juan Ballester Olmos, miembro del G.E.F.A.I., nos dice:


Estimado Milton, te mando una referencia sobre el caso ruso, siento no tener el libro a mano.

Saludos,

V-J  

Gianni Favero, “L'atterrissage de Voronej et la vague soviétique de 1989,” in Thierry Pinvidic (ed.), OVNI. Vers une Anthropologie d'un Mythe Contemporain, Heimdal, Bayeaux, 1993, pages 167-177.

Desde Argentina, vuelve a escribirnos Carlos Demaría, quien señala que hay varios videos referidos al incidente.  Los vimos y elegimos el que nos pareció mejor.


Sr.Milton



En su blog Ud. citó un video de este caso. Pero, al revisarlo me encuentro que son 3 videos y le envio los correos que figuran en Youtube. Ud  citó otro distinto, a estos.











Y con respecto al artículo de Francis Shifflett, no encontré nada. Solamente la familia Shifflett. y otros con el mismo nombre.



Saludos, seguiré buscando.


Carlos Demaría

El investigador y estudioso chileno Patricio Abusleme Hoffman, autor del ya famoso libro "La noche de los centinelas" nos acerca varias reflexiones y una propuesta de reinvestigación, con la que coincidimos. Aquí su aporte:


Hola, Milton. ¿Cómo estás?

Muchas gracias por enviar ese interesante artículo que tradujiste del
inglés sobre el incidente de Voronezh. Confieso que conozco pocos
detalles sobre el mismo más allá de lo que oí en las noticias cuando
ocurrió el hecho (1989) y pese a tener material donde se cubre el
incidente, como el libro "UFO chronicles from the Soviet Union", de
Jacques Vallée, que no he leído aún.

Tengo que decir que no tengo una explicación para lo ocurrido en
Voronezh y que no conocía ese dato de que, supuestamente, se habría
seguido por radar al objeto de Voronezh a una base en las Islas
Aleutianas, en Alaska.

Tengo la idea de que el incidente ha sido cubierto en algún documental
sobre OVNIs, pero tampoco lo he visto en detalle.

Habiendo hecho esas advertencias, me parece que además de que es
necesaria una "reinvestigación" de lo ocurrido en Voronezh
-entrevistando, en lo posible, a testigos presenciales del incidente-,
hay que analizarlo teniendo en cuenta lo que pasaba en la Unión
Soviética en esa época.

El incidente de Voronezh ocurrió pocos meses antes de la caída del
Muro de Berlín, hecho considerado por muchos como la "caída de la
Cortina de Hierro", a lo que siguió la desintegración de la Unión
Soviética.

El gran rival de Estados Unidos en la Guerra Fría atravesaba momentos
complicados y ya comenzaban a verse señales incipientes de su
desintegración como país. Resulta llamativo que justo en esos
momentos, la agencia TASS publique este informe espectacular sobre un
aterrizaje OVNI con gran número de testigos.

Ante la situación política que se vivía en la Unión Soviética y en la
órbita soviética, cabe preguntarse si no se trató de un ejercicio
realizado por las autoridades para desviar la atención, principalmente
de Occidente, sobre el proceso de desintegración política en curso, o
si se haya tratado de un incidente real, pero perpetrado por las
propias autoridades para desviar la atención sobre el tema político.

Otra alternativa -y sigo especulando- es que haya sido una operación
perpetrada por Estados Unidos para encubrir, quizás, otras incursiones
clandestinas para estudiar más de cerca -¿o acaso alentar o provocar?-
la disolución política de su gran rival.

Algunos detalles del avistamiento, como la pistola de rayos que hace
desaparecer a algunos testigos, la presencia de un "robot" y el
símbolo "ummita", hacen que uno dude inmediatamente. Pero me parece
que la única forma de tratar de despejar algunas dudas sería
reinvestigando los antecedentes que existan del hecho, intentar
indagar con la agencia TASS si no se trató de una operación de
desinformación y contactar y entrevistar a los supuestos testigos.

¿Será posible, por ejemplo, entrevistar a "Yuliya", la muchacha
minusválida que reapareció con su pierna sanada? ¿Existirá, o habrá
existido, realmente esa muchacha?

Por último, me parece importante rescatar casos OVNI "escogidos", como
éste, y tratar de "reinvestigarlos", pues su esclarecimiento podría
ser de gran utilidad a la hora de discernir de qué se trata realmente
aquello que estudiamos los ufólogos.

Los casos que se me vienen a la mente son los "grandes irreductibles",
por llamarlos de algún modo, como el caso de Ruwa, Zimbabue, de 1994,
en que 60 niños de un colegio particular describieron haber visto un
objeto desconocido y a entidades humanoides asociadas; o un caso
similar en Westall, Australia, en 1966; o incluso el "clásico"
aterrizaje de un OVNI en Socorro, Nuevo México, de 1964, visto por el
policía Lonnie Zamora y que desde hace un par de años se ha sugerido
que pudo tratarse de una broma jugada a Zamora por estudiantes del New
Mexico Institute of Mining and Technology.

En ese mismo contexto coloco al caso chileno del encuentro OVNI en
Putre que tuvo como testigos al cabo segundo Armando Valdés y a siete
soldados conscriptos en 1977, que investigué durante 8 años y sobre el
cual publiqué un libro monográfico a fines de 2010.

Aunque muchos consideran actualmente que el caso es "falso" debido a
declaraciones recientes del ex cabo Valdés, a mí me parece que el caso
es completamente real, aunque podría obedecer también a una incursión
de agentes extranjeros (probablemente estadounidenses).

Recibe un cordial abrazo desde Chile,

- Patricio Abusleme




Y desde Uruguay, Eduardo Restuccia, miembro del G.E.F.A.I., nos plantea sus reflexiones y nos da a conocer dos documentos, de los cuales destacamos especialmente el artículo de Gordon Creighton escrito oportunamente en "Flying Saucer Review" sobre el tema de Voronezh.

Hola Milton, cómo estás?



Simplemente un par de comentarios. Me llamó la atención que en esa ciudad además de haber existido una fábrica de aviones (civiles al parecer) también es un lugar donde se construyeron motores para cohetes.



Justamente en referencia al símbolo Ummo, si se quiso construir una cortina de humo para encubrir pruebas de vuelos, propulsores, etc, qué mejor que explícitamente incluir un símbolo asociado a los fenómenos ovni para forzar a crear esa imagen distractiva.



Encontré en la web este material por si no lo has visto o no te lo han hecho llegar. Es el Vol. 34, N°4 del Flying Saucer Review, que contiene información del suceso: http://www.noufors.com/Documents/Books,%20Manuals%20and%20Published%20Papers/Specialty%20UFO%20Publications/Flying%20Saucer%20Review/FSR,1989,V%2034,N%204.pdf



En este otro documento hay referencias a los motores desarrollados en Voronezh: http://www.emacromall.com/nasa/Rockets-and-People-volume-4.pdf



Saludos,

Eduardo


Considero que luego de una atenta lectura de todos estos aportes a la reflexión y la acción, y los documentos y referencias presentados, podemos obtener un provecho enorme si continuamos trabajando en esta línea, y si nos embarcamos en una reinvestigación, o quizás re-estudio de los casos que sugiere Patricio Abusleme, a la vez que quizás podamos hallar un punto coherente de hipótesis explicativa del incidente en Voronezh, tomando en cuenta el aporte de Leopoldo Zambrano Enríquez, de Eduardo Restuccia, y de Patricio Abusleme en relación con la situación política que se vivia entonces en la URSS, y la presencia de fábricas de aviones y cohetes en la propia Voronezh. 

Esto, tal vez ampliado con lo que presentan los videos que sugiere Carlos Demaría, y la lectura (está en inglés) de los textos publicados en la "Flying Saucer Review".

Sigamos en contacto, y si alguien tiene comunicación directa con algún investigador confiable en Rusia, intentemos dar con Yuliya, o con alguno de los niños de entonces, hoy ya hombres en sus 30s o 40s. 

Milton W. Hourcade